Peligra la agenda de Biden por divisiones entre demócratas

Los moderados quieren recortar el plan de gastos sociales del presidente, que apoyan los progresistas.

Tom Williams/CQ-Roll Call, Inc via Getty Images

(POLÍTICA YA). – Toda la agenda política del presidente Joe Biden, y la serie de medidas que gozan del apoyo de la mayoría de los estadounidenses, se encuentra en juego este jueves debido a la lucha interna entre legisladores conservadores y progresistas dentro del Partido Demócrata.

El Congreso se apresura a evitar un cierre del gobierno

Joe Manchin  (Foto: Fox News/YouTube/MGN)

En realidad, dos senadores, de los 274 miembros demócratas del Congreso, tienen estancada la aprobación del proyecto de ley de presupuesto de $3.5 billones que incluye importantes medidas sociales, desde una serie de reformas migratorias, la vasta iniciativa para combatir el cambio climático, hasta la ampliación de Medicare y el corte de los costos de los medicamentos.

Joe Manchin, senador de West Virginia, y Kyrsten Sinema, senadora de Arizona, argumentan que la propuesta de Biden de $3.5 billones para expandir el acceso a la atención médica, impulsar los programas educativos y combatir el calentamiento global es demasiado costosa.

Al mismo tiempo, los dos se han mostrado reacios a participar en discusiones detalladas sobre cómo quieren que cambie la legislación.

Mientras la Casa Blanca insiste que el paquete se paga a sí mismo, porque contiene un incremento de los impuestos a las corporaciones y las personas más ricas que viven en Estados Unidos.

"Ni siquiera quiero considerar ninguna otra opción que no sea esa"

INCERTIDUMBRE

Aún no se sabe si la Cámara de Representantes someterá al voto este jueves el proyecto de ley bipartidista de infraestructura de $1 billón, ya que los progresistas han amenazado con votar en contra de la legislación si no se aprueba también el paquete de políticas sociales.

Parlamentaria del Senado rechaza "plan B" demócrata de reformas migratorias

Kyrsten Sinema_(Foto: MGN)

Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, dijo este jueves por la mañana que la Cámara estaba "procediendo de una manera muy positiva" hacia la votación del proyecto de ley de infraestructura más tarde en el día a pesar de las incertidumbres sobre si podría aprobarse.

“Estamos en camino de ganar la votación. Ni siquiera quiero considerar ninguna otra opción que no sea esa", dijo Pelosi.

Ambas legislaciones son prioridades importantes para Biden, quien invirtió un amplio capital político en el compromiso de infraestructura y ha apostado su presidencia a la promulgación de un paquete de política social transformadora.

Aunque tienen mayoría en ambas cámaras del Congreso, las ventajas son escasas por lo que el voto de los dos senadores, y otros representantes moderados que podrían oponerse al gasto, es fundamental.

PUNTO PRECARIO

La Casa Blanca dijo que las conversaciones sobre los dos proyectos de ley estaban en un punto "precario" ya que los moderados y progresistas no han logrado ponerse de acuerdo.

Ambas legislaciones cuentan con apoyo popular, según las encuestas. El 56% de los estadounidenses apoya, y el 27% se opone, al proyecto de ley de infraestructura bipartidista, concluyó un sondeo de Politico/Morning Consult.

El 62% de los estadounidenses apoyó el paquete demedidas sociales mediante el proceso de la conciliación presupuestaria en otra encuesta, de Data for Progress de junio pasado.

 



Peligra la agenda de Biden por divisiones entre demócratas

Los moderados quieren recortar el plan de gastos sociales del presidente, que apoyan los progresistas.