Marchan para no ser excluidos de apoyos financieros

Para muchas de las familias de trabajadores indocumentados, un apoyo económico puede ser la pieza clave para mejorar su calidad de vida.

(NOTICIAS YA).- Trabajadores migrantes indocumentados, cuya labor fue catalogada como esencial durante la pandemia, se manifestaron por las calles de la Capital para ser incluidos en los sistemas de distribución de apoyo.

En el 2020 el gobierno municipal de Washington, DC., proporcionó a las familias indocumentadas un subsidio mediante el programa DC Cares. Pero organizaciones hacen hincapié que se necesitan por lo menos $200 millones dólares para poder ayudar a los más de 13 mil trabajadores sin estatus legal y aquellos que no están dentro de una economía formal en el distrito.

"Esa ayuda que se logró únicamente fueron mil dólares por persona, pero no fue suficiente porque no alcanzó ni para un mes de renta. El cual ahora exigimos, pedimos el apoyo de ellos", dijo Margarita Crespo, trabajadora esencial que acudió a la marcha.

Las necesidades de los trabajadores son variadas, desde el pago de alquiler hasta costos médicos. Tal es el caso de Areli Andrade quien es originaria de El Salvador y debido a la pandemia perdió sus dos empleos durante un momento complicado, ya que ella requiere de tratamientos de quimioterapia.

"Era muy difícil, porque yo no me hacía ningún tratamiento, por no dejar el trabajo, porque sabía que tenía que pagar mi renta y mandarle a mis papás a mi país. Cuando decidí vender mascarillas pues todos los días me toca ir a vender a la calle y más con este sol, pues es un poco difícil porque a veces uno vende dos o tres mascarillas en el día", explicó Andrade.

Para otras familias, un apoyo económico puede significar la diferencia entre regresar al trabajo o no.

"Muchas madres no han regresado al trabajo porque los horarios no nos permiten cuidar a los niños y trabajar. Entonces eso es por lo que estamos pidiendo, que se nos ayude a los trabajadores que fuimos excluidos", concluyó Andrea de Paz, miembro de la Alianza de Trabajadores del Hogar, Capítulo DC.

Por su parte la administración de la alcaldesa de Washington, DC., ha propuesto una inversión de $15 millones de dólares designados a estos trabajadores excluidos dentro del presupuesto fiscal, cifra que es considerada demasiado pequeña por los manifestantes.



Marchan para no ser excluidos de apoyos financieros

Para muchas de las familias de trabajadores indocumentados, un apoyo económico puede ser la pieza clave para mejorar su calidad de vida.