Por qué las tensiones entre Israel y Hezbollah podrían agravarse ahora

(CNN) — Israel y el grupo islamista libanés Hezbollah, respaldado por Irán, están intensificando los ataques transfronterizos tras meses de combates de baja intensidad, lo que ha llevado al ejército israelí a advertir esta semana de que está preparado para lanzar un ataque a gran escala en su frontera norte.

Tras más de ocho meses de fuego cruzado entre ambas partes, los expertos afirman que Israel considera que no puede seguir ignorando su frente norte, ni retrasar la adopción de medidas en él.

Parece más probable que se desate una guerra, aunque ambas partes no lo deseen, según los analistas.

Esto es lo que sabemos:

¿Por qué luchan Israel y Hezbollah?

El Líbano e Israel están oficialmente en guerra desde hace décadas. Israel lanzó una devastadora invasión del Líbano en 1982, enviando tanques hasta la capital, Beirut, tras sufrir un ataque de combatientes palestinos en el país.

Lo que debes saber de Hezbollah, el poderoso grupo apoyado por Irán en la frontera con Israel

Después ocupó el sur del Líbano durante 22 años, hasta que Hezbollah lo expulsó en 2000. En el Líbano, Hezbollah se considera oficialmente un grupo de «resistencia» encargado de enfrentarse a Israel, que Beirut clasifica como Estado enemigo. Gran parte del mundo occidental considera a Hezbollah una organización terrorista.

Desde entonces, ambos bandos han intercambiado disparos esporádicamente, pero las tensiones estallaron en 2006, cuando Israel entró en guerra en el sur del Líbano después de que Hezbollah secuestrara a dos soldados israelíes. En aquel conflicto murieron más de 1.000 libaneses, en su mayoría civiles, así como 49 civiles y 121 soldados israelíes.

Dos años después, Hezbollah devolvió los restos de los soldados secuestrados a cambio de la liberación de prisioneros libaneses y palestinos en cárceles israelíes, así como de los cadáveres de combatientes que Israel tenía retenidos.

Vehículos blindados de transporte de efectivos de israelíes cerca de una mezquita en las afueras de Beirut, la capital libanesa, el 16 de junio de 1982. Crédito: Rina Castelnuovo/AP

Las últimas hostilidades entre Israel y Hezbollah comenzaron después de que Hamas dirigiera un ataque contra Israel el 7 de octubre en el que murieron 1.200 personas y 250 fueron secuestradas, según las autoridades israelíes. Eso llevó a Israel a entrar en guerra con Hamas en Gaza, durante la cual ha arrasado gran parte del territorio y ha matado a más de 36.000 palestinos. Hezbollah ha declarado que su actual ronda de combates con Israel es para apoyar a los palestinos de Gaza.

La capacidad militar del grupo libanés ha aumentado desde 2006, cuando dependía en gran medida de los imprecisos cohetes Katyusha de la era soviética. En la actualidad, el líder de Hezbollah, Hassan Nasrallah, afirma que su grupo cuenta con más de 100.000 combatientes y reservistas. También se cree que el grupo posee 150.000 cohetes que podrían abrumar las defensas de Israel si estallara una guerra total.

Estados Unidos y otros 16 países cuyos ciudadanos fueron tomados como rehenes instan a Hamas e Israel a «cerrar el trato»

¿Por qué se han recrudecido las tensiones?

El conflicto entre Israel y Hezbollah se ha ido intensificando gradualmente desde el 8 de octubre, según Heiko Wimmen, director de proyectos para Iraq, Siria y Líbano del International Crisis Group, un grupo de reflexión con sede en Bruselas. Se trata de una «escalada a cámara lenta» que «va en aumento», afirmó.

Pero ambas partes se han acercado más a la guerra en los últimos tiempos a medida que los enfrentamientos a través de la frontera han crecido en número y escala. «Es evidente que se está produciendo una escalada», afirmó Wimmen, sobre todo por el número de muertos a ambos lados de la frontera y por el tipo de armamento que Hezbollah ha desplegado.

ANÁLISIS | Los ataques de Israel e Irán transforman la geopolítica de Medio Oriente

El miércoles, un reservista israelí murió en un ataque de Hezbollah contra un pueblo del norte de Israel, lo que eleva a 19 el número total de soldados muertos en el lado israelí.

Israel y Hezbollah también han atacado mucho más profundamente en el territorio del otro que al principio de la guerra, cuando los combates se limitaban a un radio aproximado de 4 kilómetros de la frontera a cada lado.

Hezbollah ha disparado 35 kilómetros hacia Israel, mientras que Israel ha atacado zonas del Líbano situadas a más de 120 kilómetros al norte.

Los ataques transfronterizos desde el Líbano provocaron esta semana grandes incendios en la región septentrional de Israel, que Israel atribuyó a disparos de cohetes desde el sur del Líbano, donde Hezbollah dijo haber lanzado un «enjambre de drones» contra instalaciones militares israelíes.

Hezbollah dijo este miércoles que había atacado el sistema de defensa israelí Domo de Hierro en el pueblo norteño de Ramot Naftali, utilizando un misil guiado. El portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel, el teniente coronel Peter Lerner, dijo en una sesión informativa el jueves: «No puedo confirmarlo en este momento. No puedo confirmar que esto haya ocurrido».

Amal Saad, profesor de la Universidad de Cardiff y experto en Hezbollah, dijo que la escalada del grupo «es un marcado alejamiento de las anteriores llamaradas que se han producido desde el 8 de octubre».

«Esta etapa trasciende la mera respuesta a los ataques israelíes y el restablecimiento de la disuasión; implica la transmisión de nuevos mensajes y estrategias», escribió Saad en X.

