“Esto parece la calle de mi rancho, no de Estados Unidos”

Los habitantes de un humilde vecindario de Arvada, Colorado, piden ayuda a gritos para mejorar las carreteras del sector. 

(NOTICIAS YA).-Por más de 20 años, vecinos de un sector de Arvada aseguran que han vivido en medio de huecos en las calles, falta de atención por las autoridades y problemas con la basura.

Ante esta situación, piden ayuda a gritos de las autoridades para tener unas mejores condiciones de vida, alegando que cualquiera que vea sus calles pensaría que se trata de un país subdesarrollado.

“Parece la calle de mi rancho, no de Estados Unidos”, comentó Jovita Hernández, residente de la zona.

Sin embargo, las calles corresponden a un humilde vecindario de Arvada, Colorado, donde los vecinos piden ayuda para mejorar las carreteras del sector. 

“Las calles están en muy malas condiciones”, dijo Salvador Hernández, otro de los moradores afectados.

Los residentes destacan que este problema está acabando con el sistema de suspensión de muchos vehículos en la zona, algo que termina impactando directamente en sus bolsillos.

“Están llenas de hoyos (las calles)”, apuntó Veris Acosta, quien también se ha visto afectada por esta situación. 

Como si fuera poco, a este mal estado de las calles se suma un sistema de recolección de basura que denuncian es "pésimo".

Aunque reconocen que los camiones pasan periódicamente, específicamente cada miércoles, denuncian que no recogen toda la basura y la frecuencia de éstos es insuficiente.

“Se llevan nada más los botes azules que tienen, y dicen los de la basura que no es su obligación llevarse la demás”, sostuvo Jovita Hernández.

Añaden que las fallas en la recolección de desechos ha convertido la entrada del lugar donde viven en un relleno sanitario, algo que a su juicio es un caldo de cultivo para enfermedades y amenaza la salud de las personas más vulnerables.

“Se ve bien desorganizado y bien sucio, la verdad. Trae muchas moscas y muchos animales”, expresó Veris Acosta, habitante del área.



“Esto parece la calle de mi rancho, no de Estados Unidos”

Los habitantes de un humilde vecindario de Arvada, Colorado, piden ayuda a gritos para mejorar las carreteras del sector.