Presunto asesino de sacerdotes cargó los cuerpos en su pick up; aún no aparecen

Le dieron la bendición a la otra victima y luego los asesinaron, revelan escalofriantes detalles del homicidio.

(NOTICIAS YA).-Las autoridades de los tres niveles de gobierno trabajan en conjunto para el esclarecimiento del asesinato de tres persona en iglesia de Chihuahua, ocurrido tarde del lunes.

Dos sacerdotes jesuitas y un guía de turistas fueron asesinados dentro de un templo en la comunidad de Cerocahui, municipio de Urique.

En un caso sin precendentes en la iglesia, sus cuerpos fueron  robados por los presuntos delincuentes.

Los sacerdotes fueron identificados como Javier Campos, conocido como Padre Gallo, y Joaquín Mora. La tercera víctima, el guía de turistas, como Pedro Eliodoro Palma Gutiérrez. 

El avance de las investigaciones ha logrado reunir un testimonio en el que se asegura que Pedro fue privado de la libertad por José Noriel P. G., alias “El Chueco”, quien lo golpeó hasta casi quitarle la vida.

De acuerdo con la declaración, la víctima fue trasladada al templo de Cerocahui donde se encontraban los sacerdotes jesuitas Javier Campos y Joaquín Mora, a quienes "El Chueco" le pidió le diera los santos óleos a Pedro Eliodoro ya que estaba a punto de morir.

Ante la presión del líder criminal, los sacerdotes accedieron a ungirlo y oraron por él. Después escucharon que le dispararon. Posteriormente los sacerdotes fueron asesinados.

Testigos dijeron que José Noriel estuvo por espacio de una hora al interior de la iglesia y finalmente cuando se retiró del lugar, lo observaron cargar los cuerpos en su pick up y se retiró del lugar de los hechos, de acuerdo con información de El Heraldo de Chihuahua.

Masacre en colonia de Juárez; matan a 3 y le perdonan la vida a niño que los acompañaba

De acuerdo con la información proporcionada por Gobierno del Estado, Este lunes, alrededor de las 18:00 hrs, se recibió un reporte que indicaba que 3 personas fueron asesinadas en el poblado de Cerocahui, luego de que un hombre se refugiara en una iglesia para resguardarse de un ataque.  Sin embargo el victimario lo agredió en el interior, al igual que a dos sacerdotes que se encontraban también en el templo.

Los sacerdotes fueron identificados como Javier Campos, conocido como Padre Gallo, y Joaquín Mora.

El Gobierno del Estado de Chihuahua condena y lamenta los hechos violentos ocurridos en los que dos religiosos se convirtieron en víctimas circunstanciales. Se activaron los mecanismos de coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Guardia Nacional para brindar seguridad a los pobladores del lugar.

"La Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús participa con profundo pesar y con la esperanza puesta en Dios, que han sido llamados a la Casa del Padre nuestros queridos hermanos: Javier Campos SJ, y Joaquín Mora SJ, misioneros en la #Tarahumara. Que reciban el abrazo eterno 🙏", se lee en l apublicación de la organización religiosa Jesuitas México. 

El gobierno activó una línea especial en el número de teléfono 9-1-1 para personas que tengan familiares en el poblado y necesiten información.

--

Por su parte la organización religiosa, Jesuitas México, compartió el perfil de los fallecidos en su página oficial:

Javier Campos Morales, S.J. “El Gallo”

jesuitasmexico

Nació el 13 de febrero de 1943 en la CDMX. Durante su niñez y adolescencia vivió en Monterrey, NL. Posteriormente ingresó al Instituto de Ciencias en Guadalajara, Jalisco. Ingresó a la Compañía de Jesús el 14 de agosto de 1959, a la edad de 16 años, para ser ordenado sacerdote el 8 de junio de 1972 en la Ciudad de México. Un año después empezaría su misión como superior local, vicario pastoral y episcopal en la Sierra Tarahumara, en la comunidad de Norogachi. Llegando a ser Párroco en Guachochi (1974-1983), Chinatú (1987 – 1999), en Cerocahui (1996 – 2016), para regresar en 2019-2022 donde fungiría como Superior de la Misión Jesuita, Párroco, Vicario de Pastoral Indígena de la Diócesis de Tarahumara, Asesor Regional de CEB’S (Comunidades Eclesiales de Base).

El día  20 de junio de 2022 fue asesinado por personas armadas en el interior del templo de Cerocahui, Chihuahua.

Agradecemos su vida y misión en la Tarahumara durante 34 años. Exigimos justicia y la recuperación de su cuerpo.

D.E.P

Joaquín César Mora Salazar, S.J. «El Morita»

jesuitasmexico

Nació el 28 de agosto de 1941 en Monterrey, NL. Ingresó a la Compañía de Jesús el 30 de julio de 1958, a los 16 años. Fue ordenado sacerdote el 1º de mayo de 1971 en Monterrey, NL, su ciudad natal. Misionó en la Sierra Tarahumara durante durante 6 meses 1976 en Sisoguchi, donde fue Vicario Cooperador. En la misma Tarahumara realizó su Tercera Probación (1976 – 1977) y regresaría en 1998-1999. Desde el 2000 fungió como Vicario Parroquial en Chínipas, hasta 2006, posteriormente como Vicario Cooperador en Cerocahui, Chih., desde 2007 hasta la fecha.

