Los éxitos y fracasos en la lucha contra el Covid en 2021

En el segundo año completo en que el mundo combatió al virus, las vacunas salvaron vidas pero también conocimos a las peligrosas variantes nuevas

covid china
(Zhang Xin/VCG via Getty Images)

(NOTICIAS YA).- El segundo año completo en el que el mundo convivió con el nuevo coronavirus está por terminar.

En 2021, una gran parte de la población pudo recibir la vacuna contra el Covid-19, aunque la inequidad en el acceso a la misma no ha sido resuelta.

Asimismo, los expertos y las autoridades han tenido que lidiar con la aparición de variantes de preocupación y con ello, nuevas olas de contagio. El Dr. Elmer Huerta hizo un recuento para CNN de lo que aprendimos sobre el virus este año y lo que nos depara la pandemia para 2022.

LEE: 2021 está por terminar rompiendo récord con nuevos casos de COVID-19

La inequidad en el acceso a las vacunas: El 11 de diciembre de 2020, la Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) dio la autorización de uso de emergencia a la vacuna de Pfizer y esta se empezó a suministrar el 14 de ese mes.

“Mientras que los países más pobres del planeta miraban de lejos las inalcanzables vacunas”, relató Huerta, “los países ricos acaparaban todas las vacunas que podían, llegando a tener vacunas para dos o tres veces su población”.

Lo anterior originó que la iniciativa Covax, un proyecto global dirigido por la OMS, la Alianza de Vacunas (GAVI) y la Coalición para las Innovaciones en la Preparación ante Epidemias (CEPI) cayera en crisis porque los países ricos no habían colaborado con el acopio de las vacunas necesarias para ser distribuidas en los países pobres.

Además de la falta de acceso, se descubrió que no es completamente efectiva para prevenir las infecciones sintomáticas. Sin embargo, sí lo es para proteger de los casos graves y las muertes.

Tanto los científicos como el público esperaban que las vacunas contra el Covid-19 se comportaran como las vacunas infantiles, es decir, que otorgaran una protección duradera de muchos años contra el nuevo coronavirus.

Esta hipótesis se vino abajo cuando Pfizer informó que la efectividad de su vacuna para proteger contra la enfermedad causada por la recientemente aparecida variante delta, había disminuido de más de 90% a 64%.

El laboratorio solicitó a la FDA la autorización para administrar una tercera dosis de su vacuna, entre seis y 12 meses después de la segunda, el cual aumentaba los niveles de anticuerpos neutralizantes 5 a 10 veces más que las alcanzadas con 2 dosis.

Se ha documentado que todas las vacunas en uso han perdido efectividad de protección contra las nuevas variantes del virus, por lo que en este momento la administración de una tercera dosis es la norma en muchos países. Israel incluso se convirtió el 21 de diciembre en el primer país en autorizar el uso de una cuarta dosis para personas mayores de 60 años, trabajadores de la salud y personas con disminución de la inmunidad.

La disminución en la efectividad para prevenir la infección, explica el experto, ha ocurrido porque las vacunas se prepararon para actuar contra el virus salvaje original, y no se contaba con que este mutaría tan rápidamente.

Al mismo tiempo, en el mundo se ha producido una enorme división entre aquellas personas que, principalmente por las noticias falsas, rechazan las vacunas y aquellos que cumplen con este simple acto de protección.

La realidad es que, después de casi 8 mil 800 millones de dosis de diferentes vacunas contra el Covid-19 administradas en el mundo, la vacuna es considerada segura y efectiva para proteger de la enfermedad grave y de la muerte, por lo que es vista como el arma fundamental en la lucha contra la pandemia.

LEE: Fauci propone considerar un mandato de vacunas para todos los viajeros nacionales

Las variantes: También el 14 de diciembre de 2020, el primer ministro de Reino Unido Boris Johnson anunció una serie de estrictas restricciones causadas por la propagación de una nueva variante del virus, que parecía propagarse más fácilmente y ser hasta un 70% más transmisible que la original.

Una semana después, el 21 de diciembre, la OMS anunciaba la identificación de otra variante, detectada en Sudáfrica, y diferente a la del Reino Unido. En junio de 2021, la OMS comenzó a bautizarlas con las letras del alfabeto griego: alfa, beta, delta y de ahí a la más reciente, ómicron. Se considera que América Latina, por la alta circulación del virus, ha sido el origen de tres de ellas.

“Debido a su altísima circulación en ciertos lugares, el SARS-CoV-2 se ha convertido en un enemigo formidable, demostrando una enorme capacidad de mutación y adaptación al ser humano, desconociéndose si 2022 nos depara otras variantes”, añadió el médico.

El contagio: Aunque el virus puede transmitirse a través de superficies contaminadas, esa no es su ruta principal. Este año se aclaró completamente que el Covid-19 es una enfermedad que se transmite a través de finísimos aerosoles que se despiden de las vías respiratorias al hablar, cantar, gritar y, por supuesto, al toser o estornudar.

En términos prácticos, el principal modo de protección es el uso de mascarillas de alta eficiencia, como una N95, KN95 o una doble mascarilla, siendo una la quirúrgica y la otra de tela encima de ella.

También ha dejado de ser necesario lavar las bolsas o cajas de alimentos que se compran en los mercados; la higiene de manos y superficies debe ser estricta, pero no solo para prevenir el Covid-19, sino también para prevenir muchas otras enfermedades infecciosas.

El 2021, segundo año de la pandemia, termina en estado de alerta mundial por la aparición de la variante ómicron, cuyo comportamiento determinará, en gran parte, lo que suceda en 2022.

LEE: Festejos de fin de año bajo ola de Covid 19

¿Cuál es el mejor escenario para el tercer año de la pandemia? Que el Covid-19 se convierta en una enfermedad endémica, es decir que esté constantemente presente en la comunidad, pero sin que se produzcan las severas epidemias que se vieron en los dos primeros años.

“De confirmarse los datos que vienen de Sudáfrica, de que una persona infectada con esta variante tiene menor probabilidad de ser hospitalizada y de sufrir una enfermedad grave, es posible que el virus haya logrado un equilibrio con el ser humano y estemos en camino a la endemia”, auguró el médico.

“Si a ese elemento… le sumamos que este 2021 se han descubierto medicamentos que pueden evitar el agravamiento de los enfermos en riesgo de complicaciones, tendremos un mejor manejo ambulatorio del Covid-19 en su fase endémica”, abundó Huerta.

El 22 de diciembre, la FDA autorizó el uso de emergencia de “Paxlovid”, tratamiento del laboratorio Pfizer, una combinación de dos antivirales que ha demostrado una eficacia de 89% para prevenir la hospitalización y muerte.

Hasta ahora se han contabilizado más de 276 millones de casos durante la pandemia, la cual ha cobrado las vidas de más de cinco millones de personas en el planeta.

*Con información de CNN Español



Los éxitos y fracasos en la lucha contra el Covid en 2021

En el segundo año completo en que el mundo combatió al virus, las vacunas salvaron vidas pero también conocimos a las peligrosas variantes nuevas