Remueven partículas cancerígenas de vecindario

La mayoría de los trabajadores son hispanos, quienes piensan que este trabajo debió ejecutarse justo después de la mortal explosión.

(NOTICIAS YA).-A 6 meses de una explosión que acabó con la vida de un hombre de 51 años en Westminster, producto de un tanque de gas propano, apenas inician los trabajos de remoción, para quitar las partículas cancerígenas que quedaron en la zona.

"El asbesto son fibras muy pequeñas y se van hacia el aire (...) Ya cuando el containment esté listo vamos a empezar la limpieza", comentó Mauricio López, contratista Encargado, quien asegura que el trabajo durará cerca de tres meses.

/p>

Ahora la labor más dura la hacen trabajadores que usan trajes especiales que les protegen de materiales peligrosos.

"Uno está sudando todo, es muy caliente. Te pones una máscara, tienes que estar abajo del sol", indicó el obrero  Nathanael Sarcai.

La mayoría de los trabajadores son hispanos, como el dueño de la compañía, quien piensa que este trabajo debió ejecutarse justo después de la explosión.

"Cualquiera pudo haber estado expuesto a fibras de asbesto", dijo López.

La situación podría ser fatal, advierten doctores, como Julieta Quintana, quien dice que este material "provoca principalmente tres enfermedades: amiantosis, cáncer de pulmón y mesotelioma", las cuales pueden llevar hasta la muerte.

Ahora todo queda en manos de los obreros, quienes además no saben con qué se encontrarán cada día entre los escombros, pero están conscientes de que su trabajo es vital.

"Porque ya vamos a limpiar todo esto que puede contaminar a otra gente y a cuidar la ciudad pues", añadió Sarcai

Y aunque los vecinos aplauden y agradecen la iniciativa de la ciudad de que haya comenzado con estos trabajos, también les gustaría que presten atención a las personas que no han logrado encontrar una solución para hacer las reparaciones necesarias en sus viviendas.

"Pues yo tengo miedo que el techo se me caiga porque ya ven que les enseñé que ahí se ven bien los agujeros donde los clavos se salieron (tras la explosión) y eso no estaba así", expresó Argelia González, vecina del lugar.



Remueven partículas cancerígenas de vecindario

La mayoría de los trabajadores son hispanos, quienes piensan que este trabajo debió ejecutarse justo después de la mortal explosión.