Utilizaban estudiantes de San Diego como ‘mulas’ para cruzar droga desde Tijuana

Utilizaban a estudiantes de secundaria como mensajeros para transportar drogas a través de los puertos de entrada de San Diego.

drogas
Pixabay

(NOTICIAS YA).-Un traficante de drogas con sede en Tijuana que utilizó a adolescentes como mensajeros para transportar grandes cantidades de drogas de México a San Diego, fue sentenciado hoy en un tribunal federal.

Osvaldo Medivil-Tamayo, de 22 años, se declaró culpable en agosto de 2020 de conspiración para importar y distribuir sustancias controladas por el gobierno federal. En su acuerdo de culpabilidad, Mendivil admitió que era "el líder de una célula de distribución de drogas con sede en Tijuana" y que utilizaba a estudiantes de secundaria como mensajeros para transportar drogas a través de los puertos de entrada de San Diego, de acuerdo a un documento por parte de la corte federal.

Mendivil también admitió que "involucró a personas menores de 18 años en el tráfico de drogas". Admitió que él y sus co-conspiradores “reclutaron específicamente a estudiantes de secundaria que cruzaban diariamente los puertos de entrada de San Diego. Mendivil sabía que estos individuos eran menores ya que escondían narcóticos en sus mochilas y en vehículos cuando cruzaban a Estados Unidos”. Según documentos judiciales, las actividades de tráfico fueron capturadas en una intervención telefónica en su cuenta de Snapchat. Los propios mensajes de Mendivil indicaron su importante participación en la coordinación de las cargas de transporte de drogas, ya que envió y recibió numerosas fotografías y videos de narcóticos en Snapchat, que los agentes de la DEA pudieron revisar y recopilar como evidencia.

Las presentaciones judiciales destacan las conversaciones específicas entre Mendivil y sus co-conspiradores en las que se le proporcionan documentos de identificación de posibles mensajeros menores, que muestran sus edades. En un caso, Mendivil recibió una fotografía de una tarjeta de identificación de la escuela secundaria de Chula Vista y posteriormente habló sobre el lugar de entrega de lo que los agentes creían que eran varios cientos de píldoras.

Según su acuerdo de culpabilidad, Mendivil también pagó a otros para que reclutarán a mensajeros en su nombre y admitió que las incautaciones de drogas atribuidas a su organización durante el transcurso de esta investigación fueron de aproximadamente 150 kilogramos en total de heroína, fentanilo, cocaína y metanfetamina.

“Los narcotraficantes están utilizando a nuestros jóvenes para contrabandear drogas peligrosas a través de la frontera”, dijo el fiscal federal interino Randy Grossman. “Estamos procesando agresivamente a los reclutadores que explotan a los niños. Pero los niños también deben saber que tratar de pasar drogas peligrosas por las narices de las autoridades es un negocio arriesgado. No tires tu futuro".

Medevil fue sentenciado a siete años de prisión y presenta una multa de $50,000, por su papel de liderazgo en la coordinación del movimiento de grandes cantidades de cocaína, heroína, fentanilo y metanfetamina de México a San Diego. Otros siete co-conspiradores con roles menores que Mendivil han sido condenados y sentenciados por delitos federales de tráfico de drogas.



Utilizaban estudiantes de San Diego como ‘mulas’ para cruzar droga desde Tijuana

Utilizaban a estudiantes de secundaria como mensajeros para transportar drogas a través de los puertos de entrada de San Diego.