Segunda cadena perpetua para el tirador del mortal ataque en sinagoga de Poway

Earnest, de 22 años, se declaró culpable de los cargos de asesinato e intento de asesinato por el tiroteo del 27 de abril de 2019.

(NOTICIAS YA).-Un joven de 22 años que llevó a cabo un mortal tiroteo en una sinagoga de Poway, fue sentenciado este martes por un juez federal de San Diego a cadena perpetua, más 30 años.

John Timothy Earnest, de 22 años, se declaró culpable en procesamientos estatales y federales de cargos relacionados con el tiroteo del 27 de abril de 2019, así como el incendio provocado de la mezquita Dar-ul-Arqam en Escondido aproximadamente un mes antes del tiroteo.

El tirador del mortal ataque racial a la sinagoga de Poway es condenado a cadena perpetua

Earnest también fue sentenciado a principios de este año a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional en el caso del estado en su contra luego de sus declaraciones de homicidio, intento de asesinato e incendio provocado, lo que le ahorró una posible sentencia de muerte. Más tarde se declaró culpable en el caso federal de 113 cargos federales relacionados con crímenes de odio, derechos civiles y violaciones de armas.

El juez de distrito estadounidense Anthony J. Battaglia optó por ejecutar la cadena perpetua federal de Earnest consecutivamente con la sentencia estatal. Battaglia hizo referencia a los documentos de sentencia del gobierno que indican: "Sin embargo, los símbolos son importantes. Tenemos varios. Tenemos nuestra bandera. Tenemos nuestro sello del gobierno. ... El odio es algo que debe ser abordado y debe ser presentado como un ejemplo para todos que no será tolerado".

Familiares y amigos despiden a víctima de tragedia en sinagoga de Poway

Earnest irrumpió en la sinagoga de Poway el 27 de abril de 2019 y abrió fuego con un rifle AR-15 dejando a una mujer sin vida e hiriendo a otras tres. Había 54 personas dentro de la sinagoga cuando Earnest entró al vestíbulo y baleó a muerte a Lori Gilbert-Kaye, de 60 años. El rabino Yisroel Goldstein recibió un disparo en ambas manos, lo que le hizo perder un dedo índice, y Noya D., que entonces tenía 8 años, y su tío, Almog Peretz, resultaron heridos.

En una carta abierta en línea publicada poco antes del tiroteo, Earnest expresó sus sentimientos antisemitas, la necesidad de proteger a la "raza europea", y escribió: "Solo puedo matar a tantos judíos" y "Ojalá matara más". "

Durante el incidente del incendio provocado, siete misioneros dormían dentro de la mezquita Dar-ul-Arqam en ese momento, pero pudieron apagar las llamas y escapar. Los grafitis que se dejaron afuera de la mezquita rindieron homenaje a un supremacista blanco que disparó y mató a más de 50 personas en Nueva Zelanda a principios de ese mes.

Los abogados de Earnest escribieron que está arrepentido y ha "condenado sus propias acciones en este caso". Battaglia dijo que recomendaría que Earnest sea alojado en una instalación federal, pero señaló que dependerá de la Oficina de Prisiones si aceptará alojarlo.



Segunda cadena perpetua para el tirador del mortal ataque en sinagoga de Poway

Earnest, de 22 años, se declaró culpable de los cargos de asesinato e intento de asesinato por el tiroteo del 27 de abril de 2019.