Hallan cuerpo de niño migrante en el río Grande; su hermano sigue desaparecido

Adrees Latif/Reuters

Los padres fueron detenidos por agentes de la Patrulla Fronteriza y procesados, dijo CBP.

(NOTICIAS YA).- El cuerpo de un niño pequeño fue recuperado del río Grande por agentes de la Patrulla Fronteriza este jueves, mientras que su hermano, quien también fue arrastrado por las corrientes del río, sigue desaparecido, dijeron las autoridades.

El incidente comenzó el 2 de mayo cuando los agentes se encontraron con un matrimonio de Angola que había cruzado ilegalmente el Río Grande a un kilómetro y medio al oeste del puente internacional de Del Río, en la frontera entre Estados Unidos y México, según informó la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos (CBP).

La pareja les dijo a los agentes que sus dos hijos, de 7 y 9 años, fueron arrastrados por las fuertes corrientes del río mientras intentaban cruzar a EE.UU., según CBP.

Se desplegó una unidad de patrulla de botes de la estación Del Río en el área para encontrar a los niños, y la Rama de Operaciones Extranjeras del Sector Del Río se comunicó con sus contrapartes policiales en México para obtener asistencia coordinada, agregó CBP.

Los padres fueron detenidos por agentes de la Patrulla Fronteriza y procesados, dijo CBP.

Tres días después, las autoridades mexicanas encontraron el cuerpo de un niño que coincidía con la descripción de la familia cerca de la orilla del río en el lado mexicano del Río Grande, dijo CBP. En la zona también se encontró el cuerpo de un hombre adulto.

El otro hijo de la familia aún no ha sido localizado.

El fatal descubrimiento subraya el creciente peligro de los cruces por agua a lo largo del Río Grande, que forma una frontera natural entre Estados Unidos y México.

Hace apenas dos semanas, un miembro de la Guardia Nacional de Texas desapareció después de intentar rescatar a dos migrantes que parecían ahogarse cuando cruzaban el Río Grande cerca de Eagle Pass (Texas), a unos 97 kilómetros al sur del puente internacional de Del Río.

El cuerpo del guardia, Bishop Evans, de 22 años, fue encontrado varios días después. No estaba autorizado a entrar al agua, pero "actuó desinteresadamente" para rescatar a los migrantes, dijeron las autoridades. Los migrantes, que sobrevivieron, son sospechosos de estar "involucrados en el tráfico ilícito transnacional de narcóticos" y fueron puestos bajo custodia de la CBP.

Aunque la mayoría de las muertes de migrantes en la frontera están relacionadas con la exposición al calor, las muertes y los rescates relacionados con el agua han aumentado considerablemente en los últimos años en el sector de Del Río. Las muertes relacionadas con el agua se triplicaron allí desde el año fiscal 2018 hasta el 2019, y los rescates en el agua aumentaron más del 1000 %, según datos de CBP. En 2019, la imagen de un padre salvadoreño y su hija de dos años tirados boca abajo en las aguas del Río Grande desató el clamor internacional.

Por otra parte, el origen de la familia migrante en Angola forma parte de un importante aumento de los migrantes que llegan a la frontera sur desde fuera de Norteamérica y Centroamérica.

En su sitio web, la CBP separa ampliamente los orígenes demográficos de los migrantes en cinco categorías: México, Guatemala, Honduras, El Salvador y "Otros". Desde este punto en el año fiscal 2021 a 2022, los encuentros de la CBP con ciudadanos de "Otros" países en la frontera terrestre del suroeste se dispararon de unos 64.000 a 377.000, un aumento de casi el 500%, según muestran los datos. Los encuentros con ciudadanos de México, en comparación, aumentaron solo un 43%, según muestran los datos.

El grupo "Otros" incluye un gran número de migrantes de Colombia, Nicaragua, Venezuela, Cuba y Haití, así como grupos más pequeños de migrantes de Ucrania y Rusia.

En septiembre, decenas de miles de migrantes, la mayoría haitianos, se reunieron en un campamento improvisado en Del Río. Y en diciembre, CNN informó sobre un aumento migratorio compuesto principalmente por familias de clase media de América del Sur, lo que subraya la inestabilidad económica y política en gran parte de América Latina.

Desde marzo de 2020, la CBP ha estado aplicando una orden de salud pública conocida como Título 42, que permite a las autoridades estadounidenses expulsar rápidamente a los migrantes en las fronteras terrestres de Estados Unidos. En virtud del Título 42, las autoridades expulsaron a los migrantes en la frontera entre Estados Unidos y México más de 1,8 millones de veces en poco más de dos años, según datos de la CBP.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. dijo que los arrestos a lo largo de la frontera aumentaron en marzo, cuando hubo más de 220.000 encuentros con migrantes. Hasta cierto punto, la migración es estacional y la cantidad de personas que intentan cruzar la frontera tiende a aumentar en la primavera.

Catherine Shoichet de CNN contribuyó a este informe de CNN en español.



Hallan cuerpo de niño migrante en el río Grande; su hermano sigue desaparecido

Los padres fueron detenidos por agentes de la Patrulla Fronteriza y procesados, dijo CBP.