Una lata de pintura. Matrículas robadas. Mensajes extraños. Cómo el FBI construyó un caso contra un hombre acusado de secuestrar a su esposa

(CNN) — Alrededor de las 21:30 p.m. del 2 de febrero, un hombre con un casco entró en el edificio de departamentos de Ana María Knezevich Henao, en un barrio exclusivo de Madrid. Henao, que estaba de vacaciones en España procedente del sur de Florida, se encontraba en el edificio en ese momento y planeaba un viaje a Barcelona con sus amigos dentro de tres días.

Una cámara de vigilancia captó al hombre cerrando la cerradura del edificio con cinta adhesiva para impedir el acceso. Miró directamente a la cámara mientras pintaba con spray el objetivo, oscureciéndolo parcialmente. Tras una hora en el edificio, salió del ascensor con una maleta.

Cronología del caso Ana María Knezevich Henao, la estadounidense nacida en Colombia reportada desaparecida en España

Poco después se denunció la desaparición de Henao, y nadie la ha visto desde entonces. Esta semana, el FBI anunció la detención del misterioso hombre que entró en su departamento de Madrid aquella noche: su marido, del que estaba separada.

David Knezevich, de 36 años, fue detenido el sábado en el aeropuerto internacional de Miami por su presunta implicación en el secuestro de la joven, el último de un misterio internacional en el que están implicadas fuerzas del orden de dos continentes.

Una lata de pintura en aerosol, imágenes de cámaras de seguridad, matrículas robadas y registros de vehículos de alquiler ayudaron a relacionarlo con el delito, según una denuncia penal obtenida por CNN. También lo hicieron sus mensajes a una mujer que había conocido en una aplicación de citas y una búsqueda en Google realizada por la madre de la mujer.

El abogado de Knezevich, Kenneth Padowitz, dijo a CNN en febrero que su cliente es inocente y «nunca ha estado en España». Padowitz declinó hacer comentarios el miércoles tras la detención de Knezevich.

Detienen en Florida al esposo de Ana María Knezevich Henao, la mujer estadounidense nacida en Colombia dada por desaparecida en España, según el FBI

La pareja tenía propiedades en Florida pero se había separado

Knezevich y Henao vivían en Florida, donde los registros muestran que poseen varias propiedades en Fort Lauderdale. También figuran como CEO y director de proyectos de EOX Technology Solutions Inc, que ofrece soporte informático a empresas del sur de Florida. CNN se puso en contacto con la empresa esta semana, pero no obtuvo respuesta inmediata.

La pareja planeaba divorciarse en medio de una separación que fue polémica porque Knezevich no quería dividir equitativamente los bienes conyugales, dicen los documentos judiciales.

Pero el abogado de Knezevich dijo a CNN en febrero que su separación era amistosa, «con anticipación de un divorcio».

Henao, de 40 años, tomó un vuelo de Miami a España el día después de Navidad, según consta en los registros judiciales. En el momento de su desaparición, seis semanas después, su marido estaba en su Serbia natal y no tenía nada que ver con ella, dijo Padowitz en febrero.

Knezevich había hablado con la policía española, facilitado los datos de su tarjeta de crédito y otra información y estaba cooperando en la investigación, dijo entonces la abogada. Padowitz tiene su domicilio en Florida.

Sin embargo, según los registros federales, Knezevich voló de Miami a Turquía en enero y luego fue a Belgrado, Serbia, donde alquiló un pequeño Peugeot el 29 de enero.

El propietario de la agencia de alquiler de coches dijo a los investigadores que, cuando devolvió el coche a mediados de marzo, alguien había tintado los cristales y añadido un nuevo marco a la matrícula, y que había recorrido casi 8.000 kilómetros, según la denuncia penal.

Las cámaras de las cabinas de peaje captaron imágenes del mismo modelo de Peugeot, con los cristales tintados, cerca de Madrid a última hora de la noche y la madrugada del 2 al 3 de febrero. Tenía matrículas que habían sido robadas a otro vehículo en la calle de Madrid donde vivía Henao, según la denuncia.

Un cartel muestra a Ana María Knezevich Henao, de 40 años, desaparecida en Madrid en febrero. Crédito: Manu Fernández/AP

El portavoz del FBI James Marshall declinó responder preguntas esta semana, citando una investigación en curso.

«Agradecemos la atención del público a nuestro caso y seguimos animando a quienes tengan información, aunque no estén seguros de su valor, a que la aporten», dijo Marshall. «Para preservar la integridad y las capacidades de la investigación, no puedo compartir detalles del proceso en curso».

