Millones siguen en alerta por condiciones climáticas extremas en EE. UU.

Montana Inundaciones Yellowstone
William Campbell/Getty Images

El gobernador de Montana, Greg Gianforte declaró este martes un desastre en todo el estado.

(NOTICIAS YA).-Poco a poco comienza a bajar el nivel del agua que obligo a cerrar temporalmente el Parque Nacional de Yellowstone y que además provocó que decenas de residentes del parque y comunidades al sur de Montana fueran evacuados.

Las autoridades se preparan para el aumento en las temperaturas, lo que podría traer la posibilidad de más inundaciones a lo largo de la semanac especialmente debido al derretimiento de la nieve.

"Se esperan temperaturas máximas de entre 15 y 21 grados Celsius en las zonas más elevadas el viernes y sábado, lo que debería derretir gran parte del manto de nieve restante y provocar nuevas crecidas de los ríos", dijo este martes la oficina del Servicio Meteorológico Nacional (NWS) en Billings.

Las peligrosas inundaciones que azotan la región desde el lunes dañaron los caminos y puentes del parque y sus alrededores, además de causar daños generalizados en negocios y viviendas.

Más de 10 mil personas abandonaron el parque de forma segura desde que las autoridades anunciaron que cerrarían todas las entradas a los visitantes que llegaran el lunes.

LEE:Más de 125 millones de personas están bajo alerta de calor en Estados Unidos

Algunas comunidades de los alrededores se quedaron sin electricidad y/o agua potable, dado que la inundación volvió imposible o inseguro viajar.

El gobernador de Montana, Greg Gianforte declaró este martes un desastre en todo el estado y anunció que buscaría una declaración presidencial de desastre urgente para ayudar a cubrir el costo de la recuperación.

Desde que comenzaron los esfuerzos de rescate este lunes, la Guardia Nacional de Montana ha evacuado al menos a una docena de personas que estaban varadas en Roscoe, Fromberg y Cook City, dijo el cuerpo de seguridad en un comunicado de prensa.

La devastadora inundación es solo uno de los varios fenómenos meteorológicos extremos que afectan a comunidades de todo Estados Unidos, incluida una ola de calor abrasadora que sufren más de 100 millones de personas, y las fuertes tormentas que han dejado sin electricidad a cientos de miles de personas en el Medio Oeste y el valle del río Ohio.



Millones siguen en alerta por condiciones climáticas extremas en EE. UU.

El gobernador de Montana, Greg Gianforte declaró este martes un desastre en todo el estado.