Cómo ver el primer vuelo tripulado de la tan esperada nave espacial Starliner de Boeing

(CNN) — El programa de vuelos espaciales de Boeing puede alcanzar un hito importante este lunes por la noche con el lanzamiento de su nave espacial Starliner, que llevará a dos astronautas de la NASA a la órbita.

La misión, denominada Prueba de Vuelo de Tripulación, está programada para despegar este lunes a las 10:34 p.m. ET desde la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral en Florida.

La cobertura en vivo del evento se transmitirá en los canales de la NASA a partir de las 6:30 p.m. ET de este lunes, según la agencia espacial.

El evento lleva una década preparándose, debido a los esfuerzos de Boeing para desarrollar una nave espacial digna de transportar astronautas hacia y desde la Estación Espacial Internacional bajo el Programa de Tripulación Comercial de la NASA.

Los retrasos en el desarrollo, los problemas de los vuelos de prueba y otros costosos contratiempos ralentizaron el camino de Starliner hacia la plataforma de lanzamiento. Mientras tanto, el rival de Boeing en el programa de tripulación comercial de la NASA, SpaceX, se convirtió en el proveedor de transporte de referencia para los astronautas de la agencia espacial.

Boeing logra despegue de Starliner, su cohete para llevar astronautas a la Estación Espacial Internacional

Ahora, la NASA y Boeing finalmente consideraron que la nave espacial Starliner está lista para su prueba definitiva: permitir a los astronautas probar el vehículo en el espacio exterior.

Los astronautas veteranos de la NASA Suni Williams y Butch Wilmore estarán a bordo de la misión de este lunes, y viajarán en el Starliner a la Estación Espacial Internacional para una estadía de una semana.

A lo largo de su vuelo, Wilmore y Williams realizarán una serie de pruebas, incluida la toma breve de los controles de la nave espacial autónoma y la evaluación de cómo funciona el vehículo para los astronautas.

Un vuelo sin problemas podría ser una victoria para el programa de vuelos espaciales de Boeing y para la compañía en general, que tenido inconvenientes con su división de aviones comerciales.

Esto es lo que debes saber sobre el viaje de Starliner antes de su histórico vuelo de prueba tripulado.

El componente humano

Los funcionarios de Boeing trataron de dejar claro que Starliner opera de forma separada del sector de la compañía responsable de los aviones comerciales. Y el principal interés del equipo Starliner es garantizar una misión de prueba sin problemas y la seguridad de la tripulación, según Mark Nappi, vicepresidente y director del programa Starliner de Boeing.

“Tenemos humanos volando en este vehículo. Siempre nos lo tomamos muy en serio”, dijo Nappi durante una conferencia de prensa la semana pasada. «Pasé mi carrera en este negocio y siempre estuve en lo más alto de la lista».

Los astronautas de la NASA Suni Williams, izquierda, y Butch Wilmore posan para una fotografía después de llegar al sitio de lanzamiento de Starliner en Florida el 25 de abril de 2024. Crédito: Terry Renna/AP.

Los dos astronautas de Starliner esperaron años hasta que se considerara que la nave espacial estaba lista para transportar tripulación. Después de que varios astronautas entraran y salieran de asignaciones en la prueba de vuelo de la tripulación de Starliner, Wilmore recibió su designación en 2020. La NASA trasladó a Williams a este vuelo en 2022 después de asignarla inicialmente en 2018 a una misión Starliner posterior.

SpaceX lanza con éxito Starship pero pierde luego el contacto con el gigantesco cohete

«Hemos tenido un par de fechas de lanzamiento y hemos dicho: ‘Está bien, estamos listos para comenzar'», dijo Williams en una conferencia de prensa el miércoles. “Pero ahora son como, diablos, cinco días. De hecho, finalmente es real, y tengo que pellizcarme un poco para entender que, en realidad, vamos a hacerlo”.

En una conferencia de prensa el mes pasado, Steve Stich, director del Programa de Tripulación Comercial de la NASA, dijo que la NASA exigía que Boeing y SpaceX alcanzaran un cierto umbral con respecto al riesgo de que la misión resultara en la muerte de astronautas: 1 entre 270.

