Residente de Tijuana descubre a dos inmigrantes en su cajuela camino a la garita

El tráfico de personas es un delito que puede ser castigado hasta por 10 años en prisión.

(NOTICIAS YA).- Los residentes de Tijuana que cruzan la frontera con San Diego diariamente ahora no solo deben preocuparse de no terminar siendo una “mula ciega” para el narcotráfico sino también de no llevar personas ocultas en sus vehículos. 

Por increíble que parezca, se han reportado casos de fronterizos que son descubiertos en las garitas internacionales entre México y Estados Unidos con personas que no sabían que viajaban en sus autos. 

El tráfico de personas es un delito que puede ser castigado hasta por 10 años en prisión. 

“Cuando abrí la cajuela lo primero que me preguntaron fue que si ya estábamos en Los Ángeles y digo: ‘cómo que ya estábamos en Los Ángeles y ni siquiera los conozco’”, relató una víctima de este delito a NoticiasYa. 

César estuvo a punto de convertirse en un traficante de personas sin siquiera saberlo, afortunadamente se dio cuenta antes de llegar a la garita que cruza todos los días para trabajar. 

Cuando estaba camino a la línea el pasado 25 de agosto, se percató de un movimiento extraño en su carro y decidió parar para ver de qué se trataba.

Tremenda sorpresa se llevó cuando abrió la cajuela de su vehículo y vio a dos hombres. 

Se trataba de dos inmigrantes, quienes le dijeron que son originarios de Oaxaca y que les habían prometido que el conductor del vehículo los llevaría hasta Los Ángeles.

“Entonces, lo primero que pensé fue en mi familia, eso es lo primero en lo que piensa uno”, destacó César, quien inmediatamente se llenó de temor al pensar en la información sobre él que puedan tener los delincuentes.

El fronterizo le pidió a los hombres que se bajaran de su vehículo y ese día no pudo continuar su camino habitual hacia San Diego, pues no dejaba de pensar en que podría terminar en prisión acusado de un delito de tráfico de personas. 

Gracias a las cámaras de vigilancia de una empresa vecina a su casa, poco después descubrió que durante la madrugada presuntos traficantes de personas abrieron con total facilidad su vehículo y subieron a los inmigrantes. 

Ahora, sabe que debe revisar su auto antes de ir a trabajar, pero también espera poder alertar a otros residentes fronterizos. 



Residente de Tijuana descubre a dos inmigrantes en su cajuela camino a la garita

El tráfico de personas es un delito que puede ser castigado hasta por 10 años en prisión.