Confirman sentencia de muerte contra hispano acusado de asesinar a una niña de 9 años

Adobe Stock

Los jueces fallaron en contra del hispano destacando que existen pruebas de ADN

(NOTICIAS YA).- Un hispano ha sido sentenciado a muerte por el secuestro, agresion sexual y asesinato de una niña de Otay Mesa en 1991, cuyo cuerpo fue encontrado en Chula Vista. 

La Corte Suprema de California confirmó este lunes la sentencia en contra de Manuel Bracamontes, ahora de 58 años, tras ser condenado por el brutal asesinato en 2005. 

Los jueces fallaron en contra del hispano destacando que existen pruebas de ADN y rechazaron la afirmación de la defensa sobre la falta de un debido proceso. 

La pequeña Laura Arroyo, de 9 años, desapareció durante la noche del 19 de junio de 1991 y su cuerpo fue encontrado alrededor de las 6:30 a. m. del 20 de junio de 1991 en el estacionamiento de un complejo industrial en Chula Vista. 

LEE: Toman de rehén a mujer dentro de su casa a punta de pistola en San Diego

Cuando desapareció, la niña vestía una pijama rosa y ropa interior del mismo color. Su cuerpo fue descubierto alrededor de 3 millas de su casa con 10 heridas de puñaladas, que se determinó se hicieron con un pico, y estrangulado. 

Aunque en el pijama de la niña se encontró ADN, no fue hasta el 2003 que nuevas pruebas de laboratorio con avances tecnológicos apuntaron a Bracamontes.

El sospechoso fue arrestado 12 años despues del asesinato que conmocionó al condado de San Diego.

Las autoridades ubicaron a Bracamontes y lograron arrestarlo luego de que perdió el control de su automóvil y se estrelló tras una persecución de una autopista de alta velocidad. 

De acuerdo con los informes, el hombres trabajaba como instalador de tuberías cuando se registró el sucuestro y asesinato, y al menos cinco testigos afirman que lo vieron en el complejo de apartamentos donde vivia la niña la noche en que desapareció. 

Hasta una semana antes del asesinato, el hispano había vivido en una unidad cercana con su entonces novia, con quien se casó mientras esperaba el juicio, y sus hijos.

VIDEO: Policía de San Diego revela imágenes de mortal enfrentamiento

Desde su arresto, tanto su esposa como su hermana han sostenido que es inocente y él mismo ha destacado ante un juez que no mató a la niña. 

Sin embargo, la Corte Suprema señaló que las pruebas reexaminadas en 2003 y nuevas pruebas de muestras encontradas en la boca, cuello y uñas de la niña coincidieron con el ADN tomado de la muestra de un cabello de Bracamontes. 

Por su parte, la madre de la niña, que también se llama Laura Arroyo, expresó que ha sido difícil revivir la tragedia y enfrentarse al asesino de su hija en los tribunales. 



Confirman sentencia de muerte contra hispano acusado de asesinar a una niña de 9 años

Los jueces fallaron en contra del hispano destacando que existen pruebas de ADN