Familia mexicana pide ayuda tras perderlo todo en incendio

Entre lágrimas, Pedro de la Cruz cuenta que la casa donde vivía quedó hecha cenizas.

(NOTICIAS YA).-Casi mil viviendas han sido devoradas por las llamas del incendio Marshall, entre ellas la de una familia hispana que se salvó de quedar atrapada, gracias a un viaje a su país natal.

Entre lágrimas, Pedro de la Cruz cuenta que la casa donde vivía quedó hecha cenizas.

“Cómo quedó todo da mucha tristeza, porque Superior ya no va a ser lo mismo”, dijo el padre hispano.

Sin embargo, agradece que hizo un viaje a México antes que explotara el voraz incendio, lo que asegura "fue un milagro" y salvó la vida de sus hijas pequeñas.

“Estaba visitando a mi padre porque está un poco enfermo y está mayor”, apuntó Pedro.

Ahora el lugar donde quedaba su casa parece una zona de guerra, que, dice, le recuerda el infierno que vivieron sus seres queridos y vecinos.

“Mis hijos más grandes que estaban aquí en la casa, tuvieron que salir corriendo cuando ya la casa se había quemado porque no tuvieron tiempo para nada. Ellos tuvieron que brincar los cercos”, añadió.

Pero Pedro no solo quedó en la calle con su familia, también quedó sin trabajo, ya que allí guardaba las herramientas que utilizaba para realizar trabajos de construcción con su socio.

“Teníamos herramientas. Todo se perdió, nos toca comenzar de cero”, dijo.

Por lo que piden ayuda de la comunidad, la cual ha respondido donando más de 25 mil dólares a través de una cuenta de Go Fund Me.

Un apoyo que Pedro y su esposa agradecen, desde la casa de su hija mayor, donde han encontrado un refugio temporal mientras buscan salir adelante con sus pequeñas

“Ahorita acabo de llegar de México y me encuentro con todo esto y pues me da tristeza porque llegamos y encontramos cenizas”, añadió el padre de familia.

Si desea ayudar a Pedro y su familia puede hacer clic en este enlace: https://gofund.me/dfc2fbdf

 

 



Familia mexicana pide ayuda tras perderlo todo en incendio

Entre lágrimas, Pedro de la Cruz cuenta que la casa donde vivía quedó hecha cenizas.