El día 20 de junio de 2022 fue asesinado por personas armadas en el interior del templo de Cerocahui, Chihuahua. Agradecemos su vida y misión en la Tarahumara durante 23 años y medio. Exigimos justicia y la recuperación de su cuerpo.

D.E.P

--

Por su parte, los Obispos de Chihuahua lanzaron un pronunciamiento sobre los homicidios en Cerocahui. Aquí el texto completo:

COMUNICADO PROVINCIA ECLESIÁSTICA DE CHIHUAHUA 21 de junio de 2022

Donde abundo el pecado sobreabundó la gracia. Así, lo mismo que el pecado reinó para traer muerte, también la gracia reinará en virtud de la justicia, para procurarnos vida eterna a través de Jesucristo nuestro Señor (Rom 5, 20-21)

A la Diócesis de la Tarahumara, a la Compañía de Jesús y a la comunidad parroquial de San Francisco Javier en Cerocahui.

Los obispos de la provincia eclesiástica de Chihuahua, con profunda tristeza, lamentamos los hechos violentos, sucedidos en el interior del templo parroquial; en los que les fue arrebatada la vida a los sacerdotes jesuitas Javier Campos Morales y Joaquín.

César Mora Salazar y junto con ellos a un laico de dicha población. No podemos permanecer en silencio, debemos alzar la voz por éste y todos los acontecimientos de violencia que estamos viviendo no sólo en nuestro Estado sino en toda nuestra patria. Hoy de manera especial nos duele, ya que se trata de dos hermanos sacerdotes que estaban cumpliendo con su labor pastoral de proteger y defender la vida
del otro.

Esta situación de violencia que ha alcanzado niveles alarmantes nos urge a la conversión, al cambio, a ser artesanos de paz siempre a favor de la vida. Ya los obispos de México hacíamos este llamado, cuando dijimos: “se está deteriorando, en la vida social, la convivencia armónica y pacífica. Esto sucede por el crecimiento de la violencia, que se manifiesta en robos, asaltos, secuestros, y lo que es mas grave, en asesinatos que cada día destruyen mas vidas humanas y llenan de dolor a las familias y a la sociedad entera” (n. 10 Que en Cristo nuestra Paz tenga vida digna).

Es necesario que todos nos unamos, “para que juntos, y aportando lo que le es propio a cada uno, podamos reconstruir el tejido social de nuestro país. Creemos que es urgente trabajar por la paz de nuestros pueblos y llegar a compromisos concretos. Como sociedad mexicana es necesario combatir todas aquellas situaciones de corrupción, impunidad e ilegalidad que generan violencia y restablecer las condiciones de justicia, igualdad y solidaridad que construyen la paz” (PGP n. 175).

A todos nos corresponde trabajar por la construcción de un verdadero ambiente de paz. A las autoridades, trabajar por el esclarecimiento del crimen de estos tres hermanos nuestros, la procuración de justicia y la recuperación de los cuerpos para darles cristiana sepultura. Al pueblo fiel unirse en oración para suplicar al Dios de todo consuelo, implorando por la paz, la tranquilidad y la seguridad en todo sentido y el arrepentimiento y la conversión de quienes generan la violencia.

Oramos por el eterno descanso de los padres Javier Campos y Joaquín Mora, así como de la persona asesinada junto con ellos. Externamos nuestra cercanía de pastores a los fieles de la diócesis de la Tarahumara, a la comunidad parroquial de San Francisco Javier en Cerocahui, a las familias de sangre de estos hermanos nuestros, y a la Compañía de Jesús.

La Santísima Virgen de Guadalupe interceda por nosotros y nos conduzca por caminos de justicia y de paz.

Atentamente:

+ Mons. Constancio Miranda W. + Mons. Juan Manuel González S. MNM
Arzobispo de Chihuahua Obispo de Tarahumara
+ Mons. J. Guadalupe Torres C. + Mons. José de Jesús Herrera Q.
Obispo de Ciudad Juárez Obispo de Nuevo Casas Grandes
+ Mons. Mauricio Urrea C. Pbro. Camilo Daniel Pérez
Obispo de Parral Admon. diocesano Cuauhtémoc-Madera

La tarde de este martes, la Gobernadora del Estado de Chihuahua dio un mensaje importante ante los hechos violentos en los que dos religiosos se convirtieron en víctimas. Míralo en este enlace: https://wp.me/pcsAu6-5UbM



Presunto asesino de sacerdotes cargó los cuerpos en su pick up; aún no aparecen

Le dieron la bendición a la otra victima y luego los asesinaron, revelan escalofriantes detalles del homicidio.