Un activista transexual de Hong Kong obtiene un nuevo documento de identidad masculino tras años de batalla legal

(CNN) — Para muchos de nosotros, un documento de identidad es un pequeño trozo de plástico metido en la cartera en el que rara vez pensamos mucho.

Pero para el activista transexual de Hong Kong Henry Tse su documento de identidad fue algo que dominó su mundo durante los últimos siete años, fue el centro de una larga batalla judicial y de una lucha por el reconocimiento que finalmente concluyó esta semana.

Este lunes, Tse recogió por fin un nuevo documento de identidad que registraba su género como masculino en la oficina de inmigración de Hong Kong.

«Esta tarjeta en mi mano significa mucho para mí y para otros que por fin pueden obtener su nuevo documento de identidad», dijo a los periodistas y fotógrafos congregados en el exterior.

Vestido con una camisa de rayas rosas y azules sobre una camiseta blanca —los colores de la bandera transgénero— declaró: «Por fin llega la auténtica solución a todas las vergüenzas y problemas cotidianos causados por un documento de identidad incompatible».

La batalla legal de Tse es sintomática de una tendencia más amplia en muchos lugares de Asia Oriental, donde los activistas LGBTQ se ven obligados a buscar el cambio a través de los tribunales contra gobiernos a menudo conservadores, incluso cuando las encuestas públicas muestran una creciente aceptación de una mayor igualdad, especialmente entre las generaciones más jóvenes.

¿En qué países es legal el matrimonio homosexual? ¿Dónde fue legal primero?

El activista de 33 años, que tiene pasaporte británico y hongkonés, se identifica como hombre y ha vivido como tal durante años. Su pasaporte británico le identifica como varón, pero las autoridades de Hong Kong se negaron a hacer ese cambio para el documento de identidad de la ciudad, obligatorio para todos los residentes.

La tarjeta es esencial para todo, desde presentar la declaración de la renta y abrir una cuenta bancaria, hasta reservar una cancha de tenis o una cita con el médico.

Durante años, las autoridades hongkonesas insistieron en que no se podía registrar un cambio de género a menos que el solicitante se hubiera sometido a una operación quirúrgica completa de confirmación de género que, según las normas de la ciudad, implicaba la extirpación o reconstrucción de sus genitales.

Los grupos de defensa de los derechos de los transexuales sostienen desde hace tiempo que la cirugía es una elección individual y solo una parte de la transición de una persona. No todas las personas transgénero deciden operarse, pueden permitírselo o están lo suficientemente sanas como para someterse a estos procedimientos que, como cualquier cirugía, pueden conllevar riesgos.

Así que en 2017, Tse emprendió acciones legales contra el gobierno de Hong Kong, que luchó contra el caso hasta el final.

El Tribunal de Última Instancia de Hong Kong acabó fallando a favor de Tse en febrero del año pasado. Pero las autoridades tardaron más de un año en modificar su política para cumplir la sentencia, de ahí la larga espera antes de que Tse pudiera finalmente recuperar su nuevo documento de identidad.

«Cuando emprendí acciones legales, no esperaba que el caso durara seis años y otros 14 meses hasta que pudiera obtener mi documento de identidad», declaró Tse a CNN.

Incluso con el nuevo marco legal presentado por el gobierno de Hong Kong, a los solicitantes transgénero de mujer a hombre solo se les exige someterse a una cirugía superior (la extirpación de los senos). Sin embargo, los solicitantes de transexualidad de hombre a mujer deben someterse a una operación completa de confirmación de género.

El Departamento de Inmigración de Hong Kong dijo que tenía que «considerar y estudiar detenidamente» la sentencia judicial, ya que el proceso de elaboración de políticas, que implica opiniones jurídicas y médicas, es «complejo».

Desde la sentencia, el departamento declaró haber recibido 108 solicitudes de cambio de sexo. Alrededor de un tercio de ellas han sido aprobadas, mientras que el resto se están tramitando, según declaró a CNN.

Taiwán legaliza el matrimonio homosexual, un fallo histórico que lo convierte en el primer lugar asiático en aprobar esta ley

Una batalla por la igualdad

Tse afirmó que su vida seguía siendo difícil mientras esperaba a que el gobierno tomara medidas en relación con la orden judicial.

Contó que estuvo a punto de perder un vuelo porque el personal de la aerolínea no estaba de acuerdo con el sexo que figuraba en su antiguo documento de identidad y que fue detenido por funcionarios de inmigración chinos cuando cruzaba la frontera con China continental.

«Todavía estaba muy angustiado y me sentía tratado como un prisionero», dijo.

A finales de marzo, presentó otra demanda acusando al gobierno de «retraso injustificado». Dos semanas después, el gobierno anunció la nueva política.

Los activistas LGBTQ de Hong Kong llevan mucho tiempo cuestionándose por qué tienen que seguir luchando en los tribunales para conseguir el reconocimiento y la igualdad, pero no por ello han dejado de cosechar éxitos.

Esto contrasta fuertemente con los derechos LGBTQ en China continental, donde la comunidad se ha visto sometida a una mayor presión y escrutinio durante el liderazgo de Xi Jinping.

En septiembre del año pasado, el máximo tribunal de Hong Kong dictó la sentencia de mayor alcance hasta la fecha, ordenando al gobierno que estableciera un nuevo marco para reconocer legalmente los derechos de las parejas del mismo sexo, a pesar de no avalar el matrimonio completo.

El gobierno aún no ha anunciado un plan concreto para aplicar la sentencia del tribunal.

Taiwán se convirtió en el primer lugar de Asia en legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo en 2019, dos años después de que su Tribunal Constitucional dictaminara que las restricciones eran inconstitucionales.

El año pasado, el máximo tribunal de Japón falló en contra del requisito del gobierno de que las personas transgénero debían esterilizarse antes de cambiar de género.

Mientras tanto, un tribunal superior de Japón dictaminó en marzo de este año que la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo en el país era inconstitucional, según Reuters, en un caso que continuará en los tribunales.

Para Tse, su batalla por la igualdad al menos ha concluido.

«Lo que es normal para cualquier otro hombre se ha convertido por fin en normal para mí», afirmó.

The-CNN-Wire
™ & © 2024 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Lo más visto

Entrevista con Alex Fernández: el más virtuoso de los Fernández,
ANÁLISIS | El contraste de la noche del debate con el que Biden espera ganar las elecciones de 2024,
Así es el árbol genealógico de la casa Targaryen en "House of the Dragon" y "Game of Thrones",
Tras la sentencia, Julian Assange no puede regresar a EE.UU. sin permiso,
La desnutrición se extiende por Gaza y los niños mueren de hambre en brazos de sus padres,