Diplomáticos extranjeros reaccionan con horror ante el pésimo desempeño del debate de Biden

(CNN) — La pésima actuación del presidente Joe Biden en el debate presidencial de CNN contra el expresidente Donald Trump resonó en todo el mundo. Diplomáticos extranjeros expresaron conmoción y preocupación, al tiempo que planteaban preguntas sobre las implicaciones de unas elecciones estadounidenses de gran trascendencia que podrían poner patas arriba el statu quo de la política exterior en caso de que Trump volviera a ser elegido.

«Difícil de ver» es como varios diplomáticos extranjeros describieron el debate de este jueves por la noche entre Biden y Trump en CNN.

El sentimiento abrumador entre más de media docena de diplomáticos de Europa, Oriente Medio y Asia con los que habló CNN fue que fue «una mala noche para Biden», como dijo un diplomático europeo.

«Es una triste realidad que Biden es viejo, y se está haciendo mayor. Lo vimos. Tuve dificultades para entender lo que decía, y entiendo bastante bien el inglés», dijo un segundo diplomático europeo.

«Trump se lo comió vivo», dijo un diplomático árabe.

«Estaba conmocionado. No podía creer lo que veía», dijo un diplomático asiático sobre la actuación de Biden.

El fracaso de Biden en el debate fue noticia de portada en toda Europa, con periódicos de izquierdas y de derechas criticando al presidente, incluso en Francia, donde este fin de semana se celebran elecciones.

La actuación del presidente en el debate también agravó las preocupaciones ya pronunciadas sobre las políticas que Trump probablemente promulgará si gana en noviembre. Este jueves, Trump volvió a mostrar sus tendencias aislacionistas y su visión escéptica de la OTAN, que a menudo alarmaron a los aliados de EE.UU. durante su primer mandato presidencial. En el debate, Trump cuestionó seguir financiando la guerra de Ucrania contra Rusia y afirmó falsamente que Estados Unidos había dado más ayuda a Ucrania que todos los demás países europeos juntos.

Trump incluso sugirió que había hablado con el presidente ruso Vladimir Putin sobre su «sueño» de invadir Ucrania. También atacó a Biden por la retirada de Afganistán y argumentó que fue la razón por la que Putin invadió Ucrania en 2022.

«Cuando Putin vio eso, dijo, sabes qué, creo que vamos a entrar y tal vez tomar mi …, este era su sueño. Hablé con él sobre su sueño. La diferencia es que él nunca habría invadido Ucrania. Nunca», dijo Trump.

Si pueden cambiar el caballo

La actuación de Biden este jueves no hizo que los diplomáticos con los que habló CNN cuestionaran su capacidad para servir como comandante en jefe en este momento, y muchos señalaron que tiene un buen equipo trabajando con él. Pero llevó a algunos a preguntarse cómo gestionará el Partido Demócrata la cuestión.

El ministro polaco de Asuntos Exteriores, Radek Sikorski, escribió en las redes sociales que Biden debería gestionar ahora con responsabilidad un plan de sucesión.

«Marco Aurelio fue un gran emperador, pero echó a perder su sucesión al pasar el mando a su irresponsable hijo Commudos (Él, el del Gladiator). Cuyo desastroso papel inició la decadencia de Roma. Es importante gestionar la propia cabalgada hacia el ocaso», escribió.

Otro diplomático polaco no se anduvo con rodeos y calificó la actuación de Biden de «horror, menudo accidente de coche».

Tras el debate, no solo los demócratas planteaban la posibilidad de sustituir a Biden en la candidatura para noviembre: los diplomáticos extranjeros también se preguntaban si los demócratas podrían recurrir a un plan B.

«Si pueden cambiar el caballo, deberían hacerlo», dijo el segundo diplomático europeo. «Si fuera posible llamar al gobernador de California y que Biden dijera: ‘Ve tú y yo me retiro’, eso sería lo correcto».

Pero, como muchos estadounidenses, los diplomáticos se despertaron este viernes sin saber qué se podía hacer.

«Se discuten muchas opciones, pero no vemos ninguna que sea evidente», dijo el primer diplomático europeo.

Algunos de ellos se están dirigiendo a contactos estadounidenses para hacerse una idea de la probabilidad de que los demócratas pasen de Biden.

«Algunos contactos estadounidenses dicen que siempre hubo un debate latente sobre la sustitución de Biden, pero dicen que ahora las dudas están a flor de piel. Hay fuego en el tejado», dijo un tercer diplomático europeo. «Me dicen que si los demócratas lo hacen, tienen que ir con Kamala (Harris), porque no pueden saltarse a una vicepresidenta negra, pero se preguntan qué hará eso a su base. Creen que aún podrían perder».

‘El problema es que no hay estrategia’

A los diplomáticos no les sorprendieron los comentarios de Trump sobre política exterior durante el debate -uno de ellos lo calificó como «la misma receta de siempre»-, pero añadieron que se sentían aún más preocupados por su falta de compromiso con Ucrania y lo que eso podría significar para la seguridad europea.