El conflicto se ha hecho «muy visible» y «difícil de ignorar», afirmó Wimmen, del International Crisis Group, añadiendo que los funcionarios israelíes se sienten obligados a responder, o al menos a que se vea que responden, en medio de la presión para reaccionar de los ministros ultraderechistas del gobierno del primer ministro Benjamin Netanyahu.

Ronni Shaked, académico del Instituto Truman de la Universidad Hebrea de Jerusalén, declaró a CNN que el gobierno y el ejército israelíes están presionando para que se tomen medidas en el norte. «Nadie puede vivir en esta situación».

Dramático video muestra a Hezbollah lanzando cohetes desde el Líbano contra posiciones del Ejército de Israel

¿Qué dicen ambas partes?

La retórica ha sido encendida por ambas partes, pero los expertos dicen que ninguna de ellas quiere un conflicto en toda regla.

Netanyahu advirtió en diciembre que Beirut se convertiría en Gaza si Hezbollah decidía iniciar una guerra total.

Pero el ministro de Finanzas, Bezalel Smotrich, echó esta semana agua fría sobre la perspectiva de una guerra más amplia, afirmando que las FDI no están interesadas en ampliar la guerra para eliminar a Hezbollah. Los militares «nos están diciendo ahora mismo que no quieren… lanzar un ataque en el norte, combatir y derrotar a Hezbollah, y abrumarlo y crear una zona de seguridad».

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, asiste a la ceremonia de colocación de una corona de flores con motivo del Día de la Memoria del Holocausto en la Sala de la Memoria de Yad Vashem, el Centro Mundial de la Memoria del Holocausto, en Jerusalén, el 6 de mayo. Crédito: Amir Cohen/Reuters

Durante su visita el miércoles a la ciudad septentrional de Kiryat Shmona, cerca de la frontera libanesa, Netanyahu dijo que Israel estaba preparado para una «acción muy intensa» en el norte.

«Quien piense que pueden hacernos daño y que nos quedaremos de brazos cruzados está cometiendo un gran error», dijo el primer ministro. «De un modo u otro, restableceremos la seguridad en el norte».

Naim Qassem, segundo al mando de Hezbollah, declaró el martes a Al Yazira que el grupo había considerado que las recientes amenazas de Israel no eran serias.

«En cualquier caso, hemos decidido no ampliar la batalla y no queremos una guerra total. Pero si se nos impone, estamos preparados y no retrocederemos», declaró Qassem, añadiendo que Hezbollah pondrá fin a sus ataques contra Israel cuando cese la guerra en Gaza.

¿Es probable una guerra total?

Los expertos afirman que, aunque ambas partes no decidan desencadenar una guerra total, sus acciones de escalada pueden desencadenarla inadvertidamente.

Wimmen, del International Crisis Group, afirma que es poco probable que Israel y Hezbollah tomen una decisión consciente de iniciar una guerra. Sin embargo, cuanto más intenso sea el conflicto, cuanto más se adentre cada parte en el territorio de la otra y cuanto más pesadas sean las armas utilizadas, más probable es que «algo salga mal», afirmó.

Netanyahu está sometido a una intensa presión por parte de la oposición y de los miembros de su coalición para que actúe en el norte, sobre todo teniendo en cuenta que tantos israelíes se han visto desplazados de la zona.

Un bombero israelí apaga las llamas en un campo después de que cohetes lanzados desde el sur del Líbano cayeran en las afueras de Kiryat Shmona el martes. Crédito: Jack Guez/AFP/Getty Images

Más de 53.000 israelíes se han visto obligados a abandonar sus hogares en el norte, según las FDI. En el Líbano, más de 94.000 personas se han visto desplazadas de zonas y pueblos cercanos a la frontera con Israel desde que comenzó el conflicto, según cifras publicadas el martes por el Ministerio de Salud Pública libanés.

«Hay que quemar y destruir todos los bastiones de Hezbollah. Guerra!», declaró esta semana el ministro israelí de Seguridad Nacional, el ultraderechista Itamar Ben Gvir.

El líder de la oposición, Yair Lapid, también criticó al gobierno: «El norte arde en llamas y la disuasión israelí arde con él.

«El gobierno no tiene ningún plan para el día después en Gaza, ningún plan para devolver a los residentes al norte, ninguna gestión, ninguna estrategia. Un gobierno de abandono total», dijo Lapid en X.

Estados Unidos ha advertido contra la escalada, preocupado por la posibilidad de que se descontrole. El portavoz del Departamento de Estado, Matthew Miller, dijo el miércoles que Estados Unidos está «increíblemente preocupado» por el riesgo de escalada, y añadió que el gobierno de Biden mantiene conversaciones diplomáticas «para tratar de evitar que el conflicto se descontrole».

Shaked, académica del Instituto Truman, dijo que a pesar de las afirmaciones de Hezbollah de que sus ataques contra Israel son en apoyo de Gaza, es probable que la estrategia del grupo esté estrechamente coordinada con su aliado más cercano, Irán, especialmente con tanto en juego.

— Tamar Michaelis, Jonny Hallam, Mike Schwartz, Abbas Al Lawati y Jennifer Hansler de CNN contribuyeron con este reportaje.

The-CNN-Wire
™ & © 2024 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Lo más visto

'Shrek 5' llegará en julio de 2026 con sus grandes estrellas a bordo,
Ni música ni cortes de pelo al estilo occidental: Un informe de la ONU detalla la vida en Afganistán bajo la moral del Talibán,
China evalúa si la Unión Europea está poniendo "barreras comerciales", en medio de una intensificación de las tensiones,
El "cometa del siglo" pasará cerca de la Tierra: qué es y cuándo será visible,
Así fue mi experiencia con Apo Whang-Od Oggay, la tatuadora de mayor edad del mundo,