Boeing pagará US$ 443 millones a las aerolíneas por la inmovilización del Max 9

(CNN) — Boeing registró unas pérdidas ligeramente inferiores en el primer trimestre en comparación con el mismo periodo del año anterior, pero señaló que la corrección de los problemas que acapararon la atención tras el incidente de Alaska Air retrasará su recuperación financiera y le costará US$ 443 millones en compensaciones a sus clientes de las aerolíneas.

Boeing registró una pérdida de explotación de US$ 388 millones, o US$ 1,13 por acción, frente a los US$ 440 millones que perdió sobre esa base un año antes. Esta cifra fue significativamente inferior a las previsiones de los analistas de US$ 1,63 por acción en el trimestre. Pero la mejora se produjo fuera de su unidad clave de aviones comerciales, donde las pérdidas por operaciones casi se duplicaron hasta US$ 1.100 millones.

¿Tendrá pérdidas Alaska Airlines después del incidente con un Boeing 737 Max 9?

Los ingresos cayeron US$ 1.400 millones, o un 8%, hasta los US$ 16.600 millones, ya que los problemas del fabricante de aviones provocaron una fuerte caída en las entregas de aviones a sus clientes del sector aéreo. La empresa obtiene la mayor parte de su dinero de las ventas de aviones comerciales solo tras las entregas a los clientes.

Los resultados financieros, ligeramente mejores de lo esperado, no compensan a una empresa que se enfrenta a las preguntas del Congreso, los organismos reguladores y el público viajero sobre la calidad y seguridad de sus aviones. Boeing no sólo se esfuerza por reparar su maltrecha reputación, sino también por satisfacer a los clientes de las aerolíneas que se sienten perjudicados por no recibir los aviones que se les habían prometido. Boeing ha declarado que está tomando las medidas necesarias para solucionar los problemas de calidad. Pero esas medidas seguirán provocando pérdidas adicionales y el incumplimiento de los objetivos de entrega en los próximos meses.

Boeing ha anunciado que producirá menos aviones 737 Max de los previstos inicialmente durante el resto del año, mientras intenta solucionar los problemas de sus cadenas de montaje. La producción de su 787 Dreamliner también se verá limitada por problemas con los proveedores.

Denunciante de Boeing: «Están poniendo a la venta aviones defectuosos»

«Nos tomaremos el tiempo necesario para reforzar nuestros sistemas de gestión de la calidad y la seguridad, y este trabajo nos posicionará para un futuro más fuerte y estable», dijo el consejero delegado Dave Calhoun, que anunció durante el trimestre sus planes de dejar el cargo a finales de año.

Según la empresa, los resultados se vieron perjudicados por las compensaciones a los clientes de las aerolíneas por la inmovilización en tierra durante tres semanas de los aviones 737 Max 9, tras el incidente del 5 de enero en el que un tapón de la puerta estalló en un vuelo de Alaska Airlines dejando un enorme agujero en el costado del avión poco después del despegue.

Se desprende una parte de un avión en pleno vuelo de Alaska 1:24

Alaska Air y United Airlines, las dos compañías con más aviones 737 Max 9 en sus flotas, ya han anunciado que han llegado a acuerdos de compensación con Boeing.

El incidente ha desencadenado una serie de investigaciones sobre Boeing por parte de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte, la Administración Federal de Aviación y el Departamento de Justicia, la última de las cuales podría exponer a la empresa a responsabilidades penales. También ha centrado la atención en la seguridad y calidad de sus aviones, y en su forma de tratar a los empleados que plantean inquietudes al respecto, incluidas audiencias en el Congreso.

Cronología de Boeing: una mirada a los turbulentos problemas del gigante aéreo en los últimos años

Boeing ha afirmado que ha asumido un nuevo compromiso para mejorar sus problemas de calidad y seguridad y que desea que los empleados que tengan inquietudes las expongan.

Calhoun dijo que confía en que Boeing podrá hacer los cambios que necesita para volver a ser rentable por primera vez desde 2018, pero dijo que los cambios que hará retrasarán el cronograma para volver a ser rentable.

«Si bien este esfuerzo ralentizará nuestro calendario de recuperación, ahora estamos viendo puntos de prueba que nos dan confianza en que comenzaremos a estabilizarnos y mejorar el rendimiento en el futuro», dijo en la llamada de inversores de la compañía.