«Trump sin duda ganó esto. Su visión del mundo es problemática. Así que para aquellos que creen en un orden basado en reglas, Trump no es bueno», dijo un funcionario de la OTAN. «Las reglas significan previsibilidad, por lo que Trump significa imprevisibilidad. Podría volverse blando con Rusia: tiene predilección por llevarse bien con los hombres fuertes. También podría redoblar su apoyo a (el presidente ucraniano Volodymyr) Zelensky. El problema es que no hay estrategia, todo parece hecho por impulso».

Otros diplomáticos también observaron que los comentarios de Trump sobre la actual guerra entre Israel y Hamas probablemente lo perjudicarían entre los votantes árabes estadounidenses.

«Cuando llamó palestino a Biden, eso fue malo. Fue un insulto a los palestinos: perdió votantes árabes», dijo el diplomático árabe. «Podría haber dicho que él es el mayor partidario de Israel de múltiples otras maneras». Aun así, a pesar de que Trump reforzó cuestiones de larga data, hubo una sensación real de conmoción y preocupación por la actuación de Biden y lo que podría significar para sus posibilidades en noviembre.

Biden, ridiculizado en los medios europeos

Los medios de comunicación británicos se hicieron eco de la reacción diplomática. Con una unanimidad inusitada, el Financial Times declaró: «Los demócratas entran en pánico», y los incontenibles tabloides, famosos por sus críticas mordaces, se unieron al coro: «Joe’Matosed», declaró The Sun, el tabloide más popular de Gran Bretaña. Otro medio, el izquierdista The Guardian, se sumó: «Biden bombardeado». Los tropiezos de Biden en el escenario del debate de Atlanta tocaron una fibra sensible en todo el continente. Europa se despertó con las emisoras de radio difundiendo sus comentarios, a veces titubeantes y aparentemente confusos. Ningún país fue inmune a la preocupación por la actuación de Biden. Incluso en Francia, que se enfrenta a sus propias elecciones sorpresa este fin de semana, en las que la alianza del presidente Emmanuel Macron se enfrenta a un desafío de extrema derecha, los periódicos dedicaron tiempo a lamentar las debilidades del hombre que visitó el país hace sólo unas semanas.

El omnipresente izquierdista Le Monde declaró: «Un Biden viejo, desgastado, ausente: cómo el debate contra Trump se convirtió en un desastre». De hecho, olas de inquietud parecían ondear alrededor del Mediterráneo. Se plantearon preguntas sobre la posibilidad de que Biden se hiciera a un lado, desde el titular griego de To Vima, «Es hora de que Biden abandone la carrera», hasta los italianos Ansa y La Repubblica, que sugirieron que los demócratas están «buscando una alternativa». Pero mientras la mayoría de los medios europeos parecían conmocionados, los rusos se mostraban regocijados. La televisión estatal de Moscú, Russia 1, se mofó de la actuación de Biden en el debate.

La presentadora del programa, Olga Skabeeva, lo felicitó entre risas por no caerse, y luego lo criticó por lo que ella llamó una congelación de 20 segundos, diciendo que tenía problemas para recordar quién era y dónde estaba.

El portavoz de Putin dijo que el líder ruso no se quedó despierto hasta tarde para ver el debate y que «no está en la lista de los principales temas de la agenda (de Putin)». Sin embargo, parece razonable suponer que ahora estará al tanto, aunque solo sea a través del filtro poco amistoso de sus propios medios de comunicación.

Que la televisión rusa parodiara a Biden tan poco después del debate refleja probablemente el estado de ánimo del presidente ruso, probablemente animado porque Trump, que criticó a la OTAN, insinuó recortar la financiación para Ucrania y dijo que habría paz en Ucrania antes de fin de año.

A puerta cerrada, sin duda, los líderes europeos reflexionarán menos sobre la espuma y los aspavientos de la actuación de Biden y más sobre la sustancia de lo que escucharon. Después de todo, muchos de ellos se reunieron con Biden en la cumbre del G7 celebrada en Italia hace quince días, por lo que su fragilidad probablemente no fue una sorpresa. Ambos días, en el lujoso hotel de la espectacular región de Apulia, en el sur de Italia, Biden les hizo esperar durante media hora, llegó tarde sin motivo aparente, y aun así, a veces parecía un poco fuera de sí.

Lo último que desean la mayoría de los líderes europeos es una reedición de Trump, con un mundo mucho más peligroso que la última vez que dejó el cargo.

The-CNN-Wire
™ & © 2024 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Lo más visto

'Shrek 5' llegará en julio de 2026 con sus grandes estrellas a bordo,
Ni música ni cortes de pelo al estilo occidental: Un informe de la ONU detalla la vida en Afganistán bajo la moral del Talibán,
China evalúa si la Unión Europea está poniendo "barreras comerciales", en medio de una intensificación de las tensiones,
El "cometa del siglo" pasará cerca de la Tierra: qué es y cuándo será visible,
Así fue mi experiencia con Apo Whang-Od Oggay, la tatuadora de mayor edad del mundo,