Por perder 2.4 mdd hijo de "El Chapo" mandó a matar a 3 colaboradores, revela juicio en EE.UU.

En las acusaciones, al único hijo de “El Chapo” al que se le atribuyen muertes es a Ovidio Guzmán. FOTO: Gobierno de México
En las acusaciones, al único hijo de “El Chapo” al que se le atribuyen muertes es a Ovidio Guzmán. FOTO: Gobierno de México

Las tres víctimas fueron secuestradas en México, pidieron un rescate de 500 mil dólares y pero el Cartel de Sinaloa los mató porque no recibieron el pago completo.

(NOTICIAS YA).-Un ex jefe de una célula del Cártel de Sinaloa de nombre Héctor Saúl Castro Aguirre, declaró que uno de los hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán ordenó matar a tres colaboradores del cártel en 2016 por el decomiso de 2.4 millones de dólares, mismos que habían obtenido en Estados Unidos por la venta de más de 100 kilos de cocaína.

Las declaraciones de Castro Aguirre fueron validadas por el Departamento de Justicia de Estados Unidos (DOJ) durante el juicio y caso de apelación, en el cual fue sentenciado a cadena perpetua por los delitos de lavado de dinero y narcotráfico, según información revelada este martes por Univisión.

Uno de los hijos de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán ordenó secuestrar y asesinar a tres hombres en México en 2016 por el decomiso de 2.4 millones de dólares en este país.

La Fiscalía federal no menciona el nombre del hijo de ‘El Chapo’, pero en las acusaciones al único que hasta ahora le atribuyen muertes es a Ovidio Guzmán López, quien en 2019 acaparó la atención por el caótico operativo militar en Culiacán, Sinaloa que concluyó con su posterior liberación.

“Otra información indica que Guzmán López ordenó el asesinato de informantes, un narcotraficante y un popular cantante mexicano que se negó a cantar en su boda”, describe la ficha elaborada por el Departamento de Estado ofreciendo una recompensa de $5 millones por información que lleve a su captura.

Una cantidad similar se estableció por el arresto de sus tres hermanos Joaquín Guzmán López, así como Iván Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán Salazar.

FOTO: Departamento de Estado.
FOTO: Departamento de Estado.

En el juicio y el caso de apelación de Héctor Saul Castro Aguirre, se reveló que “el hijo de Joaquín Guzmán estaba detrás del asesinato” en 2016 de Ángel Barrios Moreno, quien dirigía operaciones para cruzar droga por la frontera entre Sonora y Arizona.

También fueron secuestrados y asesinados dos hombres que lo acompañaban: su sobrino Adrián Barrios Moreno y su amigo Luis Carlos Cebrero Álvarez, de acuerdo con declaraciones de testigos.

Es posible que Ángel Barrios Moreno sea el "narcotraficante" que, según el gobierno de EE.UU., Ovidio Guzmán mandó matar.

Estos crímenes están ligados a un decomiso de 2.4 millones de dólares en efectivo que el cartel obtuvo por la entrega de 100 kilos de cocaína en Reading, Pennsylvania, donde Castro Aguirre tenía un grupo.

La droga llegó a su destino, pero los transportistas de los ‘Chapitos’ fueron detenidos por policías cerca del límite de los estados de Illinois y Missouri. Llevaban el dinero a una casa de seguridad en Arizona, para luego enviar el efectivo a México. Castro Aguirre y sus cómplices recibían “a crédito” entre 10 y 100 kilos de cocaína.

Por eso, Barrios Moreno terminó endeudado con los hijos de Guzmán y no les pagó a tiempo. Le cobraron la deuda cuando viajó de Nogales a Sinaloa. Él y sus acompañantes fueron capturados por pistoleros del cartel y pidieron un rescate de 500 mil dólares. Castro Aguirre se movilizó para recoger dinero y droga, logró recaudar 250 mil dólares y se los mandó a un miembro del cartel en Nueva York.

“A pesar de estos esfuerzos, el cartel finalmente mató a Barrios Moreno, junto con los otros dos hombres que había capturado”, se describe en el caso de apelación de Castro Aguirre.

“Lo hicieron porque Barrios Moreno no pagó una deuda con el cartel después de que agentes del orden incautaran un importante cargamento de droga… el cártel no perdona”, indicó.



Por perder 2.4 mdd hijo de "El Chapo" mandó a matar a 3 colaboradores, revela juicio en EE.UU.

Las tres víctimas fueron secuestradas en México, pidieron un rescate de 500 mil dólares y pero el Cartel de Sinaloa los mató porque no recibieron el pago completo.