Nuestra voz: Ya es hora de que el Congreso "arregle" el Seguro Social

Si el Congreso no actúa antes, habrá un recorte general de beneficios del Seguro Social del 24% dentro de solo 13 años, a partir de 2034.

Alex Wong/Getty Images

(POLÍTICA YA). – Unos 65 millones de personas de mayor edad reciben beneficios del Seguro Social. Para la gran mayoría, los pagos mensuales del programa es la forma de mantenerse a flote, pagar las cuentas y sostenerse durante sus años de jubilación.

Nuevo Plan Del Congreso Para "Arreglar" El Seguro Social

El Seguro Social no solo ayuda a los estadounidenses mayores jubilados, sino también a trabajadores que quedan discapacitados, y familias en las que un cónyuge o padre muere.

En 2020, alrededor de 180 millones de personas trabajaron y pagaron impuestos del Seguro Social.

Sin el Seguro Social, 21.7 millones más de estadounidenses descenderían en la pobreza, según un análisis realizado con la Encuesta de población de marzo de 2019.

Aunque la mayoría de las personas a quienes el Seguro Social mantiene fuera de la pobreza son personas de edad avanzada, 6.9 millones tienen menos de 65 años, incluidos 1.2 millones de niños.

Lamentablemente, ese ingreso “garantizado” para los estadounidenses jubilados que trabajaron durante la mayor parte de sus vidas corre el riesgo de desaparecer.

EL FONDO QUE SE AGOTA

Kevin Dietsch/Getty Images

El 31 de agosto, los Fideicomisarios del Seguro Social y Medicare emitieron su informe anual de 2021, que estima que el fondo fiduciario de jubilación no podrá pagar los beneficios después de 2033, un año antes de lo estimado en el informe de 2020.

Después de eso, los ingresos fiscales anuales financiarán alrededor del 76% de los beneficios prometidos. Más adelante, después de aproximadamente 2045, el sistema podrá pagar solo el 70%.

"Desde hace décadas se sabe que el sistema actual de financiación y beneficios del programa no es sostenible"

Detrás de la aceleración del desfinanciamiento del programa está la pandemia del coronavirus y el hecho de que el desempleo aumentó por la crisis de salud y, por lo tanto, las aportaciones de los trabajadores al Seguro Social.

Pero los problemas del fondo fiduciario vienen de lejos y tienen raíces más profundas, y desde hace décadas se sabe que el sistema actual de financiación y beneficios del programa no es sostenible.

ACCIÓN DEL CONGRESO

Servicio Secreto/Pizabay/S Pakhrin / Flickr / CC

Lo cierto es que si el Congreso no hace nada para arreglar el déficit de financiación a largo plazo, habrá un recorte general de beneficios del 24% dentro de solo 13 años, a partir de 2034.

La buena noticia es que el Congreso sí puede hacer algo. Existen cambios que se pueden hacer para regresar el programa a una base sólida de manera que pueda permanecer totalmente financiado durante las próximas decenas de años.

Pero esos cambios deben realizarse pronto si se va a pagar el 100% de los beneficios prometidos. Cuanto más se demore el Congreso en actuar, más severos serán los ajustes eventualmente.

"Si el Congreso no hace nada para arreglar el déficit de financiación a largo plazo, habrá un recorte general de beneficios del 24% dentro de solo 13 años"

Wally McNamee/CORBIS/Corbis via Getty Images

Un grupo de legisladores demócratas presentaron un proyecto de ley que busca ampliar los beneficios del Seguro Social mediante el aumento de los impuestos que pagan los asalariados más ricos, y elevando los umbrales por encima de los cuales se gravan los ingresos.

Otros han propuesto que el Congreso simplemente declare que cualquier déficit del Seguro Social será cubierto por una contribución de fondos generales del Departamento del Tesoro, de manera que el déficit del programa se sumaría al déficit presupuestario anual y a la deuda federal.

Cualquiera que sea la solución, debe ser encontrada mediante un diálogo productivo, bipartidista y de buena fe en el Congreso.

De lo contrario, el sustento de nuestra población de mayor edad podría desaparecer.

 

 

 



Nuestra voz: Ya es hora de que el Congreso "arregle" el Seguro Social

Si el Congreso no actúa antes, habrá un recorte general de beneficios del Seguro Social del 24% dentro de solo 13 años, a partir de 2034.