¡Prepárate! Los precios de estos productos aumentarán pronto

Si las tiendas no absorben estos aumentos, estos probablemente se trasladarán al consumidor

kraft mac & cheese
(NICHOLAS KAMM/AFP via Getty Images)

(NOTICIAS YA).- Prepárate para pagar aún más por algunos de tus productos favoritos en el supermercado.

Los principales fabricantes de bocadillos, Kraft Heinz y Mondelez, indicaron que aumentarán los precios para los clientes minoristas en los productos Kraft Mac & Cheese, Jell-O, Bagel Bites, Cool Whip, Toblerone y Sour Patch Kids, entre otros, a partir del próximo año.

Si los grandes almacenes, supermercados, farmacias y otros puntos de venta deciden traspasar esos aumentos, los compradores se verán afectados, al igual que con los precios más altos para la carne de cerdo, carne de res y otros artículos.

Los minoristas pueden querer absorber parte del aumento de precios para seguir siendo competitivos”, dijo Neil Saunders, director gerente de GlobalData Retail. Pero “muchos de ellos no lo harán, porque tienen sus propios aumentos de costos”, señaló. “Gran parte (del aumento de precios) probablemente se trasladará al consumidor”.

LEE: Walmart, FedEx y UPS ahora trabajarán 24/7

Como la mayoría de las empresas estadounidenses, los fabricantes de alimentos y productos de consumo se enfrentan a mayores costos de mano de obra, materias primas, transporte y otros gastos. Muchos han respondido en los últimos meses aumentando los precios, reduciendo la producción de artículos complementarios y limitando la cantidad de productos que los clientes minoristas pueden comprar. Y están viendo que, hasta ahora, los consumidores están dispuestos a pagar.

La pandemia ha provocado una mayor demanda de bocadillos y dulces, ya que los compradores pasan más tiempo en casa y, a veces, comen por estrés. Pero los precios de los bocadillos y los dulces se han quedado rezagados con respecto al aumento de los precios de los alimentos en general. En septiembre, los precios de los comestibles aumentaron un 4.5% con respecto al mismo mes del año pasado, según los últimos datos de la Oficina de Estadísticas Laborales. Los precios de los bocadillos aumentaron un 1.9% en septiembre, mientras que los precios de los dulces y chicles aumentaron un 2%.

Ahora, es probable que se produzcan precios aún más altos en los alimentos que nos causan confort a medida que las empresas intentan combatir las persistentes presiones de costos.

LEE: Esta Navidad, los juguetes serán más caros y difíciles de encontrar

Un distribuidor regional de tiendas de comestibles recibió una carta de Kraft Heinz con fecha del 1 de noviembre, notificando a la compañía que aumentará los precios a partir del 9 de enero en cientos de artículos. Los productos incluyen una variedad de gelatinas y pudines Jell-O, que aumentarán entre un 7% y un 16%; bocadillos congelados Bagel Bites, que aumentarán aproximadamente un 10%; y una variedad de productos Cool Whip, programados para aumentar entre un 7% y un 10%.

Asimismo, decenas de versiones de Kraft Mac & Cheese experimentarán aumentos de precios, desde un aumento del 3.5% en un paquete de EZ Mac hasta un 20% para un tazón de 205 gramos del Big Bowl Mac & Cheese de Kraft.

La fuerte demanda, las limitaciones de la oferta y la incertidumbre aumentaron los costos de insumos para Kraft, dijo la compañía en la carta, y agregó que “la tendencia al alza en los costos de empaque, transporte, ingredientes y mano de obra persiste, alcanzando niveles no vistos en décadas”. Esos costos más altos llevaron a la empresa a tomar la decisión de subir los precios.

En un correo electrónico a CNN Business, un portavoz de Kraft no dijo si los aumentos de precios se aplicarían a todos los clientes. Pero la compañía ha aumentado los precios en alrededor de un 5% para el 80% de sus productos con el objetivo de “ayudar a compensar la creciente inflación que enfrenta toda la industria”, dijo el vocero. Al mismo tiempo, Kraft también está presentando precios y tamaños más accesibles en marcas como Lunchables, Mio y Kraft Mac & Cheese.

LEE: Los precios de la canasta básica van en aumento

Mientras tanto, Mondelez, que fabrica Oreos y Ahoy además de dulces, dijo “hemos estado aumentando los precios y planeamos aumentar los precios más de lo que lo hemos hecho... probablemente durante bastante tiempo”, dijo el CEO Dirk Van de Put el martes.

Según Mondelez, un aumento de precios del 6% al 7% entrará en vigor en Estados Unidos en enero de 2022.

La compañía proporcionó detalles sobre algunos productos que se verán afectados en una carta enviada por correo electrónico el 1 de noviembre al distribuidor de comestibles, que fue vista por CNN Business.

La carta establece que a partir de enero, una gran variedad de las barras Toblerone serían aproximadamente un 7% más caras. El precio de las bolsas Sour Patch Kids de unos 280 gramos también aumentará un 5.9%.

La demanda de los productos de Mondelez ha sido fuerte. Los consumidores “tienen un deseo continuo de confort”, dijo Van de Put, y esa demanda no parece estar disminuyendo a medida que suben los precios, señaló.

De hecho, los compradores parecen estar aceptando precios más altos en los alimentos reconfortantes, por ahora. McDonald's espera que los precios de su menú sean aproximadamente un 6% más altos en 2021 en comparación con 2020, dijo el CEO Chris Kempczinski recientemente. El aumento “ha sido bastante bien recibido por los clientes” hasta ahora, señaló. Chipotle también ha podido subir los precios sin ser castigado por los clientes.

Los consumidores pueden estar dispuestos a gastar más para obtener los bocadillos que aman, señaló Saunders de GlobalData.

Las personas que aman las galletas Oreos, por ejemplo, “probablemente no quieran rebajarse a lo que ven como una alternativa insatisfactoria”. Pero las empresas aún deben tener cuidado al subir los precios, porque en un cierto umbral, incluso los clientes leales pueden terminar comprando menos en lugar de cambiar de marca, dijo.

*Con información de CNNBusiness



¡Prepárate! Los precios de estos productos aumentarán pronto

Si las tiendas no absorben estos aumentos, estos probablemente se trasladarán al consumidor