Reconocido científico británico pronostica cuando se dará la extinción humana

«Hay más variación genética en unos pocos grupos de chimpancés salvajes que en toda la población humana, la falta de variación genética nunca es buena para la supervivencia de las especies»

Getty Images

(NOTICIAS YA).-La popular revista estadounidense Scientific American, publicó en su portal un artículo de opinión escrito por el reconocido paleontólogo, biólogo evolutivo y editor del diario científico Nature, Henry Gee, en el que advierte que la humanidad está condenada a extinguirse.

Entre los motivos que Gee encuentra están la degradación del hábitat, el declive de la fertilidad, la disminución en la tasa de natalidad, entre varios más.

"Sospecho que la población humana está destinada no solo a la contracción, sino al colapso y pronto. Parafraseando al músico Tom Lehrer, si vamos a escribir sobre la extinción humana, será mejor que comencemos a escribir ahora", afirmó Gee.

El científico asevera que las señales ya están ahí para quienes deseen verlas y asevera: "Cuando el hábitat se degrada de tal manera que hay menos recursos para todos, cuando la fertilidad empieza a declinar, cuando la tasa de natalidad está por debajo de la tasa de mortalidad y cuando los recursos genéticos son limitados, el único camino es hacia abajo".

Explica que aunque la población aumenta, la tasa de incremento se redujo a la mitad desde 1968 y que hay un consenso general en que la población alcanzará su punto máximo en algun momento de mediados del siglo actual, para luego comenzar a descender drásticamente.

"Tan pronto como en 2100, el tamaño de la población mundial podría ser menor al actual. En la mayoría de los países, incluyendo a los más pobres, la tasa de natalidad está muy por debajo de la tasa de mortalidad. La gente está ahora preocupada por la subpoblación", planteó.

Recalca que las especies de mamíferos tienden a aparecer y desaparecer con relativa rapidez; apareciendo, floreciendo y desapareciendo en aproximadamente un millón de años, por lo que la falta de variación genética en el Homo sapiens, puede provocar su eventual extinción.

"Hay más variación genética en unos pocos grupos de chimpancés salvajes que en toda la población humana, la falta de variación genética nunca es buena para la supervivencia de las especies".

Además plantea que en las últimas décadas disminuyó considerablemente la calidad de los espermatozoides humanos.

"La contaminación, un subproducto de la degradación humana del medio ambiente, es un factor posible. Otro podría ser el estrés, que sugiero podría desencadenarse al vivir cerca de otras personas durante un periodo prolongado. En la mayor parte de la evolución humana la gente viajaba liviana por tierra. El hábito de vivir en las ciudades prácticamente uno encima del otro, es un hábito muy reciente", remarcó.

También atribuye la desaceleración en el crecimiento demográfico a la economía.

"Hoy en día, la gente tiene que trabajar más y más para mantener el nivel de vida que disfrutaban sus padres, si es que es posible obtenerlo. De hecho, existe una creciente evidencia de que la productividad económica se ha estancado o incluso ha disminuido a nivel mundial en los últimos 20 años. Un resultado podría ser que la gente está postergando la posibilidad de tener hijos, quizás tanto tiempo que su propia fertilidad empieza a declinar", recalcó.

“Con una mejor anticoncepción y una mejor atención de la salud, las mujeres no necesitan tener tantos hijos para asegurarse de que al menos algunos sobreviven a los peligros de la primera infancia".

Por último, afirma que la amenaza más insidiosa para la humanidad, es la deuda de extinción, concepto que explica de la siguiente manera.

“Llega un momento en el progreso de cualquier especie, incluso las que parecen prosperar, en el que la extinción será inevitable, sin importar lo que puedan hacer para evitarla. La causa de la extinción suele ser una reacción tardía a la pérdida de hábitat. Las especies que corren mayor riesgo son aquellas que dominan parcelas de hábitat particulares a expensas de otras que tienden a migrar a otros lugares y, por lo tanto, están más dispersas. Los seres humanos ocupan más o menos todo el planeta, y con nuestro secuestro de una gran parte de la productividad de este parche de hábitat a nivel planetario, somos dominantes dentro de él. Por tanto, Homo sapiens podría ser ya una especie muerta andante”.



Reconocido científico británico pronostica cuando se dará la extinción humana

"Hay más variación genética en unos pocos grupos de chimpancés salvajes que en toda la población humana, la falta de variación genética nunca es buena para la supervivencia de las especies"