Facebook los unió y se casaron por Zoom; no se conocen en persona

Aunque viven en países diferentes y nunca han estado juntos, Ayse y Darrin ya son marido y mujer

digital relationship
(Getty Images)

(NOTICIAS YA).- Una pareja internacional está demostrando que el amor es más fuerte que la distancia y trasciende el plano físico.

Ayse, originaria de Reino Unido, y Darrin, estadounidense, se conocieron por medio de Facebook y tras una relación a distancia contrajeron nupcias a través de Zoom. Todo sin antes conocerse en persona, destaca el New York Post.

La joven de 26 años y su ahora esposo, de 24, se conocieron gracias a la madre de Darrin, quien comenzó a conversar con la que sería su nuera en un grupo dedicado a crear amigos internacionales por medio de la red.

LEE: Se acabó la historia de amor entre Camila Cabello y Shawn Mendes

La mujer le dijo a su nueva amiga que tenía un hijo de aproximadamente la misma edad, y los jóvenes comenzaron a intercambiar mensajes en julio de 2020. La comunicación luego se volvió más constante, y el teléfono se convirtió en su mejor aliado, a pesar de la diferencia de horario.

Fue durante la pandemia, y no estaba trabajando debido a una cesantía. Mi patrón de sueño estaba alterado, y dormía al mismo tiempo que Darrin. Nos quedábamos dormidos mientras platicábamos por videollamada y, usualmente, cuando despertaba, él seguía allí dormido”, compartió Ayse a SWNS.

Las cinco horas de diferencia no eran el único reto en su incipiente relación, pues las restricciones de viaje por la pandemia de COVID-19 les impedían concretar el esperado primer encuentro.

En noviembre del año pasado, el residente de Detroit le pidió formalmente a la chica del otro lado de la pantalla que fuera su novia. Ella, por supuesto, aceptó, y ambos comenzaron a planear el viaje de Ayse a la Unión Americana y a los brazos de su amado.

LEE: Facebook cambia el nombre de su empresa a "Meta"

El pasado julio, la joven y sus padres esquivaron las restricciones de viaje volando directamente a México, donde permanecieron 15 días antes de trasladarse a Detroit. Sin embargo, aunque estaban a punto de verse en persona por primera vez, las autoridades frustraron sus planes.

Los oficiales migratorios consideraron que Ayse no contaba con los recursos suficientes para costear su estadía en el país y que no tenía vínculos lo suficientemente fuertes con su país de origen, por lo que la obligaron a regresar.

“Creo que pensaron que, si me permitían ingresar a Estados Unidos, nunca me iría por (quedarme con) Darrin. Nunca haría eso, y fue tan devastador estar tan cerca de él, en la misma ciudad, pero no poder cruzar la frontera. Me pusieron en el siguiente vuelo a casa y lloré todo el camino”, recordó la recién casada.

Poco después, mientras se preparaban para su videollamada usual por Zoom, Darrin pidió a su novia que se pusiera su mejor atuendo y juntos disfrutar de una cita especial.

“Cuando contestó la llamada lucía tan nervioso, algo fuera de lo común en él, pero pronto entendí la razón cuando se arrodilló y me pidió matrimonio”, relató la joven acerca del inolvidable momento.

“No podía creerlo. Dijo que había planeado proponérmelo desde que fui a Detroit pero ya no podía esperar más. A pesar de nunca habernos conocido, no tenía duda alguna de que quería casarme con Darrin”, asegura Ayse.

La pareja pudo concretar su enlace gracias a una reciente ley de Utah, la cual legaliza las ceremonias virtuales e internacionales de matrimonio. El amor que nació en las redes sociales obtuvo el respaldo de las leyes el 19 de agosto.

LEE: ¿Estabas leyendo un tuit y desapareció? Dile adiós a este problema

Aunque ya no están en vigor las restricciones de viaje entre Reino Unido y Estados Unidos, la pareja sigue sin conocerse, pues están en espera de la visa requerida para el traslado.

Muchos descartarían una relación así, pero Ayse está segura que el casarse sin conocerse en persona es una prueba de que su amor va más allá de lo físico.

“No hemos podido tener una relación física, lo que significa que nuestro matrimonio se basa en algo más que eso”, considera la feliz esposa.



Facebook los unió y se casaron por Zoom; no se conocen en persona

Aunque viven en países diferentes y nunca han estado juntos, Ayse y Darrin ya son marido y mujer