Denunciantes de Harvey Weinstein quieren un nuevo juicio tras anulación de condena por violación y agresión

(CNN) — Cuando el productor de Hollywood Harvey Weinstein fue declarado culpable de dos delitos sexuales en febrero de 2020, la condena fue aclamada como un momento histórico en el movimiento #MeToo.

Ahora, más de cuatro años después, el fallo de la Corte de Apelaciones de Nueva York que anula esa condena sacude a las comunidades de sobrevivientes de agresiones sexuales, en particular a las más de 100 mujeres que han acusado a Weinstein de agresión y acoso.

«Esto de hoy es un acto de traición institucional», dijo la actriz y activista Ashley Judd, que fue una de las primeras mujeres en acusar públicamente a Weinstein de acoso sexual, en un acto de la ONU por la seguridad en el lugar de trabajo. «Nuestras instituciones traicionan a las sobrevivientes de la violencia sexual masculina».

Tribunal de apelaciones de Nueva York anula la condena de Harvey Weinstein por delitos sexuales

Las denunciantes que hablaron con CNN el jueves coincidieron con la frustración de Judd por la decisión del tribunal de apelaciones. Algunas expresaron su gratitud por el hecho de que Weinstein fuera condenado y sentenciado a una larga pena de prisión en un tribunal de Los Ángeles por cargos similares.

«Este es un día muy triste para innumerables mujeres que sufrieron a manos de un depredador en serie», dijo Jennifer Siebel Newsom, la esposa del gobernador de California, Gavin Newsom, quien acusó a Weinstein de violación y testificó en el juicio de Los Ángeles.

«Harvey Weinstein es un depredador y violador en serie», afirmó. «La valentía de las mujeres que se presentaron asegura que, independientemente de lo que ocurra en Nueva York, Weinstein morirá en prisión».

Weinstein, de 72 años, ha mantenido su inocencia y ha negado cualquier actividad sexual no consentida.

Fue declarado culpable en 2020 en Nueva York de acto sexual criminal en primer grado y violación en tercer grado, y fue condenado a 23 años de prisión. Sin embargo, el tribunal estatal de apelaciones anuló esa condena el jueves y ordenó un nuevo juicio, afirmando que no se debería haber permitido el uso de testigos de «malos actos anteriores».

La Fiscalía del distrito de Manhattan dijo que planea volver a juzgar el caso. «Haremos todo lo que esté en nuestras manos para volver a juzgar este caso, y seguiremos firmes en nuestro compromiso con las sobrevivientes de agresiones sexuales», dijo la portavoz de la oficina, Emily Tuttle.

El abogado de Weinstein, Arthur Aidala, dijo que su cliente estará listo para un nuevo juicio «el primer día que entremos en esa sala».

Además, el año pasado, en un caso de Los Ángeles, Weinstein fue condenado a 16 años de prisión tras ser declarado culpable de violación y agresión sexual. Ese caso también fue apelado.

He aquí cómo han reaccionado a la decisión algunas de sus demandantes.

Harvey Weinstein, condenado a 23 años de cárcel

«Desalentador» y «profundamente injusto»

The Silence Breakers, un grupo de acusadoras de Weinstein, calificó la noticia de «desalentadora» y «profundamente injusta». El grupo dijo que cuando las sobrevivientes de agresiones sexuales rompieron su silencio en 2017, «el mundo cambió», y agregó que el fallo de Weinstein «no disminuye la validez de nuestras experiencias o nuestra verdad; es simplemente un revés».

Elizabeth Fegan, abogada que representó a varias mujeres en los casos de abuso sexual presentados contra Weinstein, incluida Siebel Newson, dijo: «Algunos pensaron que el caso de Los Ángeles era superfluo a la luz del veredicto de Nueva York, pero ahora nos damos cuenta de lo importante que era».

