Los gatos pueden rastrear tu "presencia invisible" utilizando solo sus oídos

Esto demuestra que la mente de los gatos es más compleja de lo que se creía.

AdobeStock

(NOTICIAS YA).-Mientras rebuscas en los armarios y recovecos para encontrar el nuevo escondite favorito de tu gato, éste también puede estar vigilándote. Un nuevo estudio realizado en Japón descubrió que un gato inmóvil puede seguir la ubicación de su dueño mediante señales de audio, específicamente, su voz.

Saho Takagi, primera autora del estudio y estudiante de doctorado en la Universidad de Kioto, afirma que siempre le ha interesado la capacidad auditiva de los gatos. Le gustan los gatos en general, pero dice que su parte favorita son sus orejas. Los gatos tienen orejas sensibles que pueden moverse en diferentes direcciones.

"Vi a un gato con una sola de sus orejas inclinada hacia atrás, escuchando el sonido detrás de él, y sentí que los gatos deben estar pensando en muchas cosas a partir del sonido", dijo Takagi en un correo electrónico a CNN. "Esta vez, investigué si los gatos mapean la posición de su dueño espacialmente a partir de los sonidos".

El estudio, que se llevó a cabo en un entorno doméstico y en una cafetería para gatos, observó cómo reaccionaban los gatos a las voces de sus dueños sin señales visuales, utilizando altavoces que reproducían una grabación en la que los dueños decían los nombres de sus gatos.

Los investigadores colocaron los altavoces separados entre sí, fuera de la vista de los gatos, para ver cómo respondían a los sonidos, especialmente si la voz del dueño parecía teletransportarse de un lugar a otro. Otro grupo de personas, que no eran expertos en comportamiento animal, calificaron el nivel de sorpresa de los gatos en una escala de 0 a 4, basándose en comportamientos como los movimientos de las orejas y la cabeza.

Los gatos del estudio se sorprendían cuando sus dueños parecían "transportarse" de un lugar a otro, concluyó el estudio. Los resultados de este estudio demuestran la existencia de una cognición socioespacial en los gatos, lo que significa que pueden imaginarse mentalmente dónde están los demás a través de señales como el sonido.

"Generalmente se cree que los gatos no están tan interesados en sus dueños como los perros, pero resulta que se representan mentalmente la presencia invisible de sus dueños", afirmó Takagi.

La mente de un gato puede ser compleja (en más de un sentido)

Otros animales, como los monos vervet y las suricatas, también demuestran este sentido. Según el estudio, esta capacidad de crear imágenes mentales con base en el sonido y otros estímulos indica un pensamiento complejo. Esta capacidad es especialmente importante para los animales que tienen que cazar presas con poca visibilidad.

"Se trata de una capacidad que es la base de la creatividad y la imaginación", indicó Takagi. "Se cree que los gatos tienen una mente más profunda de lo que se piensa".

Ingrid Johnson, consultora certificada en comportamiento felino de Fundamentally Feline, dijo que los gatos pueden encariñarse con sus humanos, especialmente cuando son mayores. Johnson dijo que algunos gatos mayores se despiertan angustiados cuando no pueden ver u oír a sus dueños.

Uno de los gatos del estudio escucha la voz de su dueño a través de la bocina.

"Este es un gran ejemplo de cómo elevar un poco nuestras expectativas sobre los gatos y darnos cuenta de que tienen la capacidad de formar un vínculo en esa relación en la que realmente se reconfortan con su gente", dijo Johnson.

Los estudios han revelado que los gatos también pueden distinguir entre las voces de sus dueños y las de los extraños, y pueden reconocer las emociones expresadas por los sonidos.

"Los gatos pasan la mayor parte del tiempo durmiendo, y la gente suele pensar que es bueno que los gatos solo duerman", afirma Takagi. "Pero los gatos... pueden estar pensando en muchas cosas".

Nuestros amigos felinos pueden ser más perceptivos, y escuchar más de lo que creemos.

Que decidan escucharte es otra historia (o estudio).



Los gatos pueden rastrear tu "presencia invisible" utilizando solo sus oídos

Esto demuestra que la mente de los gatos es más compleja de lo que se creía.