Rescatan a dos migrantes abandonados en montañas de Otay

FOTO: Cortesía
FOTO: Cortesía

Ambos sujetos fueron transportados a hospitales locales de San Diego para una evaluación médica

(NOTICIAS YA).-Dos inmigrantes indocumentados en estado crítico de deshidratación y al parecer extraviados, fueron rescatados por agentes de la Patrulla Fronteriza (CBP) de Estados Unidos en el área de Otay Mountain Wilderness.

El martes por la tarde, agentes de CBP del Sector de San Diego recibieron un llamado de emergencia desde Tijuana notificándoles sobre una persona perdida. Se trataba de una mujer de origen mexicano, quien explicó que su contrabandista la había dejado atrás y que estaba perdida en las montañas de Otay.

Los agentes de la Patrulla Fronteriza asignados al equipo de Búsqueda (BORSTAR) caminaron hasta el área y encontraron a la mujer al mismo tiempo que se percataron de que no podía caminar, por lo que era necesario un rescate aéreo.

Sin embargo, debido a la ubicación y la hora del día, el rescate por helicóptero no estuvo disponible hasta la mañana siguiente.

Más tarde, el miércoles por la mañana, CBP recibió otro llamado de auxilio, en esta ocasión el individuo explicó que también había sido abandonado por su contrabandista.

Los agentes de la Patrulla Fronteriza caminaron hasta el área y encontraron a un hombre mexicano adulto, quien se quejaba de dolor en el pecho y no podía salir del lugar.

Los agentes solicitaron apoyo aéreo para ayudar con la extracción del individuo. Un helicóptero de Cal Fire respondió y pudo rescatar al individuo angustiado del cañón y transportarlo a los servicios médicos de emergencia que lo esperaban.

Ambos sujetos fueron transportados a hospitales locales de San Diego para una evaluación médica. Desde octubre, los agentes de la Patrulla Fronteriza del Sector de San Diego han rescatado con éxito a más de cinco mil personas que estaban perdidas, en peligro o abandonadas por traficantes de personas.

Rescatan a dos migrantes abandonados en montañas de Otay

Ambos sujetos fueron transportados a hospitales locales de San Diego para una evaluación médica