Emily Ratajkowski denuncia a Robin Thicke por acoso sexual

La modelo londinense Emily Ratajkowski, una de las figuras más reconocidas en el mundo de la moda, reveló a través de su nuevo libro Mi Cuerpo, que sufrió abuso de parte del cantante Robin Thicke, mientras filmaban el videoclip para el tema ‘Blurred Lines’. En uno de los capítulos de su libro, la también actriz, […]

La modelo londinense Emily Ratajkowski, una de las figuras más reconocidas en el mundo de la moda, reveló a través de su nuevo libro Mi Cuerpo, que sufrió abuso de parte del cantante Robin Thicke, mientras filmaban el videoclip para el tema 'Blurred Lines'.

En uno de los capítulos de su libro, la también actriz, acusó directamente al cantante de haber tocado sus pechos desnudos durante el rodaje, y es que en el video Ratajkowski aparece en algunas escenas en topless. Según el texto, Thicke estaba ebrio cuando sucedió y la modelo no pudo reaccionar debido a la impotencia: "De pronto, sentí como las manos de un extraño me rodearon por detrás y tocó mis pechos desnudos". Instintivamente me alejé, mirando a Robin Thicke. Sonrió de forma burlona y se tambaleó hacia atrás mirándome a través de las gafas de sol”.

"Me encogí de hombros, evitando el contacto visual, mientras sentía la humillación invadiéndome. No reaccioné, no como debería", relató la modelo.

Ratajkowski asegura que se arrepiente de no haber denunciado el acto hace ocho años, pero asegura que en ese momento, no supo cómo actuar. Diane Martel, la directora del video, dijo haber presenciado el momento del abuso, y de no ser por su intervención, este hubiese continuado: "Recuerdo el momento en que él la agarró de los senos. Estaba de pie detrás de ella, ya que ambos estaban de perfil”, comentó, "Yo grité con mi voz de ‘Brooklyn’ más agresiva. ¡Que coj*nes estás haciendo! Esto ha sido todo, el rodaje se ha acabado".

Aunque Thicke se habría disculpado más tarde, la modelo no creyó que fuera sincero ni suficiente.

Blurred Lines fue un éxito global “convirtiéndose en la canción más descargada de todos los tiempos en el Reino Unido en 2014”, según la BBC. No obstante, aunque la su éxito era masivo, el single se convirtió en una especie de himno del sexismo y acabó con la carrera de Robin Thicke cuando estaba en todo lo alto.

En 2015 Robin dijo al New York Times que esa nunca fue su intención declarando que nunca escribiría una canción con un mensaje tan fuerte como lo es el sexismo: “Nunca escribí y nunca escribiría una canción con una connotación negativa como esa”, afirmó en ese entonces.



Emily Ratajkowski denuncia a Robin Thicke por acoso sexual