Confesó que mató a su cuñada justo antes de ser ejecutado por asesinar a su esposa

David Neal Cox fue ejecutado el pasado 17 de noviembre y antes de ese día le confesó a sus abogados otro de sus violentos crímenes

Foto: MGN/Archivo

(NOTICIAS YA).- Un hombre que fue ejecutado en Mississippi el mes pasado por el brutal asesinato de su exesposa confesó en sus últimos momentos que tres años antes también había matado a la esposa de su hermano, su cuñada. 

David Neal Cox, de 50 años, fue ejecutado con una inyección letal el pasado 17 de noviembre y antes de ese día le confesó a sus abogados otro de sus violentos crímenes: el asesinato de su cuñada Felicia Cox. 

La mujer, entonces de 40 años, fue vista por última vez en julio de 2007 visitando a su cuñada Kim Kirk Cox, quien era esposa de Cox, en la ciudad de Pontotoc.

LEE: Confesó agredir sexualmente a niños en 1990 durante arresto por pornografía infantil, según la policía

Neal Cox fue la última persona en ver con vida a Felicia y desde hace años se tenían dudas sobre su participación en la desaparición, algo que ahora ha quedado aclarado. 

El fiscal de distrito John Weddle informó, en una reciente conferencia de prensa, que el hombre confesó el crimen a sus abogados a finales de octubre y renunció a su privilegio de “abogado-cliente” tras su muerte, por lo que la información fue presentada ante la fiscalía dos días después de ser ejecutado. 

Y no solo confesó el asesinato, el condenado a muerte dio detalles sobre la ubicación de los restos de Felicia Cox y las autoridades ya se preparan para buscar el cuerpo, destacó el fiscal. 

De acuerdo con los informes, David Neal Cox “sentía un profundo remordimiento y quería darle un cierre” a la familia de Felicia Cox, según detalla Univision

LEE: Mujer confesó haberle hecho daño a su hijo de 4 años, horas después el menor murió

El crimen que lo condenó a muerte 

Antes de que el estado fijara su fecha de ejecución, Cox abandonó todas las apelaciones y presentó documentos judiciales calificándose como “digno de muerte”.

El hombre se declaró culpable en 2012 de asesinato por la muerte a tiros de Kim Kirk Cox y más tarde fue condenado a muerte.

Se convirtió en el primer preso ejecutado en Mississippi en nueve años.

Cox también se declaró culpable de una serie de cargos, entre los que se incluyen uno por la agresión sexual en contra de su hijastra, que entonces tenía tan solo 12 años. 

LEE: Asesinó a sus tres hijos y huyó tras confesar el crimen a su padre

Fue entre el 14 y 15 de mayo de 2010 cuando Cox le disparó a Kim Kirk Cox y luego agredió sexualmente a su hija al menos tres veces frente a ella, mientras agonizaba. Durante ese período, el hombre tomó como rehenes tanto a la niña como a uno de sus hermanos menores. 

La hijastra de Cox, que ahora tiene 23 años, le dijo a Associated Press que él abusó de ella durante años, hasta que en 2009 se lo contó a su madre y ella acudió ante la policía para denunciarlo. 

Sin embargo, a pesar de ser acusado de violación de menores, agresión sexual, abuso infantil y posesión de metanfetamina, quedó en libertad en abril de 2010 sin ser juzgado. Kim Kirk Cox obtuvo una orden de restricción en su contra, pero eso no las protegió.



Confesó que mató a su cuñada justo antes de ser ejecutado por asesinar a su esposa

David Neal Cox fue ejecutado el pasado 17 de noviembre y antes de ese día le confesó a sus abogados otro de sus violentos crímenes