Corte elimina prohibición de ‘electrochoque’ a personas discapacitadas

Una corte de apelaciones en Washington permitirá que una institución siga usando el anticuado y cruel tratamiento.

Canva
(NOTICIAS YA).-

Una corte federal de apelaciones en Washington, D.C., revocó la prohibición de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de EE.UU. sobre el uso de dispositivos de descarga eléctrica en personas con discapacidades mentales en una escuela residencial de Massachusetts.

LEE: El maltrato y abuso a adultos mayores cada vez más frecuente

La decisión de los jueces permitirá que el Centro Educativo Judge Rotenberg en Canton, Massachusetts, continúe usando dispositivos de choque en sus residentes jóvenes y adultos.

El centro ha generado controversia en EE.UU. durante el medio siglo que lleva atendiendo a niños y adultos con “discapacidades emocionales y de desarrollo severas”. Y durante muchos años, la FDA luchó para detener el uso de los dispositivos de descarga eléctrica por parte de la institución.

A principios de marzo de 2020, la FDA prohibió el anticuado tratamiento, luego de que una investigación indicó que el riesgo significativo de daño supera cualquier beneficio médico que pudiera brindar. Esta es la tercera prohibición de este tipo en la historia de la FDA.

La prohibición se aplicó a una categoría de "dispositivos de estimulación eléctrica utilizados para comportamientos autolesivos o agresivos", aunque la FDA indicó que el Centro Judge Rotenberg es el único que sigue practicando la cruel terapia. El centro solicitó a un tribunal federal que revisara la prohibición.

La opinión mayoritaria de los jueces (2-1) revocó el martes esa prohibición, indicando que la FDA no puede prohibir el uso de descargas eléctricas en personas con discapacidades intelectuales porque la ley federal restringe que la agencia interfiera con la práctica de la medicina, la cual está regulada por los estados.

LEE: Más de 130 pacientes en San Francisco sufrieron todo tipo de abusos

"Concluimos que la FDA carece de la autoridad legal para prohibir un dispositivo médico para un uso particular", escribieron los jueces de la mayoría.

Activistas a favor de los derechos de los discapacitados, antiguos residentes del centro y el estado de Massachusetts han presionado durante décadas para detener el uso del dispositivo, llamado desacelerador electrónico graduado (GED), o cerrar la escuela por completo.

Tras las demandas, la FDA reunió un panel de expertos para estudiar el GED, realizó audiencias y recibió miles de páginas de testimonios y documentación de la escuela. Después de dos años, la FDA anunció que prohibiría el GED, pero tomó otros cuatro años para finalizar la regla.

Michael Flammia, el abogado del centro, dijo que los líderes de Rotenberg están contentos con la decisión reciente de los jueces, pues permitirá que sus trabajadores sigan aplicando descargas eléctricas a los residentes.

Sin embargo, existe una larga historia de escándalos que muestran el abuso del GED y las razones por las cuales se debería cerrar el centro Rotenberg debido a prácticas inhumanas que dañan a los pacientes más que ayudarlos.

En un caso en 2002, un estudiante fue atado a una tabla de sujeción durante siete horas y recibió 31 descargas eléctricas después de que no se quitó la chaqueta cuando se le dijo que lo hiciera. Cinco años después, otro estudiante fue electrocutado 77 veces en solo una noche, después de que una persona a la que le llamaba bromeando le indicó al personal que lo hiciera.

Muchas de las víctimas de esta cruel terapia son personas autistas que son abusadas sin sentido y sometidas a descargas eléctricas para modificar su comportamiento. Y desafortunadamente, los padres de familia de los residentes son algunos de los partidarios a favor del GED.

LEE: Habla presunta víctima de abuso sexual en centro de detención privado



Corte elimina prohibición de ‘electrochoque’ a personas discapacitadas

Una corte de apelaciones en Washington permitirá que una institución siga usando el anticuado y cruel tratamiento.