Amy Coney Barrett dice que jueces de Corte Suprema no son "piratas partidistas"

Al decir que las decisiones del tribunal superior no están impulsadas por puntos de vista políticos, la nueva jueza causó gran revuelo.

NICHOLAS KAMM/AFP via Getty Images

(POLÍTICA YA). – Amy Coney Barrett, la última jueza en integrarse a la Corte Suprema después de ser nominada por el expresidente Donald Trump y confirmada por un Senado de mayoría republicana, causó gran revuelo con nuevas declaraciones en las que aseguró que las decisiones del tribunal superior no están impulsadas por puntos de vista políticos.

Corte Suprema Rechazó Bloquear Nueva Ley Contra El Aborto En Texas

Barrett hizo la afirmación menos de dos semanas después de que el Tribunal rechazó bloquear la nueva ley de Texas que, al prohibir el aborto desde que haya un latido del corazón fetal que suele rondar las seis semanas del embarazo, claramente contradice los derechos constitucionales al aborto establecidos en Roe vs Wade.

"Mi objetivo hoy es convencerlos de que este tribunal no está compuesto por un montón de piratas partidistas", dijo la conservadora jueza durante un discurso que pronunció este domingo en el Centro McConnell de la Universidad de Louisville.

Barrett expresó su preocupación de que el público pueda ver cada vez más a la corte como una institución partidista, y dijo que "las filosofías judiciales no son lo mismo que los partidos políticos".

"Decir que el razonamiento de la corte es defectuoso", declaró, "es diferente a decir que la corte está actuando de manera partidista".

CORTE DERECHISTA

Los controversiales comentarios se produjeron después de una presentación del senador Mitch McConnell, líder de la minoría republicana del Senado, que fue fundamental en la apresurada confirmación de Barrett pocas semanas después de la muerte de la jueza Ruth Bader Ginsburg y semanas antes de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre de 2020.

"Mi objetivo hoy es convencerlos de que este tribunal no está compuesto por un montón de piratas partidistas"

McConnell fue además líder de la entonces mayoría del Senado que se negó a celebrar una audiencia o votar sobre Merrick Garland, candidato a la Corte Suprema del entonces presidente Barack Obama, diciendo que estaba demasiado cerca de las elecciones.

A partir de entonces, con los tres jueces nominados por Trump: Neil Gorsuch, Brett Kavanaugh, y la propia Barrett, el tribunal ahora tiene seis personas designadas por republicanos y tres por demócratas.

El legendario periodista Dan Rather resaltó en un tuit la ironía en los comentarios de la jueza.

“Aparentemente estamos jugando al juego de ‘Cosas que no puedes inventar’ esta mañana. Así que a la jueza de la Corte Suprema Amy Coney Barrett (hablando en un centro que lleva el nombre de Mitch McConnell, presentada por el senador McConnell) le preocupa que la Corte sea vista como "un montón de piratas partidistas".

A lo que respondió una usuaria:

“Dado que Gorsuch está en un asiento robado, el asiento de Me-encanta-la-cerveza Kavanaugh fue comprado y Barrett fue empujada en la SC a pesar de que los estadounidenses ya estaban votando en una elección presidencial, ¿cómo DEBEMOS ver a este Tribunal? Recoge lo que has sembrado”.

 



Amy Coney Barrett dice que jueces de Corte Suprema no son "piratas partidistas"

Al decir que las decisiones del tribunal superior no están impulsadas por puntos de vista políticos, la nueva jueza causó gran revuelo.