Biden acude a hospital para su primer examen físico anual como presidente

El presidente transfirió el poder a la vicepresidenta Kamala Harris, porque estará bajo anestesia para una colonoscopía.

OLIVIER DOULIERY/AFP via Getty Images

(POLÍTICA YA). –Joe Biden, el presidente de mayor edad en la historia de Estados Unidos, se encuentra este viernes en el Centro Médico Walter Reed de Bethesda, Maryland, para someterse a un examen físico anual de rutina.

Médico De Trump Lo Declara Con "Perfecto Puntaje En Pruebas Cognitivas"

Biden también recibirá una colonoscopia de rutina mientras esté en el centro médico que está localizado a unas 10 millas de Washington, D.C.

La colonoscopia requiere anestesia, por lo que Biden transferirá temporalmente el poder a la vicepresidenta Kamala Harris, quien se convertirá en la primera mujer en asumir el poder presidencial.

Jen Psaki, secretaria de prensa de la Casa Blanca, dijo en un comunicado que un mismo proceso similar se siguió en 2002 y 2007, cuando el entonces presidente George W. Bush se sometió al mismo procedimiento médico.

"La vicepresidenta trabajará desde su oficina en el ala oeste durante este tiempo", dijo Psaki en el comunicado.

Según los informes, el expresidente Donald Trump rechazó la anestesia para un procedimiento médico, precisamente porque no quería ceder el poder al entonces vicepresidente Mike Pence, según un libro de su tercera secretaria de prensa, Stephanie Grisham.

RESUMEN ESCRITO

La Casa Blanca dijo que compartirá públicamente un resumen escrito del examen físico de Biden, de 78 años, el viernes por la tarde.

La última actualización extensa sobre el estado médico de Biden se produjo en diciembre de 2019, cuando el Dr. Kevin O'Connor,  médico de la Casa Blanca lo describió como "un hombre sano, vigoroso, de 77 años, que está en condiciones de ejecutar con éxito los deberes de la presidencia".

"La vicepresidenta trabajará desde su oficina en el ala oeste durante este tiempo"

Biden, quien cumplirá 79 años este sábado, no ha publicado un informe completo sobre su salud desde entonces.

Los presidentes no están obligados a divulgar públicamente los resultados de sus chequeos anuales, pero lo han hecho para ser transparentes y asegurar al pueblo estadounidense ante las preguntas sobre su estado de salud. Los presidentes, sin embargo, también han ocultado sus enfermedades, la gravedad de su enfermedad o los tratamientos médicos.

El resumen de 2019 mostró que Biden estaba siendo tratado por fibrilación auricular no valvular, o AFib, un latido cardíaco irregular del que O'Connor dijo que Biden no experimenta síntomas. Estaba tomando Crestor para reducir los niveles de colesterol y triglicéridos, así como Eliquis para prevenir los coágulos de sangre, Nexium para el reflujo ácido y Allegra y un aerosol nasal para las alergias estacionales.



Biden acude a hospital para su primer examen físico anual como presidente

El presidente transfirió el poder a la vicepresidenta Kamala Harris, porque estará bajo anestesia para una colonoscopía.