Entrevista con LP: El amor, la libertad y la religión, nunca se habían llevado tan bien

El debate infinito acerca de la naturaleza del talento, si nace o se hace, podría llevarnos a vagar en pensamientos por horas, pero cuando un artista pone sobre la mesa una capacidad creativa tan enorme, lo único que queda por hacer, es cerrar los libros y apreciar en todo su esplendor sus habilidades. Es ahí […]

El debate infinito acerca de la naturaleza del talento, si nace o se hace, podría llevarnos a vagar en pensamientos por horas, pero cuando un artista pone sobre la mesa una capacidad creativa tan enorme, lo único que queda por hacer, es cerrar los libros y apreciar en todo su esplendor sus habilidades.

Es ahí cuando entendemos que si la música es parte de ti, se nota. Se traspira por cada poro y uno a uno tus sentidos seducen a quienes escuchan tus composiciones.

Tomando esta premisa como base, nos topamos con Laura Pergolizzi, conocida en la escena musical como LP, la chica del cabello rizado y la voz súper poderosa. Una artista carismática que ha sabido construir su camino en la música al crear hits que de una u otra forma impactan a toda una generación, además de haber dejado un legado en la composición al escribir para artistas de la talla de Rihanna, los Backstreet Boys o Christina Aguilera.

Una persona que desde muy pequeña entendió lo que quería hacer con su vida, que tomó la música como escape y la composición como amiga. Que nos ha regalado temas que perdurarán por siempre y que más allá de las melodías, nos hace conectar con un sentimiento único que puede permanecer por mucho tiempo dentro de nosotros.

Con el pretexto de su nueva gira por Estados Unidos y Latinoamérica, donde ya agotó las entradas, conversamos con LP acerca de sus sentimientos más arraigados, su postura ante la religión y esa creatividad innata que aún tiene para ofrecer dentro y fuera del escenario...

¿Cómo te sientes de regresar a México luego del Corona Capital del año pasado? Ahora ya está Churches (2021) en las calles...

En este momento, me siento un poco más conectada porque estamos en ensayos y todo, pero es raro lanzar un disco y no estar... o no estar de gira antes de que salga el disco, porque eso es lo normal. Así que sí, es un poco extraño. Estoy muy emocionado de estar a punto de sacar este disco, de tocar este disco, finalmente.

Y en cuanto a un tour como este, con fechas y arenas enormes, ¿Cómo te preparas?

Tenemos un almacén gigante, para traer todas nuestras luces y equipos y todo, y actuamos, y armamos el espectáculo con un md, es una jodida cosa. Pero es agradable.

En cuanto al show, lo armamos con el directo. La banda se aprende las canciones, porque no se las saben todas de inmediato. Y luego hacemos las conexiones de las canciones, ya sabes, el setlist y todas estas cosas, es genial.

Hablando un poco de Churches, además de las claras referencias que haces a la religión, lo primero que percibo al escucharlo es amor. ¿Puedes contarme un poco acerca de los sentimientos que quisiste plasmar en él?

En una palabra, amor, quiero decir, siempre trato de hacerme sentir algo, recordar algo, o convencerme o simplemente llegar a un acuerdo con algo, eso es lo más grande que trato de hacer. Y ni siquiera sé si tratar es la palabra correcta porque no sé, solo me estoy expresando, solo estoy expresando un sentimiento para ser honesta, no es necesario nada loco.

Es como un sentimiento que trato de sacar a la superficie y creo que la gente puede conectarse con eso. Saben de lo que hablo cuando lo digo. Estoy lista para hacer eso con todos, en persona ahora, quiero decir que el mundo está listo, supongo, sabes que lo pasamos mal.

Casi siento que no puedo creer que voy a estar de gira hasta que esté realmente de gira.

¿Y la religión? ¿Por qué reflejarlo en tu disco, cuál es tu postura ante Dios?

Apenas creo en Dios, y quiero que todos adoren como quieran adorar, esa es la cuestión. Creo que Churches (2021), que el escenario que sucedió cuando yo fui a la iglesia y te cubrían la cabeza, no fue algo terrible, solo me hizo comenzar a pensar en cómo eso era algo muy pequeño para que alguien te lo exigiera hacer, pero me hizo pensar en cómo Dios quiere que actuemos, de todos modos, cubrirse la cabeza es algo pequeño, de hecho yo me cubrí la cabeza solo por diversión. Pero creo que todos deberían ser libres en el culto como quieran, y eso incluye a las personas que no me quieren en su iglesia también.

Creo que si una religión quiere ser como... Crecí católico, y católico es el amor, la paz y la humanidad, ¡excepto si eres gay! Y no estoy tratando de matar a golpes la cosa gay. Honestamente, vete a la mierda. Me importa un carajo. Voy a ser gay te guste o no. Estaré aquí, teniendo sexo con personas del mismo sexo que yo, y no tienes que preocuparte, porque yo tampoco quiero oír hablar de tu vida sexual. Incluso si eres gay, me importa un carajo tu vida sexual. Ve, ve a ser gay también.

Tengo una relación muy seria y hermosa, estática con Dios, y me pertenece, y no tengo que convencerte de eso, no me importa. Entonces, a cualquiera que le importe o piense que va a poner algún tipo de idea en mi mierda, no va a suceder. Lo siento. Incluso puedes matarme y luego mis restos se irán y se convertirán en otra persona. Y luego voy a encontrar una puta manera de hacerlo.

