2021 está por terminar rompiendo récord con nuevos casos de COVID-19

(Photo by Donato Fasano/Getty Images)

La situación podría empeorar aún más después de Año Nuevo por la variante ómicron

(NOTICIAS YA).- Los expertos en salud advierten que Estados Unidos va en camino a enfrentar una fase angustiosa de la pandemia, conforme los nuevos casos aumentan en medio de las vacaciones y a causa de la variante de COVID más contagiosa que haya golpeado al país. 

De acuerdo con datos de la Universidad Johns Hopkins, este martes el promedio de casos diarios de COVID-19 llegó a 265,427, un nuevo récord pandémico. El récord anterior de 251,989 se estableció el 11 de enero.

La situación podría empeorar aún más después de Año Nuevo por la variante ómicron. 

El aumento de los nuevos casos se registra a la par que las hospitalizaciones pediátricas se incrementan por COVID-19, justo cuando millones de niños se preparan para volver a las aulas la próxima semana a pesar de las advertencias de expertos. 

El Departamento de Educación está instando a los distritos escolares a tomar medidas de seguridad para garantizar que las aulas permanezcan abiertas para el aprendizaje en persona en la segunda mitad del año escolar.

“Es increíblemente importante que todas las escuelas trabajen para permanecer abiertas al aprendizaje en persona cinco días a la semana, especialmente a la luz de la variante ómicron”, detalla la guía citada por CNN.

En todo el país, un promedio de 305 niños lucharon contra COVID-19 en un hospital en cualquier día de la semana que terminó el domingo, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y el Departamento de Salud y Servicios Humanos.

Eso es un aumento de más del 48 por ciento con respecto a la semana anterior y un 10,7 por ciento más bajo que el promedio máximo de 342 niños que fueron ingresados ​​en hospitales con el virus a fines de agosto y principios de septiembre.

En general, los expertos advierten que las próximas semanas serán difíciles para el país.

“No hay duda de que enero estará lleno de muchos desafíos a corto plazo: camas de hospital, escasez de personal, pruebas, escasez de casi todo”, dijo Andy Slavitt, ex asesor principal del equipo de respuesta COVID-19 de la administración Biden.

Las pruebas caseras escasean y son menos sensibles a ómicron 

Millones de estadounidenses han recurrido a las pruebas de COVID-19 en casa como medida de precaución antes de viajar o reunirse para las vacaciones, siguiendo las recomendaciones de los expertos y provocando un desabasto.

Pero las pruebas rápidas de antígenos podrían ser menos capaces de detectar la variante ómicron, de acuerdo con la Administración de Drogas y Alimentos.

Los estudios sobre pruebas de antígeno que utilizaron muestras de pacientes que tenían el virus vivo mostraron que, si bien las pruebas detectan la variante ómicron, lo hicieron con menos sensibilidad, dijo la FDA. 

Sin embargo, se siguen realizando más estudios sobre las pruebas y las personas deberían seguir usándolas, según alertó la agencia. 

“Las pruebas aún valen la pena. No permita que nadie piense que la FDA estaba diciendo que las pruebas ya no son buenas”, dijo el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas. 

Con información de CNN. 



2021 está por terminar rompiendo récord con nuevos casos de COVID-19

La situación podría empeorar aún más después de Año Nuevo por la variante ómicron