La empresa no quiso dar ninguna orientación sobre cuánto dinero perderá este año ni sobre cuándo espera ser rentable exactamente. Calhoun dijo que la compañía confía en su objetivo de producir un flujo de caja positivo de US$ 10.000 millones al año, aunque dijo que ahora está buscando hacerlo más tarde en la ventana de 2025 a 2026 que se había fijado como objetivo.

El plástico cubre el exterior del área del tapón del fuselaje del Boeing 737 Max 9 de Alaska Airlines, donde un tapón de la puerta del avión explotó en un vuelo del 5 de enero. El incidente ha provocado una nueva atención sobre los problemas con los controles de seguridad y calidad en Boeing. (NTSB/Getty Images)

«Estamos absolutamente comprometidos a hacer todo lo que podamos para asegurarnos de que nuestros reguladores, nuestros clientes y, lo que es más importante, nuestros empleados y el público confían al 100% en Boeing», dijo. «Es importante que nuestra gente y nuestros accionistas comprendan lo prometedor que parece el futuro de Boeing. La demanda en toda nuestra cartera sigue siendo increíblemente fuerte. Nuestra gente es de clase mundial. Tenemos mucho trabajo por delante, pero estoy orgulloso de nuestro equipo y sigo confiando plenamente en nuestro futuro».

Pero la agencia de calificación crediticia Moody’s no confía tanto en las perspectivas de Boeing para enderezar el rumbo. Rebajó la calificación crediticia de la empresa a Baa2, justo un escalón por encima del estatus de bono basura, y le ha dado una perspectiva negativa, lo que sugiere que podría producirse otra rebaja en el horizonte.

Moody’s cree que «los vientos en contra que azotan a los aviones comerciales persistirán al menos hasta 2026». Y señaló que el flujo de caja anual previsto de la empresa no alcanzará a los US$ 4.300 millones de deuda que vencen en 2025 ni a los US$ 8.000 millones que vencen en 2026, por lo que Boeing tendrá que emitir nueva deuda para financiar esos déficits.

ANÁLISIS | La afición del CEO de Boeing por reducir costos no se aplica a sus viajes en el jet de la compañía

Las acciones de Boeing (BA), que habían perdido un 35% en lo que va de año hasta el cierre del martes, cayeron otro 3% en las operaciones de la tarde tras la llamada de los inversores, después de haber subido más de un 3% en las primeras operaciones por la pérdida menor de lo previsto.

Boeing ha tenido una serie de pérdidas y problemas con la calidad de sus aviones que se remontan al menos a cinco años atrás. Dos accidentes mortales del 737 Max a finales de 2018 y principios de 2019 en los que murieron 346 personas estuvieron vinculados a un defecto de diseño en el avión y llevaron a una inmovilización de 20 meses del modelo más vendido de Boeing. Tuvo problemas posteriores con la calidad de los aviones una vez que el 737 Max volvió al servicio.

En total, la empresa ha registrado pérdidas operativas de US$ 31.900 millones desde el inicio de la inmovilización en 2019.

Pero informó de un mes récord de pedidos en diciembre, coronando lo que había sido uno de sus mejores años en términos de ventas de aviones comerciales. Las entregas también alcanzaron un máximo de cinco años, e incluso informó de un raro beneficio operativo básico de US$ 90 millones para el cuarto trimestre de 2023. También anunció planes para aumentar la producción del 737 Max a lo largo de 2024 con el fin de volver a una rentabilidad sostenida.

Pero cuando comunicó esos mejores resultados para 2023, ya se había producido el incidente a bordo del vuelo de Alaska Air, echando por tierra las esperanzas de que estaba a punto de dejar atrás sus problemas financieros.

Aunque la NTSB no ha determinado de quién es específicamente la culpa del accidente, una investigación preliminar ha descubierto que el avión salió de una fábrica de Boeing sin los cuatro pernos necesarios para mantener el tapón de la puerta en su sitio.

The-CNN-Wire
™ & © 2024 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Lo más visto

'Shrek 5' llegará en julio de 2026 con sus grandes estrellas a bordo,
Ni música ni cortes de pelo al estilo occidental: Un informe de la ONU detalla la vida en Afganistán bajo la moral del Talibán,
China evalúa si la Unión Europea está poniendo "barreras comerciales", en medio de una intensificación de las tensiones,
El "cometa del siglo" pasará cerca de la Tierra: qué es y cuándo será visible,
Así fue mi experiencia con Apo Whang-Od Oggay, la tatuadora de mayor edad del mundo,