Conclusiones del día 11 del juicio a Donald Trump por pagos de dinero por silencio: Hope Hicks sube al estrado

(CNN) — La exsecretaria de prensa de la campaña de Donald Trump y directora de comunicaciones de la Casa Blanca, Hope Hicks, subió al estrado este viernes, sentada a unos metros de su exjefe, mientras describía las repercusiones de la cinta «Access Hollywood» y la respuesta de la Casa Blanca de Trump a las historias sobre los pagos de dinero por silencio.

Hicks estaba visiblemente nerviosa y evitó el contacto visual con Trump mientras respondía a las preguntas de los fiscales durante más de dos horas. Cuando los fiscales terminaron con sus preguntas y el abogado de Trump subió al estrado, Hicks comenzó a llorar y parecía abrumada; terminó su testimonio después de una breve pausa.

A través del testimonio de Hicks, los fiscales mostraron a los miembros del jurado la transcripción de la infame cinta «Access Hollywood» que trastornó la campaña de Trump y, según la Fiscalía de Manhattan, alimentó la preocupación de Trump por mantener callada a Stormy Daniels en los días previos a las elecciones de noviembre de 2016.

¿Quién es Hope Hicks, la antigua asesora de Trump que testificará en el caso del pago de dinero por silencio en Nueva York?

Un nuevo testigo subirá al estrado cuando el tribunal se reanude el lunes, junto con los asesores de la Casa Blanca de Trump, los empleados de la Organización Trump, Daniels y Michael Cohen todos siguen pendientes de ser llamados por los fiscales.

Estas son las conclusiones del undécimo día del juicio de Trump:

Hicks describe la ‘crisis’ de la cinta y la negación sobre Daniels

Tras subir al estrado, Hicks parecía visiblemente incómoda y así lo reconoció rápidamente cuando comenzó a responder a las preguntas.

«Estoy muy nerviosa», dijo, acomodándose a sí misma y al micrófono que tenía delante.

Trump tenía a menudo el ceño fruncido, mirando de vez en cuando a Hicks y pasando notas con sus abogados mientras observaba el proceso en el televisor. Hicks, por su parte, miraba casi siempre al ayudante del fiscal Matthew Colangelo y al jurado, no a la mesa del acusado.

Gran parte del testimonio de Hicks se centró en su papel en la campaña de Trump en octubre de 2016, justo antes de la jornada electoral. Los fiscales le preguntaron qué pasó cuando salió a la luz la cinta «Access Hollywood».

«La cinta fue perjudicial. Fue una crisis», dijo Hicks.

Las secuelas de la cinta luego influyeron en cómo respondió la campaña cuando The Wall Street Journal informó sobre el acuerdo de Karen McDougal con American Media, Inc. para no hablar sobre una supuesta aventura a cambio de US$ 150.000 como parte de un acuerdo

En el reportaje de The Wall Street Journal, en el que también se mencionaba a Daniels, Hicks, entonces portavoz de la campaña de Trump, negó que Trump hubiera tenido aventuras con ninguna de las dos mujeres.

Hicks fue preguntada sobre sus conversaciones con Trump, así como con Michael Cohen, cuando los periodistas se dirigieron a ella para pedirle un comentario.

«Lo que le dije al Wall Street Journal es lo que me dijeron a mí», dijo Hicks sobre el desmentido que dio sobre las acusaciones de Daniels.

Al interrogar a Hicks, el abogado de Trump Emil Bove obtuvo el testimonio de que Trump también estaba preocupado por lo que pensaría su esposa. Trump pidió que los periódicos no fueran entregados en su residencia el día que se publicó la historia, testificó Hicks.

«No creo que quisiera que nadie de su familia se sintiera herido o avergonzado por nada de lo que estaba ocurriendo en la campaña. Quería que estuvieran orgullosos de él», dijo Hicks.

