Ciudadanía para veteranos, un reto para la administración Biden

El actual gobierno impulsa una estrategia multiagencial para naturalizar a militares, pero el propio Ejército podría estar obstaculizando el proceso

naturalización
(Foto: Chip Somodevilla/Getty Images)

(NOTICIAS YA).- Luego de la interrupción del servicio por la pandemia, las naturalizaciones se han recuperado y en el año fiscal 2021 alcanzaron el nivel más alto en una década, superando el récord alcanzado durante la administración Trump.

Alrededor de 855 mil personas se naturalizaron durante el periodo que concluyó el 30 de septiembre, en comparación con 625 mil 400 personas en el año fiscal 2020. Otros 9 millones de personas, residentes permanentes legales, serían elegibles para solicitar la ciudadanía.

Esta semana, en el marco del Día de los Veteranos, más de una veintena de militares celebraron su naturalización en dos eventos que contaron con la presencia del secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, y Ur Jaddou, directora del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS, por sus siglas en inglés).

LEE: Conoce las mejores ofertas y promociones en este Día de los Veteranos

USCIS está trabajando con 11 agencias federales en la que ha llamado su “Estrategia interagencial para promover la naturalización”; esta contempla la celebración de ceremonias de naturalización en parques nacionales para crear conciencia, asociarse con el Servicio Postal para exhibir carteles promocionales y colaborar con el Departamento de Asuntos de Veteranos y las organizaciones de servicios de veteranos para encontrar formas de educar a los miembros del servicio y a los veteranos sobre ciudadanía.

Al preguntarle sobre cómo los esfuerzos de la administración Biden se diferencian de los de la administración Trump, la directora mencionó la participación pública como lo principal.

“Esa es una de las cosas más importantes que hemos cambiado… asegurarnos de que estamos trabajando con el público en tantos lugares como sea posible”, dijo Jaddou. La agencia también estaría simplificando sus formularios para facilitar el trámite.

Si bien el gobierno actual busca diferenciarse de su predecesor, particularmente en los temas que rodean a la migración, una directiva de la era Trump se rehúsa a desaparecer a pesar de los desafíos legales, complicando o incluso impidiendo que los militares no ciudadanos accedan a dicho estatus.

VIDEO: Esta simple acción podría prevenir el suicidio entre los veteranos

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) asegura que el Ejército y el Departamento de Defensa continúan obstaculizando el proceso de estos elementos, basados en una política de la era Trump que ya fue anulada por un tribunal federal, precisamente luego de una demanda interpuesta por el grupo.

En un texto de agosto pasado, la organización explica que, desde hace cientos de años, la ley federal ha permitido que los militares no ciudadanos se naturalicen casi inmediatamente después de ingresar al servicio, lo que les permite votar y viajar con un pasaporte estadounidense. Sin embargo, la política ilegal de la administración Trump requería que cumplieran con nuevos requisitos, incluyendo un período mínimo antes de que las fuerzas armadas emitieran los documentos necesarios para tramitar su ciudadanía.

En agosto de 2020, el tribunal dictaminó que la política violaba la ley federal y era “arbitraria y caprichosa”. También prohibió al Departamento de Defensa aplicarla contra cualquier miembro del servicio y le ordenó tomar las medidas necesarias para que estos pudieran llevar a cabo el proceso dentro de 30 días a partir de su solicitud.

“Sin embargo, casi un año después de la orden del tribunal, muchos miembros del servicio continúan informándonos que el ejército está imponiendo la política ilegal e, incluso cuando pueden solicitar sus certificaciones, los obliga a esperar mucho más allá del plazo ordenado por el tribunal”, detalló la ACLU.

LEE: En el Día de los Veteranos, Biden honra a militares que han servido

El grupo agregó que muchos militares están esperando sus certificaciones y continúan sirviendo sin la protección o promesa de la ciudadanía mientras que a algunos incluso se les ha aconsejado desafiar sus cadenas de mando o presentar denuncias formales a través del sistema de justicia militar contra sus comandantes, medidas potencialmente riesgosas que la ACLU cataloga como “poco realistas”.

“Como resultado del incumplimiento de la orden judicial por parte del gobierno, muchos miembros del servicio facultados para la ciudadanía han enfrentado retrasos intolerables. Algunos de ellos, quienes han perdido su estatus migratorio en espera de la ciudadanía, temen ser sujetos a la deportación. Muchos otros no han podido prosperar en su carrera militar porque ciertos roles están disponibles solo para ciudadanos estadounidenses”, denunció el grupo en agosto.

La organización exige que el Departamento de Defensa acate la decisión de la corte y tome medidas específicas para implementar la ley federal, restaurando el acceso a este derecho para los militares que ponen en riesgo hasta sus vidas en nombre de la nación.

Nuestro gobierno prometió a miles de miembros del servicio un camino rápido hacia la ciudadanía. Ya es hora de que lo reciban”, concluyó.

*Incluye información de CNN



Ciudadanía para veteranos, un reto para la administración Biden

El actual gobierno impulsa una estrategia multiagencial para naturalizar a militares, pero el propio Ejército podría estar obstaculizando el proceso