Se untó sangre de su compañero fallecido para aparentar estar muerta y salvarse durante tiroteo

Miah Cerrillo Sobreviviente Tiroteo Escolar Escuela Primaria Robb Uvalde Texas
GoFundMe

Cerrillo y uno de sus compañeros tomaron el teléfono de su maestra muerta y llamaron al 911 para solicitar ayuda.

(NOTICIAS YA).-Una de las sobrevivientes de la masacre de la Escuela Primaria Robb en Uvalde, Texas, confirmó que se untó sangre de un compañero y fingió estar muerta para que el atacante no le disparara.

Miah Cerrillo contó a la cadena CNN su traumática experiencia al interior del salón de clases donde ocurrió el tiroteo el pasado martes.

Afirma que ella y sus compañeros estaban en el salón de las maestras Eva Mireles e Irma García viendo la película "Lilo & Stitch", cuando de pronto las docentes se enteraron que había un atacante armado al interior del campus.

Miah dice que el tirador disparó contra la maestra a través del vidrio de la puerta cuando intentaba poner seguro a la entrada del aula.

Cuenta que todo sucedió muy rápido, el atacante siguió a la maestra. Miah contó que el atacante miró a una de las maestras a los ojos, le dijo "buenas noches" y le disparó.

Luego de abrir fuego, el sujeto disparó también en contra de la otra maestra y de los compañeros de Miah, quien recuerda cómo las balas volaban junto a ella y sentía fragmentos golpear su cabeza y hombros.

LEE:VIDEO: Esto sabemos del tiroteo que dejó 19 niños y dos adultos muertos en Texas

Tras este ataque, asegura que el sospechoso se dirigió al salón contiguo a través de una puerta. Miah escuchó gritos y la descarga de los disparos. Afirma que antes de que cesara el tiroteo, el tirador comenzó a escuchar música triste. La sobreviviente la describe como el tipo de música que escuchas cuando quieres que la gente muera.

Cerrillo y uno de sus compañeros tomaron el teléfono de su maestra muerta y llamaron al 911 para solicitar ayuda.

"Por favor, envíe ayuda porque estamos en problemas", recuerda haber relatado al operador.

Luego de unos minutos, Miah asegura que tenía miedo de que el atacante regresara a su salón de clases para matarla junto a los otros sobrevivientes. Es por eso que se llenó las manos de sangre de uno de sus compañeros fallecidos que estaba tendido junto a ella, para después untarla en su cuerpo y hacerse pasar por muerta.

Luego de ser rescatada afirma haber sentido que estuvo al interior del salón de clases como tres horas junto a sus amigos, mientras estaba cubierta de sangre.

LEE:Autoridades admiten error al responder a tiroteo de Uvalde, pensaron que no había niños en el salón

Compartió que pensaba que para ese momento todavía no llegaba la policía, sin embargo luego escuchó que la policía estaba esperando afuera de la escuela. En ese momento de la entrevista CNN comparte que Miah comenzó a llorar y dijo que no entendía porque no entraban a rescatarlos.

Por su parte la madre de Miah aseguró que su hija está traumatizada por este hecho, por lo que los padres han habilitado una cuenta de GoFundMe para poder pagar los costos de la terapia psicológica de la pequeña, puedes acceder dando click aquí.

La meta era reunir $10,000 dólares, sin embargo hasta el momento han logrado recaudar más de $222,000.

LEE:Conoce los rostros de la tragedia en la Escuela Primaria Robb de Uvalde, Texas

Miah decidió compartir su historia a pesar de que está muy asustada para hablar frente a una cámara o con un hombre. Afirma que con un poco de suerte esto puede ayudar a evitar que otros niños vivan una tragedia como esta.

 



Se untó sangre de su compañero fallecido para aparentar estar muerta y salvarse durante tiroteo

Cerrillo y uno de sus compañeros tomaron el teléfono de su maestra muerta y llamaron al 911 para solicitar ayuda.