Los miembros del jurado escuchan la respuesta de Trump a la cinta «Access Hollywood»

Los miembros del jurado vieron una transcripción completa de la grabación de «Access Hollywood» el viernes, incluyendo el infame comentario de Trump «grab ‘em by the p*ssy», así como otro lenguaje vulgar que la campaña trató de descartar como «charla de vestidor». (Sin embargo, no escucharon a Trump en la cinta, ya que el juez dictaminó que el video podría ser perjudicial para el jurado).

El 7 de octubre de 2016, Hicks explicó al jurado el caos que reinaba en la campaña de Trump en respuesta al reportaje del diario The Washington Post. Hicks se enteró de la existencia de la cinta cuando el periodista le envió un correo electrónico para pedirle comentarios para su artículo de ese día.

«Estaba preocupada», declaró Hicks sobre lo que pensó. «Me preocupaba el contenido del correo electrónico. Me preocupaba la falta de tiempo para responder. Me preocupaba que tuviéramos una transcripción sin cinta. Había muchas cosas en juego».

Hicks reenvió el correo electrónico que incluía una transcripción del audio a varios miembros del equipo de campaña de Trump, incluida Kellyanne Conway.

«FLAGGING», escribió Hicks en el correo electrónico, con dos notas: «1) Necesito escuchar la cinta, para estar segura. 2) Negar, negar, negar».

«La estrategia número dos iba a ser un poco más difícil», dijo Hicks, soltando una risita en el estrado.

Hicks recordó que le habló a Trump de la cinta con varios otros altos cargos como Steve Bannon, Kellyanne Conway, Jared Kushner y Jason Miller en la Torre Trump cuando se conoció la historia.

«Él dijo que eso no sonaba como algo que él diría», testificó Hicks, señalando que Trump pidió ver la cinta real. Sin embargo, una vez que Trump vio la cinta, se enfadó.

Hicks dijo que «en ese momento» no le preocupó el impacto que esto tendría en las votantes femeninas, pero dijo que se le pasó por la cabeza quizá unas horas más tarde o al día siguiente.

«Él no quería ofender a nadie», dijo Hicks sobre Trump. «Creo que sintió que era algo bastante estándar para dos tipos charlando entre ellos».

Cómo llegamos hasta aquí: cronología del caso de pagos por silencio de Donald Trump y Stormy Daniels

Los fiscales se acercan cada vez más al crimen

Durante dos semanas, los fiscales han profundizado en las negociaciones que llevaron a los pagos de dinero por silencio realizados a McDougal y Daniels antes de las elecciones de 2016.

Pero esos pagos no son ilegales por sí mismos. Trump está acusado de 34 cargos de falsificación de registros comerciales derivados de cómo presuntamente ocultó el reembolso de Cohen por el pago de US$ 130.000 a Daniels para mantenerla callada antes de las elecciones de 2016.

Con el testimonio de Hicks, los fiscales se acercaron más al reembolso y a los supuestos cargos.

Hicks fue interrogada sobre la respuesta dentro de la Casa Blanca cuando surgieron historias sobre el pago de Cohen a Daniels en 2018 y Cohen inicialmente afirmó que había hecho el pago sin el conocimiento de Trump.

Hicks dijo que no tenía conocimiento directo de los pagos o reembolsos por el dinero de silencio. Pero preparó el escenario para futuros testigos que comenzarán a detallar esa parte de la historia a los miembros del jurado.

Continúan los ataques contra Michael Cohen

El equipo legal de Trump continuó el viernes su embate durante todo el juicio contra la credibilidad de Michael Cohen, yendo a por todo, desde la forma en que manejaba sus teléfonos móviles hasta cómo se volvía «descarriado» durante la campaña de 2016.

Durante el contrainterrogatorio, los abogados de Trump pidieron a Hicks que confirmara que Cohen no estaba al tanto de la estrategia de campaña e hizo cosas que no estaban autorizadas por la campaña.