Su amiga recibió mensajes desconcertantes desde su teléfono

Henao fue vista por última vez en cámara entrando en su edificio del lujoso barrio de Salamanca de Madrid la tarde del 2 de febrero.

A las nueve y veintisiete de esa noche, los registros muestran que el hombre del casco entró en el edificio y manipuló la cámara de vigilancia. Tenía «características físicas» parecidas a las de su marido, según los documentos judiciales.

Henao, ciudadana estadounidense originaria de Colombia, estaba en constante comunicación con sus seres queridos mientras se encontraba en el extranjero. Estaba planeando un viaje a Barcelona con sus amigos el 5 de febrero, dijo su hermano a CNN, lo que hizo más preocupante su repentina falta de contacto.

Dos días antes del viaje, su amiga Sanna Rameau recibió un desconcertante mensaje de WhatsApp de Henao en el que le indicaba que se iba unos días con un hombre que acababa de conocer.

El mensaje, visto por CNN, decía: «¡¡¡Conocí a una persona muy chévere!!! Tiene una casa de recreo a unas dos horas de Madrid. Ahora nos vamos y pasaré unos días allí, aunque apenas hay señal. Te marco cuando vuelva».

El hombre había abordado a Henao en la calle un día antes mientras ella daba un paseo, decía el mensaje, añadiendo: «Una conexión increíble. Como nunca antes había tenido».

La entrada del departamento de Ana María Knezevich Henao en Madrid. Crédito: CNN

Rameau dijo que había hablado con Henao por teléfono horas antes de que desapareciera y que ella no había mencionado haber quedado con un hombre.

La preocupación aumentó cuando Henao no llegó a una estación de tren de Madrid para el viaje como tenía previsto.

Los bomberos españoles entraron en su departamento para comprobar su estado y no la encontraron por ninguna parte, según los documentos judiciales. También faltaban su teléfono, su laptop y sus cargadores.

Ahora los funcionarios federales afirman que los mensajes de texto enviados desde su teléfono procedían en realidad de su marido. Y fueron escritos con la ayuda de otra mujer colombiana que Knezevich había conocido en una aplicación de citas meses antes, según los documentos judiciales.

El 3 de febrero, el día después de que Henao fuera vista con vida por última vez, Knezevich envió a la mujer varias frases en inglés para que las tradujera al «perfecto colombiano», según la denuncia penal. Le dijo que era para un amigo de Serbia que estaba escribiendo un guión con un personaje colombiano.

El mensaje que envió a la colombiana no identificada para que lo tradujera fue el mismo que se envió desde el teléfono de Henao diciendo que había conocido a un nuevo chico, según los documentos judiciales.

Los investigadores también identificaron otras pistas

Los investigadores de ambos lados del Atlántico buscaron pistas sobre lo ocurrido a la mujer desaparecida y sobre quién entró en su edificio aquel día, y quién podría haberla secuestrado.

Entonces todo empezó a encajar. Los investigadores españoles identificaron la marca de pintura en aerosol utilizada para manipular la cámara y descubrieron que un minorista de Madrid había vendido la misma pintura, junto con dos rollos de cinta adhesiva, a un hombre que se parecía a Knezevich el mismo día en que Henao fue vista por última vez, según la denuncia penal.

Y en un giro del destino, la mujer que Knezevich conoció en una aplicación de citas habló a su madre en Bogotá de su nuevo pretendiente, lo que llevó a otra revelación.

La madre de la mujer buscó su nombre en Google y vio noticias sobre la desaparición de su esposa. Avisó a su hija, que se dio cuenta de que el mensaje de texto atribuido a Henao antes de desaparecer coincidía exactamente con el mensaje que ella había ayudado a Knezevich a redactar, según los documentos judiciales.

La próxima audiencia de Knezevich está prevista para el viernes. Pero queda una pregunta clave: ¿qué pasó con su mujer?

— Pau Mosquera, Denise Royal y Carlos Suárez de CNN contribuyeron con este reportaje.

The-CNN-Wire
™ & © 2024 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Lo más visto

'Shrek 5' llegará en julio de 2026 con sus grandes estrellas a bordo,
Ni música ni cortes de pelo al estilo occidental: Un informe de la ONU detalla la vida en Afganistán bajo la moral del Talibán,
China evalúa si la Unión Europea está poniendo "barreras comerciales", en medio de una intensificación de las tensiones,
El "cometa del siglo" pasará cerca de la Tierra: qué es y cuándo será visible,
Así fue mi experiencia con Apo Whang-Od Oggay, la tatuadora de mayor edad del mundo,