Biden tratará de unir a demócratas del Congreso detrás de su agenda

El presidenteio asistirá a una reunión de los demócratas de la Cámara de Representantes en el Capitolio.

Win McNamee/Getty Images

(POLÍTICA YA). – Legisladores demócratas están de vuelta este viernes en el Capitolio sumergidos en una profunda y rabiosa negociación para poder aprobar dos legislaciones clave que representan la agenda política y económica del presidente Joe Biden.

Peligra la agenda de Biden por divisiones entre demócratas

El mandatario asistirá a una reunión privada de los demócratas de la Cámara de Representantes este viernes por la tarde, con el fin de unir a su partido detrás de ambas partes de su agenda doméstica, ya que siguen sumidas en profundas divisiones internas.

Los líderes de las distintas tendencias demócratas que se enfrentan en esta negociación regresaron a la sede del Congreso firmes en sus posiciones, un día después del frustrado intento de votar en la Cámara de Representantes por el plan bipartidista de infraestructura de $1 billón.

Esa legislación cuenta con el respaldo de todos los demócratas, pero está fuertemente vinculada al plan de presupuesto de $3.5 billones que planean aprobar mediante el proceso de reconciliación, y que incluye importantes medidas sociales, como una serie de reformas migratorias, una vasta iniciativa para combatir el cambio climático, la ampliación de Medicare y el recorte de los costos de los medicamentos.

PARTES EN CONFLICTO

Mientras el liderazgo demócrata, encabezado por la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, está reunido en el sótano del Capitolio para negociar, los divididos legisladores de distintas tendencias se mantienen firmes en su posición.

Demócratas ahora buscan un "plan C" para lograr reformas migratorias

Por un lado figuran los moderados que exigen un voto en la Cámara baja sobre el plan de mejorar la infraestructura del país sin importar el avance de las negociaciones sobre el proyecto de reconciliación. Ya el intento de votar por la legislación fracasó este jueves.

Al otro extremo figuran los progresistas y su líder la representante Pramilia Jayapal, que quieren que el proyecto de ley de reconciliación permanezca tal cual y amenazan con votar en contra del plan de infraestructura a menos que reciban compromisos firmes de que el paquete social y ambiental de $3.5 billones también será aprobado.

También pujan para su lado el senador Joe Manchin y otros “centristas” que trata de establecer él los términos para el proyecto de ley de reconciliación presupuestaria, que cree que es demasiado costoso y propone que se reduzca a $1.5 billones.

“Estamos más cerca que nunca de un acuerdo”

Y en el centro está el presidente Biden quien insiste en poder llevar a la práctica su visión de un mejor futuro para la nación.

"Creo que el presidente podría ser la única persona que pueda salvar tanto la brecha de confianza como la brecha de tiempo", dijo el representante demócrata de Minnesota Dean Phillips.

Jen Psaki, secretaria de prensa de la Casa Blanca, insistió este viernes que “estamos más cerca que nunca de un acuerdo”.

Pero el acuerdo que los líderes demócratas y la Casa Blanca intentan concretizar no pretende ser un resumen detallado de cada disposición del paquete económico y climático final, sino los parámetros generales que, posiblemente, podrían desbloquear el voto de los progresistas en la infraestructura.

Si bien no hay un documento final, el esquema que circuló entre los actores clave el jueves por la noche tenía como objetivo un número superior de $2.1 billones y estableció los elementos básicos de las áreas climática, social y de atención médica, según dijeron a CNN dos personas con conocimiento directo de los esfuerzos.

 



Biden tratará de unir a demócratas del Congreso detrás de su agenda

El presidenteio asistirá a una reunión de los demócratas de la Cámara de Representantes en el Capitolio.