Solo creo que se trata de libertad, la vida se trata de libertad y desafortunadamente es una de las cosas más difíciles de tener realmente a veces. Celebramos este país que somos tan afortunados. Vivo en este país con todas sus fallas, pero como hombre, debería ser un regalo, y todavía no lo es. Y es tan jodidamente raro. Es alucinante.

Es una gran forma de pensar, y lo mejor es que esa libertad la plasmas en canciones poderosas... ¿Crees que tu sonido ha evolucionado gracias a esto o que tienes mayor libertad creativa?

Puedo hablar mucho porque mi cuerpo es libre, pero la libertad está dentro de tu mente, así que sí, mi espíritu se siente libre y trato de infundirme en mis canciones. No pienso en eso, pienso, escribo mucho sobre el amor romántico, se siente bien. Si me miras y no crees que hago lo que me hace sentir bien, te estás perdiendo el puto punto.

¡Me siento bien, huelo bien, me veo bien!

Seguramente te han preguntado en otro momento, pero siempre he querido saber ¿Cómo fue el momento, qué estabas haciendo cuando descubriste el poder de tu voz?

Solía ​​cantar en el auto, ya sabes, en la parte trasera del auto, era una niña pequeña, y creo que mi hermano mayor me decía 'wow, suenas como la radio', y yo decía '¿Sí? ' Estaba tan emocionada, y luego un día mi mamá estaba manejando y yo estaba cantando y ella dijo, bajó el volumen de la radio y dijo... '¿Eres tú?' Porque era cantante, cantaba ópera y esas cosas cuando era joven. Entonces sí, recuerdo que hubo una reacción y hasta mi padre, que no era el más fan de la música, siempre quiso que yo cantara.

Luego comencé a cantar frente a los niños en la escuela. Era como una cosa en marcha. Y luego, cuando llegó el momento de hacer algo con mi vida, como un trabajo o como si todo fuera aburrido, no quise estar en la escuela. Ni siquiera sé cómo ser cantante o lo que eso implica. No conozco a nadie, no tenía nada. Así que me mudé a la ciudad de Nueva York, conseguí un trabajo en un restaurante... y apesté durante años, seguí adelante. Eso era mucho trabajo.

Y pensé la primera vez que abrí la boca en la ciudad de Nueva York en un escenario que alguien iba a correr hacia mí con el contrato discográfico. Y puedo ver eso en las personas cuando trabajo con jóvenes a veces, puedo ver que a veces se sienten así, y pienso: 'No sé cuánto tiempo tomará, pero tomará lo que sea necesario. Pero fue lo mejor que he hecho. Fue lo más difícil y lo mejor. Creo que solo quería hacer algo que fuera inconcebiblemente difícil, ¿y adivinen qué? Logré eso. Era inconcebiblemente duro, era la jodida cosa más dura.

Pero es tan gratificante que puedo cantarle canciones a la gente. Santa mierda. Guau.

Promo Website Website Landscape Content 9

Qué increíble historia y súper interesante todo ese trabajo duro que hay detrás...

Solo lo digo porque vale la pena, pero a la gente le gusta ponerse a la defensiva. Casi se sienten avergonzados de decir que deseaban algo. Es algo así como 'Sí, nunca tuve eso de todos modos, es porque no lo quise'. Llegas a ese punto en el que la gente está haciendo otras cosas y ganando dinero y todo eso, y dices 'No siento que lo esté logrando’.

Antes de terminar me gustaría hablar un poco sobre México y ese cariño que tanto le tienes...

No, no, no fui yo. Pase lo que pase, no fui yo (risas).

Eres una experta de nuestra comida, lugares para visitar, nuestra cultura...

Hola, mi nombre es LP y soy un experto mexicano. ¿Cómo están? (risas).

Cuando no estás en México, ¿Qué te hace pensar en nuestro país?

Tengo un hermoso ejemplo de eso, y ella viene aquí a veces, todos los fines de semana... ¡Julieta Grajales!, ella me hace pensar en México, obviamente. Tengo muchos amigos mexicanos y tengo un grupo de amigos de la Ciudad de México que adoro. Pienso en vivir allí a veces, conseguir un lugar allí.

Sabes que mi guitarrista es una mujer mexicana. Alejandra. Y es uno de mis lugares favoritos en el mundo, y lo ha sido durante muchos años. Y sigo acercándome más y más a él.

¿Alguna comida o bar o algún restaurante o algo que te guste mucho visitar cuando estás aquí?

Dios mío, pasé el rato en Condesa, pero no recuerdo el nombre. Es mi lugar favorito de tacos, pero soy muy mala con los nombres, pero... ¡dime uno!

Mmmm ¿El Vilsito?

¡Ahí tienes! Jajaja. Hay un lugar que me encanta que está en una azotea al que siempre vamos.

¿Con tacos?

Si, con bebidas, tacos y todo. Es muy buena comida, y está en una azotea. Creo que es en Condesa. Oh, Dios mío, extraño esos días, cuando iba a ver a mi amigo Bernardo y todos nuestros amigos allá. Era un barrio realmente genial que ahora no puedo recordar porque soy muy mala con cosas como esa.

Pero siempre íbamos allí para grabar este lugar increíble, había muchos lugares que se derraman en la calle. Hay un piso de arriba, tan jodidamente enfermo.



Entrevista con LP: El amor, la libertad y la religión, nunca se habían llevado tan bien