«Boeing supera esa cifra con una pérdida de tripulación de 1 entre 295», dijo.

El camino difícil de Starliner

Boeing recibió un contrato de la NASA para construir Starliner en 2014, al mismo tiempo que la agencia espacial seleccionó a SpaceX para construir su cápsula Crew Dragon.

La NASA otorgó a las compañías acuerdos por un valor combinado de hasta US$ 6.800 millones, con la esperanza de que Boeing y SpaceX tuvieran sus cápsulas listas para volar tan pronto como 2017.

Esa expectativa no se cumplió.

SpaceX tardó más de lo planeado y realizó el lanzamiento inaugural de astronautas de su cápsula Crew Dragon en el verano de 2020. Desde entonces, completó 13 misiones en órbita para astronautas de la NASA y clientes de pago.

Pero Boeing, a pesar de que los funcionarios de la NASA inicialmente creyeron que el Starliner estaría listo antes que el Crew Dragon de SpaceX, enfrentó años de retrasos, contratiempos y gastos adicionales que le costaron a la compañía más de US$ 1.000 millones, según registros financieros públicos.

En particular, la primera misión de prueba de Starliner, realizada sin tripulación a finales de 2019, estuvo plagada de errores. El vehículo falló en órbita, un síntoma de problemas de software que incluyeron un error de codificación que apagó 11 horas un reloj interno.

Una segunda prueba de vuelo sin tripulación en 2022 descubrió problemas de software adicionales y con algunos de los propulsores del vehículo.

Esos inconvenientes retrasaron el vuelo inaugural con tripulación hasta 2023. Pero luego surgió una nueva serie de problemas: los paracaídas de la nave espacial tenían algunos componentes que eran más débiles de lo esperado y se descubrió que la cinta adhesiva en el vehículo era inflamable.

El cohete Falcon 9 de SpaceX aterrizó en una plataforma no tripulada en el océano Pacífico tras su último lanzamiento

Luego, Boeing tuvo que quitar más de una 1.600 metros de esa cinta y completar pruebas adicionales de los paracaídas.

Finalmente, después de una década de desarrollo, la NASA y Boeing autorizaron el vehículo para transportar astronautas.

«No todo será perfecto»

Williams y Wilmore adoptaron un enfoque moderado al responder preguntas sobre los problemas de desarrollo de la nave espacial Starliner.

“Entiendo cuando dices ‘revés’”, dijo Wilmore durante la reciente conferencia de prensa. “Pero, sinceramente, con todo el descubrimiento (así lo llamaríamos) que tuvimos, fueron pasos adelante. No fue un revés, fue seguir adelante», dijo. “Y nuestras familias vivieron eso con nosotros”.

Williams añadió que está preparada para emprender la misión de este lunes con la expectativa de que puedan surgir pequeños problemas.

“Siempre encontramos cosas y las encontraremos continuamente”, comentó el miércoles. “No todo será perfecto mientras volemos la nave espacial. Y ese es realmente nuestro objetivo. Llegamos a un punto, todos nosotros, el gran equipo, llegamos a un punto en el que nos sentimos muy seguros y cómodos con la forma en que vuela esta nave espacial, y tenemos procedimientos de respaldo en caso de que los necesitemos”.

«Estamos aquí», dijo Williams, «porque estamos listos».

The-CNN-Wire
™ & © 2024 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Lo más visto

Israel y Hamas están más cerca de un posible acuerdo para un cese del fuego y liberación de rehenes, dice una fuente israelí,
“Cuando me desperté, tenía una visión de la gente en el techo”, dice a CNN un pasajero del vuelo de Air Europa afectado por fuerte turbulencia,
Biden reconoce en privado que los próximos días son claves para poder salvar su candidatura a la reelección,
Emiten advertencia de huracán para algunas zonas de la Península de Yucatán, en México,
Entrevista con Alex Fernández: el más virtuoso de los Fernández,