VIDEO: Instalan sensores para medir la calidad del aire en la garita de San Ysidro

Uno de los principales focos de contaminación en el aire de la región fronteriza entre Tijuana y San Diego son los vehículos que esperan durante horas en las garitas de San Ysidro y Otay, por lo que las autoridades de ambos lados están poniendo manos a la obra. 

Durante este martes, se instaló el primer sensor para medir la calidad del aire en la garita de San Ysidro, el cual fue colocado en la caseta policiaca ubicada en el carril médico. 

“Hemos trabajado mucho con el consulado precisamente en las medidas y esto que nos va a arrojar, hacer las políticas públicas necesarias en materia de medio ambiente y esto nos va a aplicar cuestiones y aplicar en programas”, dijo el secretario de Desarrollo Territorial Urbano y Ambiental de Tijuana, Miguel Angel Bujanda. 

Este dispositivo es tan solo uno de los 25 que fueron donados por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos con el propósito de crear una red de monitoreo en Tijuana.

Cinco de los sensores serán colocados en ambas garitas internacionales de Tijuana, una de las cuales se mantiene como la más transitada del mundo, como parte de un plan para mejorar los cruces fronterizos. 

El sensor monitorea las partículas 2.5 micras, que son las más peligrosas para la salud. Estos contaminantes se pueden introducir hasta la sangre, provocando enfermedades respiratorias y cardiovasculares. 

El resto de los sensores se colocarán durante los próximos días en diversas delegaciones, subdelegaciones y estaciones de bomberos de la ciudad.

Con información de Aranzazu Álvarez.

Lo más visto

'Shrek 5' llegará en julio de 2026 con sus grandes estrellas a bordo,
Ni música ni cortes de pelo al estilo occidental: Un informe de la ONU detalla la vida en Afganistán bajo la moral del Talibán,
China evalúa si la Unión Europea está poniendo "barreras comerciales", en medio de una intensificación de las tensiones,
El "cometa del siglo" pasará cerca de la Tierra: qué es y cuándo será visible,
Así fue mi experiencia con Apo Whang-Od Oggay, la tatuadora de mayor edad del mundo,