Dan cárcel a mujer de California que fingió su secuestro por volver con un ex novio

Sherri Papini. FOTO: CNN Newsource
Sherri Papini. FOTO: CNN Newsource

Sherri Papini fue encontrada golpeada y sola en una carretera, sin embargo todas sus lesiones habían sido autoinfligidas.

(NOTICIAS YA).-Una mujer de Sacramento, al norte de California, madre de dos niños, fue sentenciada este lunes a 18 meses de prisión por fingir su propio secuestro cuando en realidad se había ido a vivir con un ex novio, informó un comunicado del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Sherri Papini, de 40 años, se declaró culpable en abril pasado de planear su secuestro y mentirle al FBI al respecto. Como parte de un acuerdo con la fiscalía, ahora debe pagar más de 300 mil dólares por concepto de indemnización.

Los cargos se remontan a noviembre de 2016, cuando se denunció la desaparición de Papini, luego de que no regresara a su casa tras salir a correr cerca de su casa en el condado de Shasta, en el norte de California. Tres semanas después, fue encontrada herida y sola en una carretera a unos 225 kilómetros del lugar.

En ese entonces, se dio a conocer que transeúntes la encontraron con ataduras en el cuerpo, la nariz hinchada, una “marca” borrosa en el hombro derecho, moretones y rasguños en todo el cuerpo, signos de ataduras en las muñecas y los tobillos y quemaduras en el antebrazo izquierdo. Todas las lesiones fueron autoinfligidas y estaban diseñadas para corroborar su historia, informó CNN.

Papini dijo a la policía que había sido secuestrada y torturada por dos mujeres enmascaradas de habla hispana que la mantuvieron encadenada en un armario, la retuvieron a punta de pistola y la marcaron con una herramienta caliente.

Incluso, cuando dio su declaración ante los detectives dio un retrato hablado sobre las supuestas agresoras que al final nunca existieron.

Las acusaciones llevaron a las autoridades a realizar una búsqueda exhaustiva de las supuestas captoras hispanas que no dio resultado durante varios años. Mientras Sherri recibió más de 30 mil dólares del estado por concepto de fondos de compensación a las víctimas.

Los detectives que llevaron su caso continuaron con su investigación, por lo hallaron pruebas contundentes que detallaron que las versiones de Sherri no eran contundentes ni ciertas, por ejemplo, pruebas de ADN, llamadas telefónicas que había realizado a su exnovio, entre otras.

Las heridas que presentaba se las había hecho ella misma y todo lo había hecho para vivir su aventura amorosa, pues ya tenía un esposo e hijos, los cuales también resultaron dañados por la mentira de su madre, según las autoridades.

En una entrevista con los investigadores, el exnovio admitió que ayudó a Papini a "huir" de lo que ella describió como una relación abusiva y la alojó en su casa en el sur de California, afirma la declaración jurada. El exnovio dijo que ella se había autolesionado, que se había cortado el pelo y que le había pedido que la marcara con una herramienta para quemar madera como parte del engaño, según la declaración.

Los investigadores corroboraron el relato del exnovio de numerosas maneras, incluyendo los registros telefónicos, su horario de trabajo, los recibos de los autos de alquiler, los registros del odómetro, los registros de los peajes y una entrevista con su primo, que vio a Papini en la casa.

Las autoridades confrontaron a Papini con la nueva información y le advirtieron que mentir a las autoridades es un delito. Aun así, ella se aferró a su historia original sobre dos mujeres hispanas secuestradoras y negó haber visto a su exnovio, según afirma la declaración jurada.

Las autoridades anunciaron los cargos contra ella en marzo de 2022 y ella se declaró culpable como parte de un acuerdo de culpabilidad un mes después. Su marido también solicitó el divorcio y la custodia de sus dos hijos, afirmando que ella "no estaba actuando de manera racional", muestran los registros judiciales.



Dan cárcel a mujer de California que fingió su secuestro por volver con un ex novio

Sherri Papini fue encontrada golpeada y sola en una carretera, sin embargo todas sus lesiones habían sido autoinfligidas.