Por negarse a ponerse la vacuna, 17 maestros fueron suspendidos de sus cargos

La decisión ha generado controversia entre los padres de familia.

(NOTICIAS YA).- Un total de 37 empleados de las escuelas públicas de Westminster solicitaron una exención religiosa para no ponerse la vacuna contra el COVID-19, de los cuáles 17 son maestros y 20 son profesionales de apoyo.

Posteriormente les hicieron una entrevista para argumentar sus razones y los docentes  propusieran estas alternativas.

“Hacernos el examen del COVID semanal, revisarnos la temperatura todos los días, monitorearnos nuestros síntomas, usar el cubrebocas en todo momento”, dice ‘Laura’, a quien por solicitud de ella cambiamos su nombre.

Sin embargo, una semana después el distrito les envió una carta en donde les dicen que a partir de este viernes serán retirados de sus cargos hasta que termine el año escolar sin recibir salario

“Sentimos como persecución religiosa”, agrega la docente.

En la carta se especifica además que no podrán tener contacto ni con estudiantes, ni con otros maestros del distrito.

“No poder comunicarnos ni con alumnos ni padres de familia se siente de manera como un rechazo”

Preguntamos al distrito escolar sobre su decisión a lo que respondieron:

‘Estamos exigiendo vacunas COVID-19 porque estamos trabajando para garantizar la seguridad del personal y que los estudiantes continúen aprendiendo en persona siempre que sea posible’.

Hablamos también con los padres de familia:

‘Yo opino que se pongan la vacuna porque es para el bien de todos, yo tengo varios hijos que estudian acá y como aún no se  pueden vacunar, estoy de acuerdo que se vacunen todos los maestros’, dice Fabiola, madre de seis estudiantes.

‘Cada  persona tiene sus propios derechos y si ellos no quieren vacunarse no los pueden obligar’, opina Sofía, madre de dos estudiantes.

‘Estoy dividida, porque nuestros hijos son prioridad, pero a la vez me parece injusto’, puntualiza Marisela, madre de familia.

Por su parte el distrito espera que los maestros cambien su opinión y se vacunen antes del viernes.



Por negarse a ponerse la vacuna, 17 maestros fueron suspendidos de sus cargos

La decisión ha generado controversia entre los padres de familia.