Activistas piden que el Sheriff de San Diego deje de entregar migrantes detenidos a ICE

Otras áreas de California, incluidos Los Ángeles y San Francisco, ya cuentan con políticas que les impiden trabajar con ICE.

ICE

(NOTICIAS YA).-Docenas de miembros de la comunidad, activistas y abogados piden al Departamento del Sheriff del condado de San Diego que deje de entregar inmigrantes al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) para su deportación.

La solicitud se presentó en el cuarto Foro de la Ley de la Verdad de la Junta de Supervisores del Condado de San Diego el martes por la noche. El propósito de la reunión anual fue informar sobre la participación del departamento del alguacil con el acceso de ICE a las personas bajo custodia durante el último año.

En el 2020, un total de 78 presos fueron transferidos de las cárceles del condado de San Diego a agentes de ICE, incluyendo 62 hispanos, así lo reveló el alguacil de San Diego, Bill Gore, durante el foro de la acta de la verdad. Las ofensas principales de los transferidos fueron por cargos relacionados a la venta o transporte de drogas y robos residenciales y comerciales.

Además, una de las mayores injusticias para los activistas es que los transferidos pagan doble castigo, ya que  cumplen con su castigo de cárcel y luego son deportados a México.

El departamento del alguacil dice que no transfiere a nadie a ICE sin una orden judicial o cargos penales calificados. Los críticos dicen que el departamento del alguacil todavía tiene la opción de usar su discreción incluso si una persona liberada tiene cargos calificados.

Por su parte el alguacil cree que en la mayoría de los casos es mejor que esas personas estén fuera de la comunidad ya que argumenta que serían una amenaza.

Otras áreas de California, incluidos Los Ángeles y San Francisco, ya cuentan con políticas que les impiden trabajar con ICE.



Activistas piden que el Sheriff de San Diego deje de entregar migrantes detenidos a ICE

Otras áreas de California, incluidos Los Ángeles y San Francisco, ya cuentan con políticas que les impiden trabajar con ICE.