Denuncian que niños migrantes fueron quemados con agua hirviendo en refugio

El refugio de Fort Bliss alberga a miles de niños que han cruzado la frontera sin la compañía de sus padres

John Moore/Getty Images

(NOTICIAS YA).- Niños migrantes que han sido alojados en refugios de emergencia habilitados por la administración de Joe Biden fueron quemados con agua hirviendo y constantemente amenazados con ser deportados, según una reciente denuncia. 

De acuerdo con un informe de BuzzFeed News, los maltratos en contra de los niños migrantes se registraron en mayor medida en el refugio de emergencia instalado en Fort Bliss, una base militar ubicada en El Paso, Texas, que alberga a miles. 

En julio pasado, el Proyecto de Responsabilidad del Gobierno presentó dos quejas sobre Fort Bliss, que denunciaban brotes de COVID-19 entre los niños debido al hacinamiento y contratistas sin experiencia trabajando con ellos.

LEE: Texas busca desalojar a niños migrantes de los refugios estatales

El refugio de Fort Bliss alberga a miles de niños que han cruzado la frontera sin la compañía de sus padres. 

Esta tercera queja, y la última que surge, fue presentada por un empleado federal este miércoles, quien trabajó como voluntario tanto en la base militar como en otros dos refugios de emergencia en Houston, Texas, y en Erie, Pensilvania. 

El trabajador, no identificado, indicó que durante su tiempo de servicio descubrieron que de 20 empleados del equipo de salud mental, solo dos tenían licencia y estaban capacitados para su labor; situación que ya había sido expuesta en las primeras denuncias. 

Además, destacó que los niños del refugio fueron quemados tras ser bañados con agua hirviendo. 

Los menores también destacaron que sufrieron quemaduras o ampollas debido a que se les dio una loción para aclarar la piel en lugar de humectante. 

LEE: Hallan a 19 mil niños migrantes solos en marzo, cifra récord

Entre las irregularidades se detalla que a una niña se le extrajo sangre sin explicación tras ser llevada a un hospital junto con 13 inmigrantes embarazadas.

Además, los niños dijeron que han sido amenazados por contratistas con ser deportados si no comían los alimentos que se les brindaban, los cuales a menudo no parecen comestibles. 

El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), encargado de alojar a los niños, aseguró que responden rápidamente a las quejas presentadas, incluso cerrando algunos refugios que no cumplen con sus estándares.  

“El cuidado y el bienestar de los niños bajo nuestra custodia sigue siendo una de las principales prioridades del HHS”, dijo un portavoz de la agencia federal a BuzzFeed, destacando que se han investigado las quejas previas. 

Sin embargo, el denunciante asegura que esas situaciones nunca se solucionaron durante el tiempo que estuvo ahí, a pesar de las denuncias. 

LEE: Niños migrantes reciben clases en camión adaptado como aula en Tijuana

“Por el contrario, los problemas son continuos, sistémicos y repetidos... con trágicas consecuencias. Es cierto que son problemas antiguos; no es cierto que se hayan solucionado”, destaca la denuncia, de acuerdo con el mismo medio. 

Aunado a eso, los niños también han mostrado preocupación por no reunirse con un administrador de sus casos que los ayude a ser entregados con algún familiar en Estados Unidos, lo que provoca que pasen más tiempo en los refugios.  

Una de las denuncias anteriores destaca que decenas de niños habían estado en Fort Bliss durante más de 30 días y algunos de ellos se acercaban o incluso superaban los 60 días.

Mientras tanto, el HHS asegura que los niños solo están allí un promedio de 18 días y que la Oficina de Reasentamiento de Refugiados ha unificado a 8 mil menores inmigrantes con un padre o patrocinador de la instalación de Texas.



Denuncian que niños migrantes fueron quemados con agua hirviendo en refugio

El refugio de Fort Bliss alberga a miles de niños que han cruzado la frontera sin la compañía de sus padres