Indonesia ahora es el epicentro de COVID en Asia. Y el punto máximo está por llegar

La pandemia de COVID-19 «se está convirtiendo en una pandemia de los no vacunados», advierten.

Hombre en hospital de Tailandia por Covid-19
ACK TAYLOR/AFP via Getty Images

(NOTICIAS YA).-Indonesia ahora es el epicentro de COVID-19 en Asia. Y especialistas dicen que es probable que el punto máximo aún esté por llegar.

La pandemia de COVID-19 "se está convirtiendo en una pandemia de los no vacunados", dice la directora de los CDC Indonesia se convierte en el nuevo epicentro del virus en Asia, superando a India.

La última vez que Aris Suharyanto vio a su esposa fue a través de la ventana del hospital.

No pudo conocer a su bebé recién nacido.

Cuando la esposa de Suharyanto, Rina Ismawati, embarazada, y dos de sus tres hijos enfermaron el mes pasado, él pensó inicialmente que se trataba de un resfriado común. Pero ante el aumento de los casos de COVID-19 en Indonesia, los llevó a hacerse la prueba.

Toda la familia dio positivo en la prueba de COVID-19, incluido Suharyanto. Ismawati, de 43 años, fue ingresada en el hospital, donde permaneció en cama, enviando de vez en cuando mensajes a Suharyanto por WhatsApp. "Me dijo que su estado estaba empeorando", comentó Suharyanto. "No podía respirar".

Aris Suharyanto perdió a su esposa y a su bebé recién nacido a causa de COVID-19

Temiendo por su bebé, los médicos le practicaron una cesárea. Pero cuando Riski Aulia nació el mes pasado, dio positivo en el test de covid-19 y también le costaba respirar. Su mujer le pidió que la llevara a casa, lejos de la unidad de cuidados intensivos donde tantos otros pacientes habían muerto, pero su estado era demasiado grave para trasladarla.

El 22 de junio, Riski murió en el hospital. Suharyanto solo lo había visto en una foto. Al día siguiente, Ismawati también murió.

La esposa y el hijo de Suharyanto son solamente dos de las devastadoras y crecientes víctimas de COVID-19 en Indonesia, el cuarto país más poblado del mundo, que se convierte rápidamente en el nuevo centro de la crisis del coronavirus en Asia.

Desde hace semanas, Indonesia, donde viven unas 270 millones de personas, registra miles de casos diarios y cientos de muertes a medida que la variante delta, altamente contagiosa, hace estragos en el país.

Las redes sociales están inundadas de mensajes de usuarios que perdieron a sus seres queridos a causa del virus. Los hospitales se están quedando peligrosamente sin suministros, las excavadoras están cavando frenéticamente parcelas de cementerio, y el aislamiento sigue siendo imposible para las millones de personas que, como Suharyanto, viven al día.

El país también se enfrenta al reto adicional de la desinformación generalizada y abundante, y una tasa de vacunación inferior al 6%.

Con más de 2,7 millones de personas infectadas y más de 70.000 muertos, los especialistas advierten que el país podría no haber alcanzado su punto máximo a causa de la pandemia.

Indonesia se convierte en el nuevo epicentro de COVID-19 en Asia, superando a India ¿Cómo se llegó a esta crisis de COVID-19 en Indonesia?

Durante gran parte del año pasado, Indonesia consiguió mantener su brote de COVID-19 prácticamente bajo control. Luego, cuando los casos aumentaron en junio, desbordando los hospitales, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja advirtió que Indonesia estaba "al borde de una catástrofe de COVID-19".

El país había sufrido un "dramático aumento de los casos confirmados" después de las fiestas, según declaró a principios de este mes el Ministro de Sanidad de Indonesia, Budi Gunadi Sadikin. El ministro atribuyó la explosión de casos a la variante delta, que se propaga rápidamente y que fue identificada por primera vez en la India y se ha extendido desde entonces a casi 100 países.

Indonesia entró en un estado de confinamiento el 10 de julio, momento en el que el país informaba de más de 30.000 nuevos casos al día.

El gobierno dijo que está "movilizando todos los recursos" para hacer frente a la oleada de covid-19, incluso trayendo oxígeno de otros países para aumentar el suministro.

Sin embargo, los expertos afirman que Indonesia está pagando el precio de no haber cerrado sus puertas con la suficiente antelación.

Y es probable que las cifras actuales no reflejen todo el panorama.

Más del 27% de las pruebas resultan positivas, según las cifras de la Universidad Johns Hopkins, lo que da a Indonesia una de las tasas de positividad más altas del mundo. Las cifras sugieren que todavía no se están detectando muchos casos.

Con información de CNN en espanol.



Indonesia ahora es el epicentro de COVID en Asia. Y el punto máximo está por llegar

La pandemia de COVID-19 "se está convirtiendo en una pandemia de los no vacunados", advierten.