Acusan al Servicio Secreto de “borrar evidencias” en el asalto al Capitolio

Simpatizantes de Donald Trump irrumpieron en el Capitolio el 6 de enero de 2022, durante una sesión de conteo de votos para certificar la victoria de Joe Biden. FOTO: Brent Stirton/Getty Images
Simpatizantes de Donald Trump irrumpieron en el Capitolio el 6 de enero de 2022, durante una sesión de conteo de votos para certificar la victoria de Joe Biden. FOTO: Brent Stirton/Getty Images

El director del Servicio Secreto, James Murray, anunció que dejará su cargo a finales de mes para irse a trabajar a la empresa de la red social Snapchat.

(NOTICIAS YA).-El Servicio Secreto de Estados Unidos determinó que no puede recuperar los mensajes de texto enviados durante los días 5 y 6 de enero de 2021, coincidiendo con el asalto al Capitolio por parte de miles de seguidores del expresidente Donald Trump.

Según información de The Washington Post y CNN, el Servicio Secreto ha llegado a la conclusión de que los mensajes que le reclama la comisión de la Cámara de Representantes que investiga los hechos son irrecuperables.

El pasado viernes, el presidente del comité, el demócrata Bennie Thompson, informó de que había requerido al Servicio Secreto que les facilitase estos mensajes, mismos que, aunque fueron borrados consideraba que debían seguir siendo accesibles en otras partes del sistema.

Lo peor para los investigadores es que el resto no podrá ser entregado porque fueron borrados como parte de una supuesta migración de plataforma tecnológica emprendida por la agencia semanas después de la insurrección de partidarios del entonces presidente.

Una carta del Departamento de Seguridad Nacional enviada a la comisión, había revelado que los mensajes fueron borrados como parte de un programa de reemplazo de dispositivos.

La misiva explicaba que los mensajes fueron eliminados poco después de que la Oficina del Inspector General de EU reclamase documentación de las comunicaciones electrónicas llevadas a cabo por el Servicio Secreto como parte de su evaluación de los hechos ocurridos en el Capitolio en la jornada del 6 de enero de 2021.

A principios de julio, el director del Servicio Secreto, James Murray, anunció que dejará el cargo a finales de mes, y la prensa local reveló que se irá a trabajar a la empresa de la red social Snapchat.

Murray se retirará del cuerpo el próximo 30 de julio tras 27 años de servicio, tres de ellos como director desde que fuera nombrado para ese puesto en mayo de 2019 por el entonces presidente Donald Trump.

Por su parte, la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, dijo en rueda de prensa que la salida de Murray lleva meses preparándose y que no tiene nada que ver con la polémica que ha rodeado al Servicio Secreto durante los últimos días en relación a su actuación en la jornada del 6 de enero de 2021.

El Servicio Secreto entregó al comité selecto "miles de páginas de documentos" y otros registros relacionados con las decisiones tomadas el 6 de enero, pero no los archivos borrados.



Acusan al Servicio Secreto de “borrar evidencias” en el asalto al Capitolio

El director del Servicio Secreto, James Murray, anunció que dejará su cargo a finales de mes para irse a trabajar a la empresa de la red social Snapchat.