«Le gustaba llamarse a sí mismo arreglador, o ‘Mr. Fix it’ y fue solo porque primero lo rompió que luego fue capaz de arreglarlo», dijo Hicks, riendo.

El equipo de Trump también utilizó su contrainterrogatorio del experto forense digital, Douglas Daus, que examinó los teléfonos móviles de Cohen para poner en duda la credibilidad del exabogado de Trump.

Antes de que comenzara el juicio, el equipo de Trump intentó citar al empleado de la fiscalía del distrito de Manhattan que fue responsable de los teléfonos durante el lapso de cuatro días entre que se obtuvo el teléfono y cuando se llevó al departamento de Daus.

Los abogados de Trump indicaron en la carta que querían «desafiar la integridad de las pruebas que el fiscal del distrito de Nueva York (DANY) tratará de ofrecer de los teléfonos de Cohen, para su uso en el contrainterrogatorio de Cohen» y «en relación con el sesgo y la hostilidad hacia el presidente Trump para atacar la falta de integridad de la investigación de la fiscalía».

Daus, que introdujo una grabación clave de septiembre de 2016 de Trump y Cohen que estaba en el teléfono de Cohen, aceptó que no sabía lo que Cohen había hecho con su teléfono cuando se había sincronizado con una computadora portátil en 2017 y se había encendido y utilizado en 2020.

Los fiscales buscaron rebatir este ángulo de la defensa en la corte.

«¿Vio alguna evidencia de alteración o manipulación en cualquiera de los datos que sacó relacionados con la grabación que está en evidencia?», preguntó el fiscal Chris Conroy.

«No», testificó Daus.

El juez recuerda a Trump que la orden de silencio no significa que no pueda declarar

Trump sigue arremetiendo contra la orden de silencio dictada por Merchan, que impide al acusado hablar sobre posibles testigos y sobre la mayoría de personas del tribunal o de la fiscalía de Nueva York o relacionadas con ellos. (El propio juez y el fiscal de Manhattan Alvin Bragg no están cubiertos).

Trump ha dado a entender en repetidas ocasiones que la orden de silencio es mucho más amplia de lo que es, escribió Daniel Dale, verificador de hechos de CNN. Por ejemplo, Trump afirmó en un mitin de campaña el miércoles en Michigan que «ni siquiera se supone que debo, yo diría, hablar con ustedes, porque él me tiene amordazado», aunque la orden de silencio en realidad no dice nada que le impida hacer un discurso de campaña.

Multan a Trump con U$S 9.000 por violar orden de silencio en su juicio penal y juez amenaza con encarcelamiento si se repite

También ha dicho anteriormente que le impediría subir al estrado. Pero aunque Trump reconoció a los periodistas el viernes por la mañana que la orden de silencio no afecta a su capacidad para testificar si decidiera hacerlo, el juez le dejó en claro que no había duda.

«La orden que restringe las declaraciones extrajudiciales no le impide testificar de ninguna manera», dijo Merchan en el tribunal el viernes. «No le prohíbe subir al estrado y no limita ni minimiza lo que puede decir».

Trump pagó la multa de US$ 9.000 que se le impuso por quebrantar previamente la orden de silencio, mediante dos cheques al portador.

Merchan, sin embargo, no se pronunció sobre las presuntas violaciones adicionales de la orden de silencio presentadas contra Trump.

The-CNN-Wire
™ & © 2024 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Lo más visto

Israel y Hamas están más cerca de un posible acuerdo para un cese del fuego y liberación de rehenes, dice una fuente israelí,
“Cuando me desperté, tenía una visión de la gente en el techo”, dice a CNN un pasajero del vuelo de Air Europa afectado por fuerte turbulencia,
Biden reconoce en privado que los próximos días son claves para poder salvar su candidatura a la reelección,
Emiten advertencia de huracán para algunas zonas de la Península de Yucatán, en México,
Entrevista con Alex Fernández: el más virtuoso de los Fernández,