Familias calcinadas en Juárez huían del fuego; "una rompió la pared, la otra murió en el baño"

Lamentan trágica muerte de los ocho miembros de estas dos familias.

(NOTICIAS YA).-Las familias que murieron trágicamente en un incendio de Juárez intentaron escapar, pero el fuego los alcanzó.

A través de las redes sociales, amigos y familiares lamentaron la muerte de las ocho personas, quienes fueron víctimas del fuego en la colonia México 68.

"Partidas que duelen en el alma", lamentó un familiar tras el terrible.

Según escalofriantes detalles de los rescatistas que atendieron la emergencia, una de las familias murió en el baño de la casa, incluso abrieron las llaves de la regadera para mojarse y evitar quemarse. La otra hizo“un boquete en una de las paredes de la recámara." 

2 familias murieron calcinadas en Juárez tras incendiarse sus viviendas; 4 eran niños

De acuerdo con el reporte oficial de esta tragedia en la colonia México 68, así ocurrió todo:

“Mi hermano me llamó, me dijo que se les estaba quemando la casa y no podían salir, fue lo último que hablé con él”, fueron las palabras que dolían en la garganta de Salvador justo afuera de la casa reducida a cenizas donde perdió a ocho miembros de su familia.

Las primeras horas del primer día de marzo fueron también las últimas en la vida de dos hermanos y sus familias que sufrieron la tragedia de un incendio. Según el reporte preliminar la casa ubicada entre las calles Salvador Allende y Emiliano Zapata de la colonia México 68 registró un corto circuito alrededor de las 2:30 de la madrugada de este martes, cuando los cuatro adultos y los cuatro menores dormían.

El número de emergencias recibió una llamada alrededor de las 2:40 donde alertaba de un incendio con personas atrapadas. Los cuerpos de Rescate fueron enviados al lugar.

El celular de Salvador Salas, sonó mientras dormía, nunca imaginó que recibía la última llamada de su hermano Juan, cuando colgó el teléfono, se levantó y se fue a toda prisa a la casa de sus hermanos, pero ya no los encontró vivos.

Juan Aarón Salas de 38 años fue quien se despertó primero y antes de llamar a Salvador, alertó a su hermano José Luis de las llamaradas que se empezaban a extender amenazantes en el interior de la vivienda que compartían las dos familias.

Los hermanos despertaron a sus esposas e hijos e intentaron escapar, pero el fuego los acechó hasta el final: “Hicieron un boquete en una de las paredes de la recámara de mi sobrina, por donde intentaron salir, pero no fue posible, entonces José Luis y su familia murieron ahí”, dijo.

Juan y su esposa Sandra tomaron a sus dos hijos y se refugiaron en el baño. La desesperación y el instinto por preservar la vida los hicieron abrir las llaves de la regadera para mojarse y retardar con ello el efecto del fuego en ellos, con la esperanza de ser rescatados. No lo lograron el humo los alcanzó primero y los intoxicó. Todos murieron.

Mueren 8 personas en Juárez: Madre y abuela de las víctimas nos cuenta los detalles

Afuera, los vecinos que se dieron cuenta del fuego salieron para intentar ayudar a sofocar la lumbre.

Utilizaron cubetas, mangueras, lo que hallaban a su paso, porque escuchaban los gritos de angustia.

El amanecer parecía adelantarse en este hogar de la “México 68”, pues la vivienda ardiente asemejaba una enorme antorcha que alumbraba varias cuadras.

“Cuando mi esposa me despertó y salí para ayudar a los vecinos, le juro que parecía de día por las fuertes llamaradas que alumbraban mucho”, dijo Manuel, quien arrojó varios cubetazos de agua. “En eso llegaron los bomberos, pero todo ardió muy rápido y no se pudieron salvar lamentablemente”, lamentó el vecino.

Salvador Salas, vive en una colonia cercana, esto no sirvió, llegó hasta la casa de sus hermanos, pero los policías ya no le permitieron cruzar los cordones amarillos de advertencia por el riesgo que implicaba ser alcanzado por el fuego.

Él narró a RadioNet que cuando llegó, al menos uno de sus hermanos estaba vivo. “Ya no se pudo hacer nada porque ya la lumbre estaba ahí adentro y los policías no nos dejaron hacer nada para intentar sacarlos”, comentó el hombre.

“Por atrás abrieron un boquete que los policías tampoco dejaron entrar a nadie.  Si ellos lo hubieran permitido, que hubieran ayudado, si los habrían sacado vivos, pero no permitieron que se acercara a uno”, reprochó entre lágrimas.

José Luis Salas Franco, así como a su esposa Sonia Consuelo Nájera se resguardaron junto a sus hijas en la recámara de una de ellas, pues la lumbre invadió toda la parte frontal de la casa, especialmente la salida.

José picaba en la pared de adobe, mientras que por fuera sus vecinos intentaron ayudarlo para abrir un espacio por el que pudieran escapar. No lo lograron.

Niño muere calcinado en Juárez; no había agua para "apagar la lumbre", dijeron

"Vuelen alto mis amigos y sus princesas dios los reciba en su santa gloria . Sonia y mamicho descansen en paz", escribió una usuaria de Facebook.

En la pared de la recámara quedó un boquete como huella del intento por salvar sus vidas, antes de caer intoxicados y luego consumidos por el fuego.

Eran casi las 3:30 de la mañana cuándo las familias Salas Acosta y Salas Nájera, dejaron de existir.

El saldo fatal fue de cuatro adultos y cuatro menores fallecidos.

"Vuelen alto mis amigos y sus princesas dios los reciba en su santa gloria . Sonia y mamicho descansen en paz", escribió una usuaria de Facebook.

"Existen partidas que duelen en el alma... perdidas que parten en dos al corazón... Amigos que se van que han dejado huella. Mi querido amigo mil gracias por tu bonita y sincera amistad. Te extrañare mucho pero algún día volveremos a encontrarnos. EN PAZ DESCANSE LUIS SALAS Y TODA SU FAMILIA (mamicho)", escribió otra persona cercana a las víctimas del incendio.

 



Familias calcinadas en Juárez huían del fuego; "una rompió la pared, la otra murió en el baño"

Lamentan trágica muerte de los ocho miembros de estas dos familias.