En Virgina capturaron a un supuesto asesino en serie que citaba a sus víctimas por una red social

Se presume que el sospechoso transportaba a sus víctimas ya asesinadas en un carrito de compras

Fairfax Police

(NOTICIAS YA).- Este viernes las autoridades de Virginia informaron sobre la captura de lo que ellos creen es un asesino en serie que utilizaba un carrito de compras para llevar los cuerpos de sus víctimas.

De acuerdo al Departamento de Policía de Fairfax, en Virginia, Anthony Robinson, de 35 años, citaba a sus víctimas por medio de una red social y presuntamente después las asesinaba.

LEE: Arrestan a sospechoso de ser un asesino en serie en Missouri y Kansas

Fairfax Police DepartmentLas víctimas de Robinson, son al menos cuatro, pero las autoridades creen que hayan más dentro de la lista por lo que es un caso abierto que se investiga.

ANTECEDENTES

El sospechoso enfrenta cargos de asesinato en primer grado en un caso en el que dos mujeres víctimas fueron encontradas en un estacionamiento vacío en Harrisonburg, las víctimas fueron identificadas como Allene Elizabeth Redmon, de 54 años, de Harrisonburg y Tonita Lorice Smith, de 39, de Charlottesville.

Dentro de la conferencia de prensa dada la tarde de este viernes las autoridades dijeron que creen que los homicidios fueron en diferentes momentos, pero los cuerpos se encontraron uno cerca del otro.

Se presume que el sospechoso transportaba a sus víctimas ya asesinadas en un carrito de compras.

LEE: Hombre que mató a su mamá en Maryland podría ser un asesino en serie

Otra de las víctimas fue identificada como Cheyenne Brown, de 29 años, del sureste de Distrito de Columbia. Las autoridades no han revelado la identidad de la persona asesinada en Fairfax. Robinson hablaba con la joven por medio de un sitio de citas.

El sospechoso está detenido en la cárcel del condado de Rockingham, siempre de Virginia.



En Virgina capturaron a un supuesto asesino en serie que citaba a sus víctimas por una red social

Se presume que el sospechoso transportaba a sus víctimas ya asesinadas en un carrito de compras