«Las sobrevivientes de California se metieron en la línea de fuego, sometiéndose a un enorme dolor emocional al revivir los abusos sexuales que sufrieron a manos de Weinstein», dijo Fegan. «Se mantuvieron firmes en que, independientemente del veredicto de Nueva York en apelación, los fiscales de California debían presentar cargos para garantizar que Weinstein permaneciera tras las rejas».

Ambra Battilana Gutiérrez, una activista y modelo que fue una de las primeras mujeres en acusar a Weinstein por actos indebidos, dijo que el fallo era otro ejemplo del «fracaso continuo del sistema judicial, y de los tribunales, a la hora de tomar en serio a las sobrevivientes y proteger nuestros intereses». Dijo que ella y otras sobrevivientes esperan que el fiscal del distrito de Manhattan, Alvin Bragg, «persiga a Weinstein ahora».

Harvey Weinstein es condenado por 3 de los 7 cargos en un juicio por abuso sexual

En 2015, Gutiérrez presentó una denuncia por abuso sexual ante el Departamento de Policía de Nueva York contra Weinstein, afirmando que la manoseó durante una reunión. Al día siguiente, la División de Víctimas Especiales de la Policía de Nueva York le pidió que llevara un dispositivo de grabación y volviera a hablar con él, y en la grabación, Weinstein hizo comentarios potencialmente incriminatorios a Gutiérrez, disculpándose por haberle tocado los senos.

A pesar de la grabación, los fiscales neoyorquinos alegaron falta de pruebas en el caso y se negaron a procesarlo. Más tarde, Gutiérrez llegó a un acuerdo con Weinstein no revelado.

Dawn Dunning, que declaró como testigo de «malos actos anteriores» en el juicio de Weinstein en Nueva York, dijo que estaba «estupefacta de que el tribunal anulara la condena de Weinstein por tecnicismos legales». Aún así, dijo estar orgullosa de haber testificado y «enfrentado a ese violador convicto».

«Preparar el juicio me llevó dos años de mi vida. Tuve que revivir el trauma de la agresión todos los días. Pero desde la sentencia de hoy, la gente me ha preguntado si me arrepiento de haber testificado», dijo Dunning. «Y mi respuesta es un rotundo: ‘No'».

«Di la cara para apoyar a otras mujeres que también sufrieron abusos sexuales por parte de Weinstein y para asegurarme de que rindiera cuentas. No tenía nada que ganar y mucho que perder en términos de pérdida de intimidad y el trauma que supone enfrentarse a un agresor ante un tribunal. Soy una persona más fuerte por haberlo hecho, y sé que otras mujeres encontraron fuerza y valor porque yo y otras sobrevivientes de Weinstein nos enfrentamos a él públicamente. La cultura ha cambiado, y estoy segura de que no hay vuelta atrás», afirmó.

La actriz Caitlin Dulany, que acusó a Weinstein de agredirla durante el Festival de Cannes en 1996, pidió una reforma del sistema judicial.

«Estoy profundamente entristecida y absolutamente devastada por la sentencia de hoy», dijo Dulany a CNN. «Hay tantas de nosotras que vivimos en silencio con nuestras historias durante años, por miedo a las represalias y con la creencia de que no podíamos buscar y conseguir justicia. Lo que Harvey Weinstein nos hizo afectó a nuestras vidas y carreras de formas de las que nunca nos recuperaremos. Lo que ha ocurrido hoy es una parodia de la justicia, pero no me sorprende. El sistema judicial necesita una profunda reforma. Este es un terrible revés para las sobrevivientes de todo el mundo que tienen el valor de contar sus historias de abusos».

Sarah Ann Masse, actriz y fundadora de la organización Hire Survivors Hollywood, dijo a CNN:

«Independientemente de la sentencia de hoy, la verdad de lo que hizo Harvey Weinstein nunca estuvo en duda. Mucho antes de los juicios, mucho antes de que se rompiera el silencio en la prensa, mucho antes de que esto fuera noticia internacional, quienes sufrimos sus abusos sabíamos que este hombre era un depredador sexual. Las posteriores sentencias judiciales sirvieron como una forma de justicia, una afirmación de que se nos creía, y un paso hacia la impugnación de las creencias sociales que se asientan sobre los cimientos de la cultura de la violación y la culpabilización de las víctimas».

