Tirador de hospital en Dallas abrió fuego en sala de maternidad y esta fue la escalofriante razón

CNN

Estaba en el edificio para asistir al nacimiento de su hijo y esto ocurrió.

(NOTICIAS YA).-El sujeto que supuestamente disparó y mató a dos empleados del hospital de Dallas estaba en el edificio para ver el nacimiento de su hijo, dicen las autoridades.

De acuerdo con información de CNN, el hombre que presuntamente disparó y mató a dos empleados en la sala de maternidad de un hospital de Dallas estaba en el edificio para asistir al nacimiento de su hijo, dijeron las autoridades.

Despiden a sargento de policía de Uvalde tras protesta pública y la condena por la lenta respuesta al tiroteo

Néstor Hernández, de 30 años, fue arrestado el sábado y enfrenta cargos de asesinato capital después de que las autoridades dijeran que disparó y mató a dos empleados en el Centro Médico Metodista de Dallas, dijo el Departamento de Policía de Dallas.

La policía respondió al hospital alrededor de las 11 a.m. después de recibir informes de un tiroteo activo, dijo el Sistema de Salud Metodista en un comunicado.

Un oficial de policía del Sistema de Salud Metodista confrontó y le disparó al sospechoso, dijo el sistema hospitalario. Hernández fue detenido, estabilizado y trasladado a otro hospital para recibir tratamiento, agrega el comunicado.

Hernández estaba en libertad condicional por robo agravado y usaba un monitor de tobillo activo, dijo la policía de Dallas. Se le dio permiso para estar en el hospital mientras su pareja daba a luz, según el Departamento de Justicia Criminal de Texas.

El tiroteo tuvo lugar en la unidad de "madre/bebé" del hospital, dijo el sistema de salud.

"La Familia del Sistema de Salud Metodista está desconsolada por la pérdida de dos de nuestros queridos miembros del equipo", dijo un comunicado del liderazgo ejecutivo del sistema médico. "Toda nuestra organización está de luto por esta tragedia inimaginable".

El sospechoso había estado 'actuando de manera extraña', dice la orden

Hernández había estado “actuando de manera extraña” antes del tiroteo y acusando a su novia de infidelidad, según una orden de arresto obtenida por WFAA, afiliada de CNN.

Después de acusar a su novia de hacer trampa, Hernández comenzó a buscar en el armario y el baño a alguien más que pudiera haber estado en la habitación, según la orden judicial. El sospechoso sacó un arma de sus pantalones y golpeó a su novia varias veces en la cabeza, según la orden judicial.

Hernández luego se sentó en un sofá y supuestamente le dijo a su novia que "ambos vamos a morir hoy" y "quien venga a esta habitación morirá con nosotros", dice la orden judicial. Momentos después, un empleado del hospital ingresó a la habitación para brindar servicios a la novia del sospechoso y el sospechoso se puso de pie y le disparó fatalmente al empleado.

Otro empleado del hospital y un oficial de policía del Sistema Hospitalario Metodista estaban en un pasillo y escucharon el disparo. El miembro del personal miró dentro de la habitación y vio a la primera víctima en el suelo, según la orden judicial. Después de ingresar a la habitación, el segundo empleado también fue asesinado a tiros por Hernández.

Luego, el oficial se cubrió y le disparó a Hernández en la pierna derecha, según la orden judicial.

El liderazgo del sistema médico dijo en una declaración separada que la seguridad en los campus de Methodist Health es "una preocupación primordial y se evalúa de manera continua y cada vez que ocurre un problema".

En respuesta al ataque, se aumentará el personal policial en el campus "por precaución", dice el comunicado. Recientemente, el hospital instaló nuevos sistemas de cámaras, reforzó las medidas de seguridad física y realizó capacitación sobre disparos activos para los empleados.

El jefe de policía de Dallas, Eddie García, en una publicación de Twitter calificó el ataque como "una tragedia y una falla abominable de nuestro sistema de justicia penal".

"Esto es inaceptable", dijo la Dra. Serena Bumpus, directora ejecutiva de la Asociación de Enfermeras de Texas. "Ninguna persona debe temer por su vida simplemente por ir a trabajar, especialmente una enfermera o un trabajador de la salud cuya pasión es ayudar a otros a sanar. Esperamos que nuestros legisladores entiendan que debemos proteger a nuestros trabajadores de la salud".

 

(6) Methodist Health on Twitter: "The Methodist Health System Family is heartbroken at the loss of two of our beloved team members. Our entire organization is grieving this unimaginable tragedy. We appreciate the community’s support during this difficult time." / Twitter



Tirador de hospital en Dallas abrió fuego en sala de maternidad y esta fue la escalofriante razón

Estaba en el edificio para asistir al nacimiento de su hijo y esto ocurrió.