Moderna pelea con autoridades de salud sobre quién creó la vacuna COVID

Aunque agradeció el apoyo de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH), el laboratorio minimizó su contribución al desarrollo de la vacuna

moderna vaccine
(Foto: JOSEPH PREZIOSO/AFP via Getty Images)

(NOTICIAS YA).- El laboratorio Moderna ha disputado que los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés) sean los responsables de crear la vacuna de ARN mensajero (ARNm) contra el coronavirus que lanzó la compañía.

De acuerdo con un reporte del Washington Post, la controversia está contenida en las solicitudes de patentes que Moderna presentó ante las autoridades pertinentes, algunas de las cuales excluyen directamente a científicos financiados por el gobierno.

El grupo de defensa del consumidor Public Citizen hizo una revisión de dichos documentos, los cuales cuestionan el tamaño de la contribución de los investigadores financiados por los NIH al desarrollo de la innovadora vacuna.

Previamente, los NIH presentaron documentación ante la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos, la cual establecía que tres de sus científicos inventaron varios elementos clave de la vacuna, atribución que fue reconocida por Moderna.

LEE: El país supera 750 mil muertes por COVID-19; ¿cuál es el panorama?

Sin embargo, Moderna ha determinado de buena fe que estos individuos no coinventaron los ARNm y las estructuras de ARNm declarados en la presente solicitud”, indicó por su parte el laboratorio en los mismos documentos.

La compañía dio más detalles sobre su postura en un comunicado este martes.

Moderna ha reconocido todo este tiempo el papel sustancial que los NIH han jugado en el desarrollo de la vacuna contra coronavirus de Moderna. Ello incluye aceptar que los científicos de los NIH realizaron contribuciones inventivas a lo largo del desarrollo de la vacuna, e incluirlos como coinventores en las solicitudes de patente publicadas recientemente, referentes al uso de la mRNA-1273”, explicó la compañía, que utilizó el nombre técnico del producto en discordia.

“(Sin embargo), solo los científicos de Moderna diseñaron la mRNA-1273 en sí”, alegan en el texto.

LEE: Hospitales otra vez llenos en Europa; la OMS alerta a Estados Unidos

El Washington Post explica que las vacunas y otros fármacos suelen involucrar múltiples patentes. Respecto a las cuatro patentes evaluadas por Public Citizen, en solo una de ellas Moderna reconoció la aportación de los científicos de los NIH.

Luego de sus hallazgos, el mencionado grupo exhortó a los NIH a emprender acciones para que se reconozca la contribución de los científicos respaldados por el gobierno en torno a la creación de la vacuna contra el coronavirus.

La vacuna en sí no existiría sin la contribución masiva del gobierno federal en cada etapa del camino”, consideró el director de Investigación para Public Citizen, Zain Rivzi.

LEE: CDC recomienda vacunar contra COVID-19 a niños de 5 a 11 años

Moderna ha sido criticada por líderes de salud y activistas a nivel global por no hacer más accesible su vacuna y la investigación relacionada, lo cual consideran ayudaría a reducir la brecha de vacunación entre países ricos y pobres.

Asimismo, diversos agentes han urgido al gobierno que haga valer sus derechos de licencia respecto a la vacuna, con el objetivo de obligar al laboratorio a compartir su tecnología.

Por su parte, el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID, por sus siglas en inglés) comunicó que, tras una revisión a fondo, está en desacuerdo con la postura de Moderna y considera que sus científicos deben recibir el crédito como inventores de la vacuna.

Los NIH y Moderna acordaron colaborar y desarrollar en conjunto una vacuna contra la COVID-19” el año pasado, refirió una de las agencias que conforman los NIH, destacando que ambos entes han estado colaborando por cuatro años en la investigación de vacunas potenciales contra diversos coronavirus, como el MERS.



Moderna pelea con autoridades de salud sobre quién creó la vacuna COVID

Aunque agradeció el apoyo de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH), el laboratorio minimizó su contribución al desarrollo de la vacuna