Masse, que apareció en la película de Universal «She Said» que narraba la historia de las periodistas que dieron a conocer las demoledoras acusaciones contra Weinstein, añadió: «Por favor, sepan que nada de la decisión de hoy implica o afirma que Weinstein sea inocente».

Jessica Barth, actriz y activista que fundó la organización Voices in Action, dijo que la decisión era un paso atrás.
«La decisión de anular la condena de Harvey Weinstein es un trágico paso atrás en la lucha por la justicia y la rendición de cuentas de las víctimas de violencia sexual y sienta un peligroso precedente en relación con los casos de agresión sexual», dijo. «Las pruebas de malos actos anteriores para demostrar un patrón de conducta se permiten a menudo en los casos penales y deberían permitirse absolutamente en los casos de agresión sexual».

Abogados de las denunciantes critican la sentencia

Las abogadas Debra S. Katz y Lisa Banks, que representaron a Dunning, también pidieron a Bragg que volviera a juzgar el caso para «asegurar que Weinstein reciba el castigo que se merece».

Miriam «Mimi» Haley, cuyo testimonio constituyó el cargo de acto sexual criminal en primer grado, «consideraría testificar de nuevo» en un potencial nuevo juicio, dijo su abogada Gloria Allred en un comunicado.

«Aunque el proceso de testificar fue agotador y retraumatizante para Mimi, ella me reafirmó hoy que consideraría testificar de nuevo si el fiscal del distrito (de Manhattan) Alvin Bragg decidiera proceder con un nuevo juicio contra Harvey Weinstein», dijo Allred. «Felicito a Mimi por su valentía y su voluntad de seguir defendiendo la verdad».

Años antes de que Weinstein fuera juzgado, Anita Hill se convirtió en una figura nacional cuando acusó a Clarence Thomas de acoso sexual, testificando contra él durante su audiencia de confirmación de la Corte Suprema en 1991.

Harvey Weinstein y un veredicto histórico para el movimiento #MeToo

En la actualidad, Hill es la presidenta de la Comisión de Hollywood, que llevó a cabo una encuesta en toda la industria del entretenimiento sobre el acoso sexual y otros comportamientos inapropiados.

En reacción a la anulación de la condena de Weinstein, Hill declaró: «Hemos visto que no se avanza en la resolución de los desequilibrios de poder que permiten que se produzcan abusos y que las agresiones sexuales siguen siendo un problema generalizado. Muchos sobrevivientes no recurren a la justicia porque creen que no se hará nada. La decisión de hoy subraya la urgente necesidad de cambios sistémicos en nuestras instituciones, y redobla nuestro compromiso con los sobrevivientes para impulsar las políticas y los sistemas que garanticen la rendición de cuentas y propicien lugares de trabajo libres del comportamiento que impulsa la necesidad de estos sistemas en primer lugar».

— Gloria Pazmino, Jean Casarez y Eric Levenson de CNN contribuyeron con este reportaje.

The-CNN-Wire
™ & © 2024 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Lo más visto

Israel y Hamas están más cerca de un posible acuerdo para un cese del fuego y liberación de rehenes, dice una fuente israelí,
“Cuando me desperté, tenía una visión de la gente en el techo”, dice a CNN un pasajero del vuelo de Air Europa afectado por fuerte turbulencia,
Biden reconoce en privado que los próximos días son claves para poder salvar su candidatura a la reelección,
Emiten advertencia de huracán para algunas zonas de la Península de Yucatán, en México,
Entrevista con Alex Fernández: el más virtuoso de los Fernández,