Condenado a cadena perpetua por asesinar a su esposa embarazada en el 2002

Familiares de la víctima estuvieron presentes durante la emotiva audiencia

California Department of Corrections and Rehabilitation

(NOTICIAS YA).-Casi 17 años después de ser condenado a muerte, Scott Peterson, fue sentenciado el miércoles a cadena perpetua sin libertad condicional por el asesinato de su esposa embarazada en 2002.

Durante una emotiva audiencia en la que miembros de la familia de Laci Peterson, mujer embarazada, estuvieron presentes, lo criticaron por el asesinato y su aparente falta de remordimiento. “Todavía siento dolor todos los días, después de 19 años”, dijo su madre, Sharon Rocha. “Tu acto egoísta malvado, egocéntrico e imperdonable puso fin a dos hermosas almas. ¿Y por qué motivo? No había otra razón más que ya no los querías. No querías un bebé ni la responsabilidad de ser padre. Eres un cobarde."

“Tengo sueños sobre ella”, agregó sobre su hija, que tenía 27 años y estaba embarazada de ocho meses cuando la mataron cargando al niño que la pareja planeaba nombrar Connor. "Y a veces, cuando me despierto, lloro porque son muy realistas y sé que nunca la volveré a ver".

El abogado de Peterson, Pat Harris, dijo que su cliente no ha mostrado ningún remordimiento porque no es culpable. Dijo, como lo ha hecho en el pasado, que la defensa ahora puede probar que los ladrones estaban cerca el día que Laci desapareció, aunque los investigadores dicen que fueron descartados como sospechosos.

Peterson fue descrito uniformemente como un esposo amoroso y un futuro padre, dijo Harris, hasta que se hizo público que estaba teniendo una aventura en el momento de la desaparición de su esposa. Luego, "rápidamente se convirtió en el hombre más odiado de Estados Unidos", dijo Harris, con un cartel fuera de la sala del tribunal preguntando si era un "hombre o un monstruo".

Los fiscales dicen que Peterson se llevó el cuerpo de su esposa de su casa en Modesto en la víspera de Navidad de 2002 y lo arrojó de su barco de pesca a la bahía de San Francisco, donde fueron arrastrados a la costa en abril de 2003.

Los abogados defensores dicen que la nueva evidencia apunta a ladrones cercanos, aunque los investigadores dicen que fueron descartados como sospechosos.

Los magistrados de la Corte Suprema dijeron en su decisión de agosto de 2020 que revocó su sentencia de muerte que había pruebas circunstanciales considerables que incriminaban a Peterson en el asesinato en primer grado de Laci y el asesinato en segundo grado de Connor.

Incluyó que los cuerpos llegaron a la costa cerca de donde Peterson admitió que estaba pescando el día que desaparecieron. Había investigado las corrientes oceánicas, había comprado un barco sin decírselo a nadie y no podía explicar qué tipo de pez estaba tratando de pescar ese día.

Además, en las semanas posteriores a la desaparición de Laci, pero antes de que los cuerpos llegarán a la costa, vendió el automóvil de su esposa, pensó en vender su casa y convirtió la habitación del bebé en una sala de almacenamiento.

Peterson finalmente fue arrestado después de que Amber Frey, una masajista que vive en Fresno, le dijera a la policía que habían comenzado a salir un mes antes de la muerte de su esposa, pero que él le había dicho que su esposa estaba muerta.

Con información de The Associated Press



Condenado a cadena perpetua por asesinar a su esposa embarazada en el 2002

Familiares de la víctima estuvieron presentes durante la emotiva audiencia